Economía digital | Noticias | 06 SEP 2000

El miedo a la competencia, principal motor de desarrollo del comercio electrónico en una Europa digital ya madura

La actitud de los empresarios en Europa ante el comercio electrónico ha evolucionado de tal forma en los últimos tres años que ha pasado de seguir a pies juntillas la máxima "esperar y ver" a consistir en una posición mucho más activa y madura en la que la casi totalidad (97%) de las compañías europeas utilizan esta actividad de negocio de forma permanente, según los resultados de un estudio realizado por Andersen Consulting hechos públicos hoy. Esta rápida aceptación del comercio electrónico por las empresas del viejo continente se debe, según la consultora, al miedo a la competencia y a su objetivo de asegurarse una posición estratégica en el sector.
Esther Macías
Algunos aspectos señalados en el estudio como claves en esta evolución de las empresas europeas en el campo del e-commerce son la corrección del mercado y sus consiguientes fracasos.com (que según Andersen han mejorado la disciplina comercial operativa y de dirección y han permitido ver los errores de gestión en las start ups); la vuelta a ciertos valores tradicionales de gestión; la liberalización de los mercados de comunicaciones; la mayor regulación de los gobiernos de los países y de la Unión en materia de comercio electrónico y otros aspectos sociales de la Red; el cambio en la actitud de la sociedad hacia Internet; el resurgimiento de la importancia de los contenidos lingüísticos y culturales locales frente a lo global; y el desarrollo en Europa de Internet móvil que puede otorgar al continente una posición de liderazgo mundial siempre que aumente su actividad emprendedora frente a EE.UU.

Un tema significativo es que ha sido el temor a la competencia el principal aliciente de los empresarios europeos a la hora de integrar el comercio electrónico en su actividad de negocio. De hecho tres cuartas partes de las empresas europeas entrevistadas aseguran que su objetivo principal es mantener el ritmo de sus competidores o tener una posición estratégica en su sector. Asimismo creen que la competencia llegará de la mano de los líderes, empresas establecidas o de nueva creación (53%), de empresas establecidas que entran en nuevos campos (47%) y en menor medida de las start ups (28%). En este sentido un aspecto curioso es que los empresarios españoles (50%) temen más a este último tipo de empresas que los europeos.

Finalmente los resultados de la encuesta afirman que Europa, por su tradición histórica comercial, especialmente en Reino Unido y Alemania, y su avance en el sector del mcommerce (comercio electrónico a través de dispositivos inalámbricos) se encuentra en una posición privilegiada para liderar el campo del comercio electrónico a nivel mundial, siempre que adopte una actitud más emprendedora. Si no lo hace, Japón y EEUU tomarán esta posición.

El puente a Latinoamérica
En lo que se refiere a España en particular, el estudio señala la importancia del papel de nuestro país como trampolín europeo hacia Sudamérica, debido a su afinidad cultural y lingüística. Por otra parte, asegura que el comercio electrónico se está adaptando a menor velocidad que en el resto de la Unión, y su utilización se debe a una actitud más pragmática (al igual que en Reino Unido y en Italia) que estratégica (como sucede en Alemania, Francia y Suiza).

Las encuestas han sido realizadas por Andersen Consulting a 550 empresarios europeos y 60 estadounidenses en el mes de julio de este año.

www.ac.com

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios