Economía digital | Artículos | 01 JUN 2003

El Plan Nacional de Nombres de Dominio de Internet

Jorge García.
Hace tiempo que se critica la poca flexibilidad de la entidad encargada de gestionar los registros y del elevado precio que hay que pagar por mantenimiento, lo cual ha supuesto que el “.es” quedara en el olvido. La aprobación del nuevo Plan Nacional de Nombres de Dominio de Internet pretende potenciarlo.

El 26 de marzo el BOE publicaba el nuevo Plan Nacional de Nombres de Dominio de Internet, bajo el código de país correspondiente a España “.es”, mediante su aprobación a través de la Orden Ministerial CTE/662/2003 de 18 de marzo. Con este paso, el Ministerio de Ciencia y Tecnología (MCyT) ha pretendido flexibilizar las normas de registro en el dominio de primer nivel de España y así conseguir impulsar la expansión de este tipo de registros, frente al uso de dominios genéricos, como “.com”, “.org” o “.biz”. Las previsiones del Ministerio auguran el registro de 45.000 nuevos “.es” en un año, es decir, el nuevo Plan conseguiría doblar el número de registros existentes.
El objetivo es seguir la tendencia internacional de adaptarse a las necesidades actuales del mercado, así como de incentivar el desarrollo de los servicios de Internet y comercio electrónico en nuestro país. De igual modo, Josep Piqué, Ministro de Ciencia y Tecnología, ha dado luz verde a este proyecto ante la creciente demanda de solicitudes existente en la actualidad. De hecho, la peticiones del dominio “.es” han pasado de 20.000 dominios en el año 2000 a duplicarse en dos años y medio.

Puntos clave
Entre los puntos por los que se caracteriza el nuevo Plan de Dominios, está la posibilidad de registrar nombres de dominio “.es” para páginas web a personas físicas, profesionales, entidades con o sin personalidad jurídica constituidas según la legislación española y organizaciones internacionales vinculadas con España, debidamente inscritas en el Registro Mercantil. También podrán hacerlo los órganos Constitucionales, las Administraciones Públicas, los Departamentos Ministeriales y las Consejerías de Comunidades Autónomas, así como las embajadas y consulados extranjeros acreditados y las organizaciones internacionales a las pertenezca nuestro país.
De todos los grupos mencionados, es el de las personas físicas el que alcanza especial relevancia, puesto que anteriormente no tenían opción a conseguir el registro. Precisamente, el pasado 28 de abril se inició este proceso por el que cualquier ciudadano puede optar a tener un dominio con sus propios datos. Para solicitar un dominio no hay más que rellenar un formulario online en la página www.nic.es y solicitar su posterior alta. El precio de cada dominio es de 72,12 euros.
Otro de los puntos fuertes ha sido la creación de cinco subdominios nuevos de tercer nivel, que estarán disponibles de forma gradual y con los siguiente indicativos: “.com.es” para fines comerciales, “.nom.es” para páginas personales, “.org.es” para entidades sin ánimo de lucro, Organizaciones no Gubernamentales o iniciativas sociales, “.gob.es” para iniciativas públicas y “.edu.es” para instituciones y contenidos educativos.
Uno de los aspectos más controvertidos es el de las tasas. La Orden del 18 de marzo hace referencia a una revisión y actualización con precios “muy competitivos para los nuevos dominios de tercer nivel” y una sustancial rebaja en los demás, pero no se determina el plazo para llevarlo a cabo.
Por último, encontramos la figura del Agente Registrador. El objetivo del Ministerio al incluir esta figura es la de hacer de intermediario en los procedimientos relacionados con el registro de nombres de dominio. De este modo, contribuirá a agilizar las labores de registro y ofrecerá servicios de valor añadido a los usuarios, como asesoramiento y tramitación de solicitudes.

Plazos de la norma
La puesta en funcionamiento del nuevo Plan Nacional de Nombres de Dominio de Internet se realizará de forma escalonada, a través de una introducción progresiva de las fases a seguir.
De forma inmediata, es decir, desde el día siguiente a su publicación en el BOE, comenzaron a aplicarse los registros “.es” que identifican regiones o municipios españoles, pertenecientes a las Administraciones Públicas Territoriales españolas.
Posteriormente, Red.es, el organismo público adscrito al MCyT y responsable de asignar la gestión de registro de nombres en España, se encargará de anunciar la concesión y utilización de los nuevos subdominios a través de distintas fases. Este periodo de adaptación servirá para que los actuales titulares de nombres, marcas y organismos públicos puedan registrarse bajo las indicaciones que recoge el Plan. Así pueden proteger sus nombres, registrados con anterioridad a la nueva norma, antes de que se abra al público el nuevo modelo de registro.
El periodo de asignación será en tiempo real, siempre y cuando el nombre esté disponible, en el caso de los espacios “.com.es”, “.nom.es” y “.org.es”. Los otros dos dominios, “.gob.es” y “.edu.es” tendrán que cumplir una serie de requisitos antes de adjudicar su registro, aunque la solicitud se aprobará al instante si certifican que los solicitantes son instituciones públicas o educativas.

Pasos previos
El Plan Nacional de Nombres de Dominio de Internet, aprobado en marzo, ha supuesto una iniciativa para mode

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios