Economía digital | Artículos | 01 NOV 2000

e-Marketplace: se alquilan expertos

Carolina Miyata.
Si por diversos motivos su empresa necesita urgentemente servicios profesionales –desde traducciones hasta consultoría de e-business– o, si por el contrario, está dispuesto a formar parte de comunidades online de freelance motivados en el desarrollo de proyectos especializados ha llegado la hora de recurrir a sites dedicados a unir y gestionar satisfactoriamente ambas demandas. El e-marketplace del conocimiento con mayúsculas está llamado a ser uno de los B2B con más futuro.

El e-Marketplace viene a definir espacios de intercambio online entre oferta y demanda de clientes y proveedores en un sector determinado. Tres causas básicas lideran un nuevo segmento en auge: las fórmulas avanzadas de subastas de bienes cada vez más intangibles, una carencia creciente de expertos y profesionales –especialmente la aplicación de tecnologías e Internet– y la evolución de empresas intermediarias hacia la gestión de relaciones suministrador/cliente han motivado e-marketplace de conocimiento.

Más allá de buscadores de empleo
El proceso es muy sencillo. Dos áreas claramente diferenciadas entre demandantes de servicios profesionales y oferentes de conocimiento. Los proyectos son promocionados online según una categorización establecida –en línea con la estrategia más o menos especializada de los servicios del propio site–. Necesidades, tiempos de desarrollo y precio son parámetros básicos que determinan el tipo de ofertas presentadas por la comunidad de expertos asociada al sitio web. Comienza entonces la selección por parte de los clientes mediante consulta de los diferentes curriculum de los profesionales, de tal modo que la elección final se ajuste a los requerimientos de la empresa (gran cuenta, start-up o pyme) solicitante.
Es en este momento donde este tipo de e-marketplace alcanza su valor fundamental: la gestión y asesoramiento diario hacia ambas partes implicadas resulta ser la clave para el éxito de proyecto. Una vez finalizado, con cliente y experto satisfechos, el proyecto es aceptado para su posterior facturación. La gestión intermediaria, superando con creces el mero punto de encuentro o información online que pueden suponer los sites dedicados a búsqueda de empleo, por ejemplo, se traduce en comisión sobre el presupuesto de los servicios que varían desde un 10 a un 25%, según la dificultad en la localización y realización de dichos proyectos por equipos especializados.

Hacia la especialización
De hecho, la especialización comienza a ser un hecho desde el mismo momento en que lugares míticos dedicados por ejemplo, al empleo como Monster.com (con su reciente versión española Monster.es), habilitan espacios dedicados a lo que la cultura americana denomina “talento”. El área Talent Market de Monster.com supone integrar las amplitud de las búsquedas de resultados que tanto éxito han otorgado a Monster. Así, es posible obtener información navegando a partir de una organización por proyectos expuestos y subastas (proyectos cuya adjudicación a profesionales ya se ha iniciado).
Mientras, los sites dedicados a “subastas de expertos” continúan especializándose en varias tendencias. Por un lado, la atención, servicios y seguimiento al cliente (entendido como empresa pequeña o media, start-up y gran cuenta) define un tipo de site que tiene entre sus pretensiones ofrecer la mayor cantidad de servicios integrados, todo bajo el paraguas de su marca. Outsourcing, al fin y al cabo.
Por otra parte, las comunidades de expertos es otra área en la cual se centran algunas de estas iniciativas. Modelos normalmente heredados de negocios para búsqueda de empleo, se trata de establecer un espacio de espacios avanzados para profesionales con un alto nivel de cualificación. Así, los sistemas desarrollados para la medición y control de la calidad de su conocimiento son avanzados, ya que, una vez superadas dichas pruebas, el experto entre en una comunidad de comunicación, retroalimentación y adjudicación de proyectos de alto nivel.
Entre los sites enfocados inicialmente hacia el área de expertos destacan Guru.com –cuyos datos oficiales indican 19.000 proyectos realizados y una comunidad de 200.000 profesionales freelance–, Exp.com, Freelance.com o Expertcity.com.
Al final, el mercado determinará cual de ambas tendencias se asienta en mayor grado, aunque ya exista una tendencia híbrida emergente que pretende centrarse en el seguimiento del desarrollo de proyectos hacia el éxito. De modo que, el éxito del proyecto se traduzca en satisfacción del cliente y del profesional/es correspondientes.
Las temáticas de los proyectos, actualmente, agrupan tres áreas: tecnología, negocios electrónicos y proyectos de diseño.

Gestión total
Recientemente, uno de los sites más reputados en cuanto a este tipo de e-marketplace es SmarterWork, cuya versión hispana ha sido lanzada el pasado mes de septiembre. Especializada en servicios de Internet, márketing y creativos, secretariado, diseño web, investigación, redacción, desarrollo de software, consultoría, fiscales, jurídicos o traducciones, la pretensión de esta versión para el mercado español, latinoamericano e hispano en EE.UU. es llegar a los 300 proyectos gestionados para final de año.
Según su directora general, Lola García, la ventaja cualitativa que aporta es un seguimiento pormenorizado de los trabajos. “Gracias al sistema de garantía total de calidad en tres pasos, calidad de expertos, atención al cliente y pagos (realizados a través de Fortis Bank en el mismo mes), intentamos asegurar el éxito de desarrollo del proyecto. Sólo en caso de estar satisfechas las necesidades del cliente, se da por válido”. Este sistema es apoyado por los llamados directores de categorías, profesionales especializados que otorgan la gestión “humana” en el asesoramiento y seguimiento diario para el éxito de los trabajos. El cliente target es, según García, “tanto pymes como start-ups y grandes empresas que, por falta de tiempo, recursos, bajo pr

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios