Economía digital | Artículos | 01 MAY 2005

¿Existe realmente el fenómeno Google “SANDBOX”?

Desde mediados del 2004 existían teorías de todo tipo que especulaban acerca de la existencia de lo que vino a llamarse “SAND BOX EFFECT” de Google. Aunque yo era escéptica ante esos rumores de resultados extraños, unos meses después, no sólo yo misma he podido comprobar que algo está pasando, lo que ha acabado por darle credibilidad a esta teoría -leí en una columna que aproximadamente el 75% de webmasters y SEO están seguros que existe este fenómeno del Sandbox- sino que me ha obligado a comprender este negocio de manera distinta. Los cambios que realiza Google siempre han tenido lógicas repercusiones en el sector de los servicios de posicionamiento, pero si fuera cierto que estamos ante un efecto deliberado, el “Sand Box” nos obligaría además a educar al cliente de una forma distinta respecto las expectativas de sus acciones en los buscadores.

¿Por qué os hablo ahora de esto? Porque parece práctica habitual para muchas empresas el realizar previsiones de inversiones en promoción online a principios de año, posiblemente buscadores, y pienso que es conveniente que se tomen estas decisiones con suficiente conocimiento de la realidad del sector.
El Sandbox effect se ha definido como el fenómeno de la no aparición de determinadas webs en los resultados de Google. Desde aproximadamente Mayo del 2004 hemos podido probar como los dominios nuevos no han podido conseguir posiciones buenas en el ranking, ni tan sólo aparecer en la última página de resultados, sin una relación directa con la optimización o no de las páginas o competitividad o no de las palabras clave.
Tal y como nosotros lo hemos vivido, una web completamente nueva, con buenos contenidos y a la que se le aplican técnicas SEO no penalizadas aparece rápidamente en los resultados pocos días después de su inclusión en el índice e incluso en buenas posiciones. Al cabo de un par de semanas, desaparece de los resultados, permanece en una especie de “limbo”, y todavía no somos capaces de encontrar un patrón de tiempo que permita asegurar cuando el web regresará a los resultados (unos seis meses de media). La misma web, en cambio, puede aparecer en buenas posiciones en Yahoo sin ningún problema en pocas semanas desde su lanzamiento.
El “Sandbox Effect” podríamos definirlo como una especie de cuarentena o filtro sobre los dominios nuevos que, o bien le otorga poco peso a las variables de éstos, lo que impide su aparición en los resultados, o bien le otorga mucho peso a la variable antigüedad o a la antigüedad de los enlaces. ¿Podría ser que Google espere un tiempo prudencial para tener en cuenta los enlaces hacia un web y de esta manera desanimar a aquellos que intentan manipular los resultados mediante compra o manipulación de enlaces – múltiples dominios, páginas falsas, granjas de links, etc.- para los dominios nuevos? ¿Sería por lo tanto diferente el valor de PageRank que nos muestra en la barra del valor que Google incorporaría realmente en su algoritmo?
Básicamente se barajan 3 razones distintas que podrían explicar el porqué Google ha puesto el “Sandbox” a trabajar:

1- Hay que poner medidas para esquivar la multitud de prácticas fraudulentas para manipular los resultados, que se han convertido en masivas. Mientras se trabaja en un algoritmo nuevo que las pudiera detectar y neutralizar, se “congelarían” las incorporaciones de nuevos dominios, por entender que una proporción muy importante de estos dominios se compran para intentar realizar acciones SEO.
Si este es el verdadero motor de todos estos cambios, podríamos aceptarlo en el buen entendimiento de que a medio plazo los usuarios (o sea todos) nos beneficiaríamos de unos mejores resultados.

2- Existirían problemas técnicos con su hardware que sería incapaz de manejar correctamente ese volumen de nuevas páginas que surgen cada día. Esta teoría nos habla de que se mantendrían 2 bases de datos. La de antes de Marzo 2004 y la de después del 2004 que iría incorporando nuevas entradas a la BBDD vieja a medida que se vaya limpiando ésta.

3- Google ha destinado sus recursos de programación a otras líneas de negocio que eran muy suculentas de cara a su salida a Bolsa porque incrementaban los ingresos como Adsense o Adwords y se ha dormido en la mejora de su algoritmo de indexación por lo que no quiere incorporar nuevas webs hasta que no lo tenga optimizado para detectar prácticas abusivas.
Los que hemos sido unos fanáticos defensores de Google como instrumento para localizar información actualizada no podemos sino esperar que sea una situación de tránsito a una depuración real de los resultados que los limpie de tanta página irrelevante y sin contenido de calidad que aparece en posiciones privilegiadas. No puedo creerme que todo esto responda a una estrategia de negocio, menos aún cuando MSN acaba de lanzar su propio servicio de búsqueda http://search.msn.com y cuando el buscador de Yahoo www.yahoo.com es ya una buena opción como resultados obtenidos por rastreo de robot.
¿Qué me decís de esto? www.google.com/search?hl=en&lr=&q=google+sandbox&btnG=Search ¿No os parece por lo menos un poco sospechoso?
Mientras esperamos que las cosas vuelvan a tener una cierta lógica, no cabe duda que debemos seguir trabajando por el posicionamiento en

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios