Economía digital | Artículos | 01 MAR 1999

Físicos

La naturaleza de la naturaleza
Piedad Bullón.

Los físicos son los científicos que antes y con más fundamento que otros profesionales incorporaron el uso de Internet a su trabajo diario . De hecho, la WWW nació en un laboratorio europeo, el CERN, donde trabajaba Tim Berners-Lee, en 1990 . La razón puede estar en que esta disciplina, como ninguna otra, depende de la tecnología para avanzar . Contrastar, preguntar y compartir experiencias son tareas consustanciales a toda investigación; en la física, los ordenadores e Internet después han aportado un salto cualitativo que, quizá por evidente, nos resulta difícil comprender .

Primero fue el cálculo masivo, hoy lo que podríamos llamar la investigación a distancia . Esta última tendencia, que no moda, se está introduciendo en aquellas parcelas de la investigación física cuyos proyectos requieren grandes inversiones de capital, tanto económico como humano . Joaquín Sánchez joaquin@ciemat . es, jefe de Diagnósticos y Tecnologia de Plasma en el CIEMAT ( Centro de Investigaciones Energéticas, Mediambientales y Tecnológicas ) trabaja en el laboratorio de Fusión por Confinamiento Magnético . Allí, en un proyecto compartido con Euratom, investiga el fenómeno del plasma a altas temperaturas para conseguir, por fusión nuclear, una nueva fuente de energía . Mientras que en la fisión —fundamento de las centrales nucleares— el combustible es muy activo y se frena, en la fusión nuclear el combustible es inerte: para conseguir que entre en reacción hay que calentarlo a temperaturas altísimas . Además, es muy exquisito: en cuanto algo falla, se apaga . La grandez de la fusión reside en que es segura y no contaminante; su miseria, en que su obtención resulta muy cara . Lo cierto es que la energía nuclear por fisión es hoy una realidad muy controvertida, mientras la fusión es cosa del futuro .

“Aunque en España es incipiente ya se está implantando la modalidad de hacer operaciones remotas ambientadas, de manera que los científicos en sus terminales no sólo ven los datos de un experimento, sino que tienen acceso a imágenes y sonidos de la sala donde se está produciendo el ensayo” . Desde luego, este apoyo tecnológico a través de la red, unido a la videoconferencia, permite un seguimiento de los proyectos que, en este campo como en otros de alto coste, implican a muchos países y personas . “Aunque en nuestro país este modo de trabajar no está muy introducido, no hay duda de que es la tendencia . Otra posibilidad que nos brinda Internet es la de acceder a nuestros propios datos a través de los navegadores disponibles, con lo que el problema de las diferentes plataformas informáticas se ha solucionado; en este aspecto, el uso de la Red ha sido clave” .

Sin tanto despliegue y con una imagen más discreta que la investigación aplicada, los proyectos de física teórica parecen estar, al menos en España, desasistidos . Por esto, el uso de una tecnología asequible, como es Internet, ha permitido un avance que Mariano Baig, baig@ijae . es profesor de Física Teórica en la Universidad Autónoma de Barcelona, califica como decisivo . “Hay una gran cantidad de actividades que antes no eran posibles, por la modestia de nuestros medios, al menos en el campo de la física teórica, que no recibe subvenciones ni contratos internacionales . Nuestra especialidad siempre ha estado relegada si la comparamos con la física aplicada; esta es una polémica muy vieja” .

Añade Baig: “Tal vez el fenómeno está actualmente acentuado por la propia dinámica tecnológica; todo va muy rápido, pero a la investigación elemental no le va la rapidez . Un desarrollo tecnológico se puede prever, pero en la física teórica avanzamos un poco a ciegas . No hay que olvidar, no obstante, que el desarrollo teórico y el tecnológico van unidos, se alimentan recíprocamente . Ahora mismo, la tecnología esté primando por encima de la ciencia” .

No obstante, la informática no es la panacea para los investigadores, en su opinión . “La mayoría de los programas informáticos que salen al mercado no están depurados, lo que para nosotros es un desastre, porque necesitamos una estabilidad que no pueden ofrecernos . Muchas investigaciones las hacemos por simulación, que requiere muchas horas de ordenador . Un error, por mínimo que sea, da al traste con meses de trabajo” .

Matizando estos puntos de vista, Manuel Rico Sarompas rico@malika . iem . csic . es, investigador del CSIC en el Instituto de Estructura de la Materia, distingue entre el uso de Internet y el avance que ha supuesto para la física el acceso a los grandes ordenadores y al cálculo masivo, que posibilitan la simulación de procesos físicos que no pueden realizarse experimentalmente . “Internet —dijo a esta revista—acelera el proceso de investigación, en tanto nos permite conocer qué está haciendo un físico de nuestro campo en cualquier parte del mundo, lo que antes era más difícil por tener que acudir a referencias bibliográficas, un proceso necesariamente lento” .

En cuanto al contraste de ideas, Manuel Rico no está tan seguro de que sea tanto como se presume: “hay una cierta reluctancia a usar la Red por parte de los científicos de más edad, que sin duda tienen mucho que aportar . Por el contrario, la gente joven es más esclava del ordenador, e incluso le dedica más tiempo del necesario, en detrimento de las horas de mesa o de laboratorio, fundamentales en física como en otros campos cientificos . La verdad es que Internet no sustituye el trabajo de investigación en sí, es una herramienta más de trabajo” .

El correo electrónico es vital

En este contexto de alta valoración de la tecnología, puede parecer paradójico que sea el correo electrónico la aplicación que los físicos nombran en primer lugar cuando se les pide decantarse por una de ellas . Puede ser menos sofisticada que otros recursos “virtuales” que fascinan a los internautas, pero para los físicos

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios