Economía digital | Noticias | 02 ABR 2002

GFT presenta el sello digital StampIt

GFT Iberia ha presentado en España el sello digital, un sistema que desde hace seis meses utiliza el operador de correo alemán Deutsche Post y que cuenta ya con 7.000 empresas como usuarias. La tecnología de franqueo mediante PC, que consta de un código de barras bidimensional, está a disposición de otras organizaciones postales europeas a través de GFT.
Toñi Herrero
El sello digital se adquiere a través de Internet al operador postal. “Un sistema de pago a través de Internet permite diversas modalidades según el tipo de contrato. Y el usuario puede ir recargando una vez se agote la cantidad inicial, cantidad mínima que el operador alemán ha fijado en 30 euros.”, explica Jaume Puig, responsable del sector logístico de GFT. Una vez conformado el pedido, el sistema lleva a cabo la generación de los sellos, es decir, imprime los códigos de barras bidimensionales correspondientes. Estos códigos, además el valor del sello, incluyen los datos del remitente y del destinatario. Después de ser depositada en el buzón, el operador postal escanea la carta con el sello digital y comprueba su integridad. La aplicación desarrollada por GFT se integra con herramientas del paquete Office de Microsoft y además permite acceder a las libretas de direcciones de aplicaciones como Outlook o Exchange. El coste de desarrollo del proyecto ha sido de más de 10 millones de euros.

A prueba de falsificaciones
El sello electrónico de GFT aparece en el momento en que Forrester predice que los beneficios de los servicios de logística en línea crecerán en 133.000 millones de euros en 2005. En cuanto a las ventajas para el usuario se destaca la agilización del envío sobre todo en envío masivos y el control de los costes. Según Puig, se ha calculado que sale rentable a partir de 10 envíos semanales. Para el operador supone una reducción de los costes en la producción y venta de sellos así como en el fraude. También permite un aumento y mejora de los servicios ya que posibilita ofrecer productos adaptados a las necesidades del cliente. En Alemania unas 7.000 empresas están haciendo uso de este servicio que entró en funcionamiento en septiembre de 2001.

El sello digital está protegido contra falsificaciones ya que cada unidad que emite la aplicación StampIt está encriptada y lleva una combinación única. “Así en el caso de fotocopiarlo sólo se admitiría la primera carta que llegara para ser franqueada”, señala. La aplicación también contempla las pruebas para asegurar al usuario la validez de la impresión definitiva. Pero aún en el caso de que ésta saliera errónea, el operador admite que le sean enviadas y las reembolsa en las cuentas de sus clientes. Según Puig, se ha desarrollado esta tecnología con Deutsche Post y la intención es ofrecerla a otros operadores postales. Según Puig, actualmente en España GFT se encuentra en conversaciones con diferentes operadores postales. “No sólo al operador estatal de correos sino a cualquier operador privado, logístico, de control de acceso o ticketing”, comenta.

www.gft-iberia.com

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios