Economía digital | Noticias | 19 FEB 2013

Google podría ser sancionada por su política de privacidad

Google podría tener que enfrentarse a una nueva sanción. La Unión Europea ha solicitado a Google más información sobre su gestión y almacenamiento de los datos personales de los usuarios, así como la eliminación de los mismos tras los períodos establecidos por la ley.
Computerworld

La Unión Europea ha amenazado con emprender acciones legales antes del verano para frenar la obtención, gestión y almacenamiento de información personal de usuarios por parte de Google, después de que las recomendaciones europeas para revisar la política de privacidad del buscador hayan fracasado.

En ese sentido, se ha elaborado un plan de acción el mes pasado y se someterá a su aprobación la próxima semana en una reunión formal del Grupo de Trabajo para el Artículo 29 (A29WP), que reúne a las autoridades de protección de datos de toda la Unión Europea.

Y es que Google presentó su nueva y criticada política de privacidad unificada (todos los servicios pasaron a seguir las mismas directrices generales) el pasado 1 de marzo de 2012, a pesar de las peticiones del AW29P para que se pospusiera este cambio a fin de revisar mejor la normativa del buscador.

Google se negó a esperar, lo que provocó que la A29WP pidiera a la Comisión Nacional Francesa de Informática y Libertad (CNIL) que llevara a cabo una investigación completa sobre esta política de privacidad. Se intercambiaron varias cartas con Google pidiendo aclaraciones sobre las políticas de la empresa antes de la publicación de su último informe el 16 de octubre.

Ese informe no llegó a pedir a Google que deshiciera todos sus cambios, pero dijo que a fin de cumplir con la normativa de la UE en materia de protección de datos, Google debería ofrecer a los usuarios más información acerca de sus políticas, dejar de combinar la información de diferentes fuentes cuando no está legalmente justificado y garantizar la eliminación de los datos personales en los períodos establecidos.

En ese momento, la presidenta del CNIL, Isabelle Falque-Pierrotin, afirmó que esperaba que Google cambiara su política en “tres o cuatro meses” con la amenaza de que las autoridades nacionales de protección de datos de toda la Unión Europea tomarían medidas contra la multinacional norteamericana.

Esos cuatro meses ya han pasado y ahora, desde la UE aseguran que “Google no ha proporcionado respuestas concretas y efectivas a nuestras recomendaciones. En este contexto, las autoridades de la UE sobre protección de datos se han comprometido a actuar y continuar con sus investigaciones. Por lo tanto, proponen establecer un grupo de trabajo, dirigido por la CNIL, con el fin de coordinar su acción represiva, que debe tener lugar antes del verano”. 

Por su parte, fuentes de Google han insistido en que se había contestado a las exigencias del CNIL en enero, si bien ni el buscador ni el organismo francés han querido aclarar cuáles han sido las discrepancias exactas que han llevado a esta situación. Sin embargo, y teniendo en cuenta las críticas del CNIL a las respuestas anteriores de Google –calificadas de evasivas o incompletas-, lo más probable es que Google, efectivamente contestara a esas reclamaciones pero que lo hiciera de manera poco precisa o efectiva para satisfacer los deseos del CNIL.

De hecho, el principal asesor de privacidad de Google, Peter Fleischer, escribió un post este fin de semana en que acusaba a las leyes europeas de ser “quijotescas e inhibidoras de la innovación”.



Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios