Economía digital | Artículos | 01 SEP 2000

La Asociación de Internautas y la Asociación de Usuarios de Internet cara a cara

Miguel Pérez Subías, presidente de la Asociación de Usuarios de Internet y Víctor Domingo, presidente de la Asociación de Internautas
Alfonso H. Marín y Inmaculada Rico.
La Asociación de Internautas (AI) y la Asociación de Usuarios de Internet (AUI) son las dos organizaciones más importantes que representan a la comunidad internauta española, con algo más de mil afiliados la primera, y más de 8.000 la segunda. La presión hacia el diálogo con el gobierno ejercida por ambas asociaciones ha sido un elemento clave para la aprobación, el pasado 23 de junio, de las medidas para la liberalización de las tarifas de conexión a Internet. Esta presión, y los métodos utilizados durante estos meses se han visto desde una perspectiva muy distinta en ambas asociaciones. iWorld habla con ellas de sus diferencias y de sus puntos en común.

Las medidas aprobadas recientemente desde la Administración para la implantación de la tarifa plana, ¿son un parche a la situación actual, o una base para un desarrollo progresivo del sector de las comunicaciones?
- Miguel Pérez Subías, (MPS): Para mí lo fundamental de estas medidas es que han tocado un aspecto importante: que se empiece a fomentar la competencia entre las empresas. Para que eso sea verdad tienen que pasar dos cosas: que la Red esté en igualdad de condiciones de acceso para todos los que quieran navegar, y que no esté en manos de una sola empresa.
Esos dos elementos, que la Red esté en igualdad de condiciones para todos, y que haya un modelo de tarificación digital, tiene que quedar muy claro para que a partir de ahí los que tengan que generar productos y servicios, puedan encontrarse con esa demanda. Nosotros estamos en contra de fijar un precio. No es nuestra función fijar el precio. Nosotros planteamos en la Comisión del Senado dos alternativas: el modelo empresarial y el modelo de carreteras. En el modelo empresarial, las empresas ponen las infraestructuras necesarias, y es el modelo al que se está tendiendo tras estas medidas. Pero si es verdad que se tiende hacia este modelo, la condición previa que nosotros pedimos es que se equilibren las barreras para la competencia. En el modelo de las carreteras, nadie paga por las carreteras, las mantiene el Estado porque las financia vía impositiva al considerarlas un bien público. Internet tiene una importancia tan grande como la red de transportes, con lo cual otro modelo a considerar sería el de las infraestructuras en manos del Estado.
Nosotros nos decantamos por el modelo de carreteras, pero la tendencia ultraliberalizadora del actual gobierno tiende por la otra. La condición que nosotros pedimos para que este modelo sea viable es que haya igualdad de oportunidades para todas las empresas, porque la única forma de que no haya un precio abusivo es que haya competencia real, y que se eliminen las barreras que impiden la competencia.

¿Como definen la AUI y la AI las medidas adoptadas?
- MPS: Es un pasito, un comienzo en una andadura. Hasta la legislatura anterior primaba el pasar la pelota, no se asumía ningún compromiso, y ahora sí. Por lo menos eso es positivo. También se introduce un elemento positivo: se empieza a plantear que en un futuro no existirán voz o datos, sino que habrá comunicación, información, sea una cosa u otra.
- Víctor Domingo (VD): En esto coincido con Miguel. Lo que ha hecho la Administración es un paso de los más claros que ha dado en los últimos años. En este tiempo nunca se habían dado un tipo de pasos como los anunciados. Que nos guste o no es distinto, pero van en la dirección correcta, y han tenido sus consecuencias en el mercado. Esperamos que gracias a la presión de la comunidad internauta y al propio mercado, estas medidas queden obsoletas en noviembre. Hay mucho trabajo por hacer, pero destacamos que el talante del nuevo Ministerio es radicalmente distinto al de la anterior Administración.
Respecto a los modelos y los hábitos de uso, nosotros pensamos que la prioridad ahora mismo es un acceso asequible y universal. Una vez que se paguen precios razonables por el acceso, se puede empezar a ver cómo está el tema de la calidad de las conexiones y los servicios que se deriven de la Red.
Los usuarios tenemos un papel muy importante en el mercado de las telecomunicaciones, donde somos un agente más, y tenemos todo el derecho a fijar los precios o a referenciarlos por lo menos, y no debemos andar muy descaminados cuando van en este sentido los precios que ha fijado el Gobierno. Yo defiendo un modelo mixto, en el que participen el mercado, el gobierno y los ciudadanos. Desde luego no lo vamos a pedir gratis, eso sería estúpido. El ejemplo de las carreteras no es un buen ejemplo, porque las pagamos.
- MPS: Sí, pero nosotros creemos que es mejor un precio más asequible para todos los usuarios, porque una tarifa plana sólo beneficia a unos pocos. No comparto que la demanda sea la que fije el precio. ¿Por qué no lo pedimos gratuito, entonces?
- VD: Porque se trata de pedir cosas razonables.
- MPS: Lo importante es desarrollar este mercado. Si hay varias empresas que compiten entre ellas, ajustarán más fácilmente sus márgenes para dar mejores servicios. ¿No sería mucho mejor decirle al Gobierno que esa red fuese pública? Que sea el Estado el que financie vía impuestos o por un cánon a las teleoperadoras, poniendo a disposición de todos un bien suministrado por todas las empresas del sector. Ese punto es mucho mas importante que el “justiprecio”. Pero el otro punto, el punto de la competencia es el que hay que exigir que se haga bien para que a partir de ahí se hagan cosas interesantes en Internet.

¿Cuáles serían los puntos necesarios para implantar el modelo que la AUI defiende?
- MPS: Los pasos ser

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios