Economía digital | Noticias | 05 MAR 1999

La Comisión Europea coloca a los mercados nacionales como uno de los principales beneficiados del desarrollo del comercio electrónico

De acuerdo con su línea política de otorgar a los propios países de la Unión Europea capacidad legislativa en el comercio electrónico, la Comisión Europea ha decidido establecer urgentemente un marco de desarrollo común dirigido a clarificar y compatibilizar las leyes nacionales relativas al comercio en línea existente en el área europea. Según la Comisión, el desarrollo de este tipo de transacciones no sólo redundará positivamente en Europa, impulsando la adopción del euro, sino además en el crecimiento de los mercados nacionales
Carolina Miyata

Tras mantenerse profundamente activa en lo relativo a la regularización del comercio electrónico en Europa, a través de numerosas directivas, Libros Verdes e iniciativas de cooperación gubernamental con el sector privado para protección de datos personales, privacidad, dinero electrónico, los polémicos derechos de autor en Internet o la firma electrónica, la Comisión Europea ha decidido limitar la actividad legisladora en este área y centrarse en la coordinación y el esclarecimiento de las diferentes legislaciones nacionales existentes en la Unión Europea. Así, la Comisión continúa su política de delegación en los diferentes gobiernos nacionales del control legislativo de las transacciones electrónicas. Además, el sector privado, a ojos de la Unión Europea, debería incrementar su participación en este proceso regulatorio.

Para ello, un marco de desarrollo conjunto, promovido desde la Comisión, tendrá como finalidad la regulación urgente de cuestiones complejas de controlar desde la industria, entre las que destacan la protección en la privacidad de los datos personales. Además, la colaboración con el sector privado europeo, en este tipo de cuestiones, no resulta ser suficiente, de modo que actualmente la Comisión ya se encuentra en intensas sesiones de trabajo con entidades homólogas internacionales con motivo de definir un modelo global regulatorio del comercio en línea, según ha confirmado Mario Monti, el Comisario de la Unión Europea para servicios financieros y mercados internos. “El consenso internacional es nuestro objetivo final” ha comentado Monti.

La Comisión contempla el desarrollo del comercio electrónico como el vehículo ideal para el crecimiento general del mercado europeo. Además, cuestiones como la adopción del euro, introducido ya en diferentes transacciones bancarias y financieras realizadas en los 13 países miembros de la UE y próxima moneda común a partir del 2002, se agilizarán con el incremento de las transacciones comerciales en línea. Sin embargo, el punto de vista más innovador en la Comisión Europea es la confianza en que serán los propios mercados nacionales otro de los principales beneficiados de la proliferación del comercio en línea en Europa.

http://europa.eu.int/



Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios