Economía digital | Artículos | 01 DIC 2002

La industria de procesadores rompe barreras de potencia y precios

Alfonso H. Marín.
Después de una crisis prolongada durante el último año en la industria de los semiconductores (chips procesadores), por fin parece resurgir la competitividad entre los fabricantes, y se superan nuevas barreras de potencia, prestaciones y costes de producción.

La industria del hardware personal, servidores y estaciones de trabajo ha acogido con los brazos abiertos las nuevas gamas de procesadores que ya han sido presentadas o que están por llegar. Intel ha presentado este mes el mayor conjunto de novedades en su gama desde hace siete años. Primero, una nueva familia Xeon, con cuatro nuevos procesadores para servidores de doble vía y estaciones de trabajo, de hasta 2,8 GHz y tecnología de proceso de 0,13 micras. Por otro lado, el procesador Pentium4 a 3,06 GHz, con direccionamiento de 64 bits para PC de sobremesa de alta gama. AMD tiene previsto lanzar su nuevo Athlon 2600 antes de fin de año; IBM ha lanzado el nuevo servidor p650 basado en su propio procesador Power4+ de 64 bits y 1,45 GHz, que trabaja en Linux y AIX (versión Unix de IBM) simultáneamente, y otros fabricantes de servidores como HP o Dell esperan lanzar nuevos productos bajo configuraciones de 32 y 64 bits en plataformas Intel y RISC.
Según datos de Gartner, el mercado mundial de servidores se ha reactivado con la llegada de una nueva hornada de procesadores más potentes. Sólo en el tercer trimestre del año se vendieron 1.100.000 servidores en todo el mundo. Para el año que viene, la consultora prevé un aumento del 12 por ciento en la industria de los servidores, y beneficios de 153.000 millones de dólares en la industria de procesadores para el año 2002. El año pasado, aunque con beneficios, se produjo una caída de beneficios del 32 por ciento respecto al año 2000.

Barrera de precios
Los tradicionales clientes de la plataforma Intel en el terreno de los servidores, como IBM, HP y Dell, se encuentran a la espera de recibir los nuevos Xeon a 2,8 GHz, ya que es un buen momento para fabricar nuevos modelos a bajo coste que se puedan integrar en los servidores existentes con mejores prestaciones, y sin necesidad de grandes costes de rediseño en las máquinas. De esta forma, esperan competir directamente con la plataforma de procesadores y servidores de Sun, y ganar la confianza de nuevos clientes con la necesidad de instalar sistemas de bases de datos sobre plataforma Intel, en lugar de utilizar procesadores RISC con servidores Sun como hasta ahora venían haciendo.
El terreno de los servidores de cuatro y ocho procesadores se ha convertido en un campo de batalla para Intel y Sun. De momento, los servidores Intel bajo Windows o Linux dominan el segmento de servidores de uno y dos procesadores, pero los servidores con procesadores RISC como el Sun UltraSparc III junto con sistemas operativos Unix, siguen dominando el sector más rentable de este mercado con un 12 por ciento del mercado mundial de servidores, según IDC. Los servidores Unix/RISC (Reduced Instruction Set Computing) de cuatro y ocho procesos y 64 bits, no se han desplegado en tantas aplicaciones como los servidores con procesador Intel, pero sin embargo son más rentables, ya que se instalan en grandes aplicaciones y bases de datos, como las plataformas CRM de SAP. Sin embargo, Dataquest prevé que los servidores con procesadores Intel superen por primera vez en facturación a los RISC en 2003, debido a que Intel se ha propuesto reducir drásticamente el coste de sus procesadores. Y parece que con la salida del nuevo Xeon lo está consiguiendo. Un procesador Xeon está a la venta para sus clientes a partir de 57 dólares, y el coste de producción de un Pentium4 es de 1,56 dólares por mil unidades.

...y barrera de potencia
La caída de precios que han conseguido Intel e IBM en sus procesadores viene dada de la propia estructura de los chips, con dos núcleos de proceso que permiten construir un servidor con ocho particiones o procesos, insertando sólo cuatro procesadores más. Se logra así ahorrar espacio y componentes. El IBM Power4+, que contiene 180 millones de transistores, está hecho con un proceso de 130 nanómetros, en lugar de 180 nanómetros como hasta ahora se había utilizado en los Power4. A menor cantidad de nanómetros, que miden el número de funciones de que es capaz el chip, mayor potencia en los procesos, ya que los electrones no tienen que desplazarse tanto para realizar las mismas funciones.

La cota de los 3 GHz
Cada vez que un fabricante de procesadores lanza una nueva gama de productos se produce una caída de precios en su propia gama y también la provoca en la de sus competidores. Por ejemplo, la salida del procesador Pentium 4 a 3 GHz ha provocado la bajada de toda su gama Pentium antigua, y de los procesadores de gama media Celeron. El nuevo Pentium4 a 3 GHz utiliza direccionamiento de 64 bits, lo cual supone llevar a un ordenador de sobremesa la tecnología de procesador de un servidor. Destinado a ordenadores personales de gama alta, se caracteriza por utilizar una tecnología de “hipertarea”, simulando la potencia de un equipo con procesador dual. La tecnología “hipertarea” es un derivado comercial de la “multitarea”, utilizada por fabricantes como Apple en sus equipos.
Precisamente, la nueva barrera de los 3 GHz de velocidad de reloj en los procesadores de Intel también podría tener consecuencias también para Apple, tradicionalmente ligado a los procesadores Motorola PowerPC, que hasta el momento han llegado a su cota máxima con una velocidad de 1,25 GHz.
Por su parte, AMD, principal rival de Intel, ha presentado nuevos chips para portátiles, otro de los negocios que se disputan los fabricant

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios