Economía digital | Artículos | 01 SEP 2000

La tarifa ondulada

“Efectivamente no se le puede llamar tarifa plana al plan aprobado por el Gobierno” (Víctor Domingo, presidente de la Asociación de Internautas)
Manuel Barberán.
El artículo publicado el mes pasado finalizaba con la esperanza de que por fin contásemos en España con la ansiada tarifa plana para el acceso a Internet, así lo daban a entender las declaraciones de la ministra de Ciencia y Tecnología, Anna Birulés.

Sin embargo, el pasado día 23 de junio se aprobó en Consejo de Ministros, dentro de un paquete de medidas liberalizadoras de la actividad económica, lo que Víctor Domingo, presidente de la Asociación de Internautas, ha denominado de una manera muy gráfica “la tarifa ondulada”, y es que no se puede considerar tarifa plana a aquella que establece unos límites horarios o, siendo todavía más exigente, a aquella que discrimina entre voz y datos.
Esta disposición no deja de ser un parche en la situación que se vive en el acceso a Internet en España, un remedio insatisfactorio para muchos internautas que esperaban que por fin el Gobierno cumpliese sus promesas y que reflejase con hechos las palabras que, tanto a nivel nacional como en el ámbito de Unión Europea, dicen que el número de internautas está íntimamente relacionado con los precios de las telecomunicaciones, y que si Europa quiere ponerse a nivel norteamericano son necesarias medidas que favorezcan el uso de la Red a todos los niveles sociales y económicos.
De cualquier manera, no deja de ser un pequeño paso adelante la adopción de unas medidas que dejan sin efectos aquello que se dio en llamar “tarifazo”, es decir, el desproporcionado aumento de las tarifas telefónicas locales, y por lo tanto del acceso a la Red, de agosto de 1998, una acción que causó retraso en el desarrollo de Internet en nuestro país y que propició las dos huelgas de “no conexión” más famosas de la Internet española y la creación de la Asociación de Internautas (www.internautas.org), que finalmente ha demostrado ser instrumento muy válido para defender los derechos de los usuarios.
Esta Asociación inició el pasado 1 de junio una campaña que con el nombre de “Seguimos mirando el reloj”, se proponía exigir a los partidos políticos y al Gobierno el cumplimiento de sus promesas electorales respecto a la asunción de una tarifa plana para el acceso a Internet, para ello organizó concentraciones en las que se desplegaron pancartas, pegaron carteles y repartieron octavillas. Sin embargo, la medida más espectacular fue la propuesta de enviar correos electrónicos a parlamentarios, partidos políticos y operadoras telefónicas, fueron cientos de miles los mensajes que circularon por la Red y que demostraron nuevamente a la clase política la capacidad de movilización de los internautas. “Es posible que hayamos encontrado nuevas formas de diálogo, nuevas formas de acción y por supuesto un fortalecimiento de los procesos democráticos directos”, declaró Víctor Domingo, que junto con otros miembros de la Asociación de Internautas se entrevistó con la ministra Birulés el día anterior al anuncio de las nuevas medidas para favorecer el acceso a Internet.

Las operadoras se adelantan
A pesar de que las medidas aprobadas por el Gobierno entran en vigor a partir de noviembre, prácticamente la totalidad de las operadoras han adelantado la aplicación de las nuevas tarifas, algunas de ellas obligadas por su competencia.
Fue BT Telecomunicaciones, por medio de su proveedor Arrakis (www.arra kis.es), el primero en ofertar la nueva tarifa ondulada bajo el nombre de “Barra Libre”. Se adelantó incluso a la adopción de las medidas gubernamentales fijando un precio mensual de 4.950 pesetas por la conexión nocturna y de fines de semana, precio que se vio obligado a rebajar a las 2.750 pesetas actuales al conocer los precios fijados por el Gobierno y los adoptados por la competencia. El mismo día que Arrakis daba a conocer su oferta, la compañía de cable ONO (www. ono.es), que da servicio principalmente a la zona de Levante, anunciaba una tarifa plana de 24 horas de acceso a Internet por 2.500 pesetas mensuales siempre que se instale una línea telefónica de esa compañía. La previsión es que esta conexión sea operativa en Valencia, Alicante, Castellón, Murcia, Albacete, Cádiz, Huelva, Palma de Mallorca y Cantabria. Más información en el teléfono gratuito 1400.
A partir del 1 de julio, Retevisión y EresMas (www.eresmas.com) con un fuerte apoyo publicitario ofertan el producto llamado “Tarifa Plana”. Una opción más competitiva que la ofrecida por Arrakis puesto que por 2.600 pesetas mensuales es posible acceder desde las 6 de la tarde hasta las 8 de la mañana. Además Retevisión ofrece una tarifa plana de 24 horas por 9.900 pesetas, que puede verse rebajada a 5.900 pesetas en determinadas condiciones.
Dado el éxito alcanzado por la oferta de Retevisión, Telefónica se vio obligada a reaccionar y a partir del 10 de julio ofrece un servicio de acceso con horarios iguales a los ofrecidos por la competencia por un precio de 2.750 pesetas/mes. Pese a tener un precio ligeramente superior a la conexión por Retevisión, lo verdaderamente interesante es que permite la conexión mediante RDSI y que la conexión se puede realizar desde cualquier número de teléfono, es decir es una tarifa asignada al usuario más que a la línea.
También a principios de julio, el operador andaluz de cable SuperCable (www.super
cable.es) anunció una “auténtica” tarifa plana (24 horas), por 2.495 pesetas al mes, para ello es preciso contratar una línea de SuperCable y darse de alta en el servicio SuperClick. Esta compañía opera en todas las provincias andaluzas excepto Cádiz y Huelva y la localidad malagueña de Vélez Málaga. Puede ampliarse información en el teléfono 1492.
Los primeros datos acerca de la contratación de tarifas planas reducidas o tarifas onduladas se pueden calificar de espectacular, especialmente en el caso de Retevisión, que en dos semanas ha visto cómo se producían 35.000 nuevas altas y más de 400.000 peticiones de información.

Jumpy: un nuevo servicio de acceso gratuito
Recientemente se presentó Jumpy España (www.jumpy.e

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios