Economía digital | Artículos | 01 MAY 2003

Las líneas rurales se suben al tren de Internet

Líneas TRAC
Jorge García.
Centrado en una transición de varias tecnologías, el Ministerio de Ciencia y Tecnología junto a Telefónica ha dado por finalizada la fase previa a la desaparición de las líneas de telefonía rural. La Administración, ha dado el visto bueno al proyecto de sustitución de líneas TRAC que no permiten acceso a la Red.

Tras ser aprobado por el Gobierno el proyecto, presentado por Telefónica, para llevar a cabo la sustitución de las cerca de 240.000 líneas TRAC (Telefonía Rural de Acceso Universal) repartidas por España el acceso de los usuarios a servicios como Internet se encuentra cada vez más cerca.
Desde que fuera aprobada la LSSICE el pasado mes de octubre y la Directiva Europea de Servicio Universal, promovida por España durante la Presidencia de la UE el pasado año, servicios como Internet pasaron a convertirse en un servicio universal, lo que conllevaba la mejora de los accesos a este tipo de servicios desde cualquier punto del territorio nacional.
El proyecto presentado por la multinacional española contempla la renovación de este tipo de líneas a lo largo de 2003 y 2004, gracias a una transición en la que intervendrán las diferentes tecnologías disponibles en el mercado dependiendo de la densidad de usuarios y las posibilidades de adaptarse al entorno geográfico. Par de cobre, LMDS (Local Multipoint Distribution System), GSM y GPRS y satélite son las diferentes tecnologías que formarán parte del reparto. De éstas, la tecnología que ha recabado mayor apoyo tanto por la Administración como por las empresas participantes en el proyecto ha sido la tecnología vía acceso a radio que se encargará de abarcar un mayor porcentaje de cobertura. Por su parte, el titular de Ciencia y Tecnología, Josep Piqué, señaló que este plan facilita el acceso a Internet de todos los ciudadanos en condiciones de calidad, a precios asequibles y con independencia de su localización geográfica. “Se trata de lograr que los ciudadanos de las zonas rurales accedan a Internet a velocidad similar a la que acceden los usuarios conectados a la red telefónica básica”, comentó.
Teniendo en cuenta estas premisas, los pares de cobre se usarán en entornos de elevada densidad de abonados y con proximidad a la red telefónica convencional; la tecnología LMDS se utilizará en zonas elevadas con densidad de abonados; las redes móviles con GSM (para voz) y GPRS (para datos) conectarán zonas de baja densidad de abonados y, por último, el satélite se utilizará para hacer llegar el acceso a Internet allí donde no lleguen el resto de tecnologías.
El concepto aprobado, basado en multitecnología, ha permitido ampliar la participación a otros operadores alternativos al operador dominante, Telefónica Móviles, como son Iberbanda, Neo-Sky y Basa que operan a través de LMDS con una frecuencia de 3,5 Ghz y que implantarán sus redes en el 60 por ciento del territorio español, quedando el 30 por ciento para la filial de móviles de Telefónica, mientras que el 10 por ciento estará repartido entre las tecnologías de par de cobre y satélite. Este reparto supone un importante impulso al mercado de la tecnología LMDS español hasta ahora limitado. A pesar de operar con tecnología LMDS Broadnet no ha podido acceder a las adjudicaciones por no disponer de la citada frecuencia.
Asimismo, además de dar acceso funcional a Internet, el plan obliga a Telefónica a posibilitar la escalabilidad de los servicios de acceso a la Red. De este modo, un usuario que disfrute de conexión tras la sustitución de las TRAC y quiera aumentar su velocidad de acceso, podrá hacerlo adoptando otra solución diferente que lo permita, y con tarifa equivalente al resto de usuarios de la misma.
De hecho, Piqué ha agregado que si en un futuro, y una vez se hayan desplegado las redes de UMTS, un internauta quisiese disfrutar de esta última tecnología se deberá propiciar su adaptación

Fechas e inversiones previstas
Según lo establecido en un primer momento por la cartera dirigida por Josep Piqué, antes del 31 de diciembre del presente año el Plan va a permitir que todos los usuarios conectados hoy a través de líneas TRAC puedan disponer de servicios de acceso a Internet. Sin embargo, el proyecto se irá cumpliendo en dos fases, por lo que en concreto, antes de finalizar este año estarán cubiertas las tres cuartas partes de las líneas de telefonía rural, según ha estimado el MCYT. Es decir, en una primera etapa, que abarca desde enero a junio de 2003, los operadores ofertarán un despliegue de red que cubra al 20, 30, 40 y 50 por ciento de los usuarios para cada una de las provincias para las que se presenta al concurso. En la segunda fase, entre julio y diciembre de 2003, deberán extender este servicio hasta el 70 por ciento restante antes de finalizar septiembre y el 90 por ciento antes de finalizar el año.
Por comunidades autónomas, Galicia, que cuenta con mayor número de usuarios de telefonía rural, verá sustituidas el 50% de sus líneas a final de año, mientras que el resto de ejecuciones calificadas como objetivo 1 se acometerán en Andalucía, Asturias, Canarias, Castilla y León, Castilla–La Mancha, Comunidad Valenciana, Extremadura, Murcia, Ceuta y Melilla. A medida que se vaya ejecutando el plan, Telefónica irá informando a los usuarios sobre la disponibilidad de los servicios en sus zonas.
Teniendo en cuenta esta actuación el responsable de la cartera de Ciencia y Tecnología declaró reci

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios