Economía digital | Artículos | 01 SEP 1997

Macromedia Flash 2.0

Desarrollo interactivo de páginas web
Jorge Pascual.

La primera versión de este producto ya produjo una grata satisfacción al ver cómo era posible dotar de animaciones más o menos complejas, pero sin duda atractivas, sin necesidad de sobrecargar el ancho de banda con extensos ficheros. Sin embargo, la primera versión de este producto, aunque comercializado por Macromedia después de la adquisición de FutureWave, en realidad había sido desarrollado por ésta compañía y no por Macromedia. Tanto es así que las cajas que se distribuyeron en primera instancia correspondían a las cajas de FutureWave y no de Macromedia. ¿Qué quiere decir esto? Que Macromedia nos tiene acostumbrados a productos con grandes atractivos gráficos, y Flash se quedaba corto en algunos aspectos. Por este motivo, a pocos meses de la presentación de la primera versión, ya se ha sacado otra nueva que cubre con creces aquellas deficiencias que veíamos.

Novedades

Entre las ventajas del nuevo producto destaca que el control del audio se ha mejorado, dando la posibilidad de realizar sincronización de pistas WAV (Windows) o AIFF (Macintosh) con animaciones o con pulsaciones en botones. El usuario tiene acceso al control de ambos canales de sonido (derecho e izquierdo) de forma que se pueden crear efectos de sonido basándose en los nuevos controles. Por supuesto, los efectos se pueden fabricar, o bien, mucho más cómodo es utilizar alguno de los predefinidos en el programa.

Otro aspecto que dejaba mucho que desear en la anterior versión del producto era el manejo de mapas de bits. Ahora se integran en un mismo fichero gráficos vectoriales y bitmaps. Todas aquellas imágenes que se importen dentro de Flash pueden ser borradas, pintadas tintadas con algún color o embrillecidas. Los mapas de bits se pueden utilizar para rellenar áreas irregulares así como se pueden aplicar diferentes efectos a los mismos.

La nueva opción Auto-Trace permite convertir gráficos en formato GIF o JPEG en gráficos vectoriales, independientes de la resolución (como todos los gráficos vectoriales) y utilizando tramas muy finas para conservar la mayor fidelidad posible. El apunte que hacíamos referente a la independencia de la resolución se traduce en que el mismo fichero Flash (con el mismo tamaño en bytes) sirve para representarse en una ventana de 160 x 120 o en una de 1024 x 768, sin pérdida de calidad. Por supuesto, los tamaños citados son ejemplos, ya que Flash no está limitado a ningún tamaño, ni siquiera, a una relación entre el ancho y el alto.

Cuando se trabaja con colores puros se pueden modificar en tiempo real sus propiedades, de forma que se puede dotar a la página web de un mayor dinamismo a base de suaves transformaciones de color. Esto se puede aplicar a textos, botones, etc. y entre las transformaciones se encuentran el poder hacer un color más claro o más oscuro, o simular sombras y fades sin necesidad de tener que incrementar el tamaño del fichero.

Todos los objetos, sonidos y mapas de bits se pueden organizar utilizando librerías. Esto reduce de forma considerable la etapa de mantenimiento del gráfico creado. En la librería podemos importar las fotos, sonidos e ilustraciones que utilicemos. Un cambio en el objeto de la librería supone un cambio automático en todas aquellas partes donde se utilice. Por supuesto, se puede especificar el estilo del mapa de bits o la compresión del sonido que se necesite.

Otro de los atractivos de esta nueva versión se encuentra en la posibilidad de importar directamente ficheros creados con FreeHand. Aunque en el mismo programa se incluyen herramientas para realizar la edición de los gráficos, no está mal poder trabajar con un producto de mejores prestaciones en cuanto al dibujo y, después, aprovechar las ventajas de Flash para realizar las animaciones oportunas. Entre las herramientas de edición natural que incorpora Flash dentro del mismo entorno, se encuentran muchas de ellas que son sensibles a la presión, siempre que se cuente con el hardware adecuado. Aunque los gráficos son vectoriales (en su mayor parte), estos son dotados de antidentado, con el fin de evitar el desagradable efecto de la pixelización a bajas resoluciones.

Sin duda, una gran ayuda para el creador es poder contar con una amplia biblioteca de clip-arts preproducidos para ahorrar tiempo de diseño. En este sentido cabe comentar que son más de 200 MB los que se incluyen de animaciones, gráficos, sonidos, botones y fuentes libres de derechos de autor.

En resumen, la multiplataforma de Flash, junto con el reducido tamaño del player y de los ficheros que genera, es uno de los productos que se han de tener en cuenta a la hora de decidirse por un producto para dotar de interactividad a las páginas web.

Ficha técnica

CALIFICACIÓN: ***/6,5

FABRICANTE: Macromedia. DISTRIBUIDOR: TSI, Tel.: (93) 423 63 02; Mensana, Tel.: (91) 725 79 00. SISTEMA OPERATIVO: Win 95 / NT. IDIOMA: Inglés. PRECIO: 58.000 pesetas.

Jorge Pascual (jordy@jet.es)

DIRECCIONES DE INTERÉS

Directorios y buscadores
 Engwho: engwho.hypermart.net
Imprimir Subir

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios