Economía digital | Noticias | 13 SEP 2000

Microsoft desafía a la industria con una ofensiva en la Web y un nuevo sistema operativo

Microsoft ha presentado en España su nuevo sistema operativo Windows Millennium Edition y su próxima estrategia a gran escala en Internet, bajo la plataforma .Net, con el eco todavía reciente de las acusaciones de prácticas monopolistas vertidas contra la compañía.
Alfonso Hernández
Lejos de rectificar la abrumadora denuncia por prácticas monopolistas hecha por la industria y el Gobierno norteamericano, Microsoft ha vuelto a hacer oídos sordos a unos y a otros, y se ha defendido con una nueva ofensiva al mercado y a la industria de la informática. Los dos nuevos argumentos de Microsoft para salir al paso de las acusaciones sobre monopolio se llaman Windows Millennium Edition y .Net. Y los ha presentado mundialmente antes incluso de que se conozcan las penas a las que el juez Jackson someterá a Microsoft.

Un sistema operativo doméstico
En su nuevo sistema operativo Windows Me, Microsoft reincide con su tradicional surtido de aplicaciones incluídas en el sistema, que se instalan por defecto en el equipo del usuario sin que exista la opción de desinstalarlas.
Esta vez, además, Microsoft ha dotado a Windows Me de un completo paquete de aplicaciones domésticas, de oficina y multimedia, que abarcan cualquier posible competencia que pudiera existir con su software. La principal novedad en el sistema operativo de Microsoft es la incorporación de una herramienta para creación de vídeo Movie Maker, y el reproductor de multimedia Windows Media Player 7, en una imitación a nivel básico de dos aplicaciones que Apple viene incluyendo en los iMac desde hace más de un año: iMovie y QuickTime. Precisamente, las aplicaciones de audio y vídeo de Windows Me son los dos únicos elementos del sistema operativo que siguen estando escritos en DOS.
Windows Me está pensado para un entorno doméstico, y según la definición de Microsoft, es un sistema operativo dirigido a un usuario que utilice el ordenador para navegar por Internet, jugar en red desde su casa, e introducirse en la edición multimedia. Uno de los puntos que Microsoft ha reforzado más en su sistema operativo ha sido el de la seguridad de los datos. Existen varias herramientas que impiden el borrado y la reescritura de archivos del sistema, y una utilidad de Restauración del Sistema desde un punto temporal.
Microsoft Windows Millennium Edition está disponible desde el 14 de septiembre a un precio de actualización de 19.900 PTA más IVA.

.Net, una plataforma global
Pero sin duda, el as en la manga de Microsoft lo constituye su plataforma .Net, un concepto del que se ha venido hablando desde el mes de junio, y que parece tener ya una cristalización real. La plataforma .Net será el germen de todos los productos y servicios de Microsoft de aquí a cuatro años, según Francisco Román, Presidente de Microsoft España.
La plataforma tendrá como base un punto en común: una experiencia de Internet basada enteramente en XML y que integrará todo tipo de aplicaciones y herramientas en un mismo modelo de navegación. El objetivo es ofrecer una experiencia de trabajo bajo una misma interfaz, con la posibilidad de vincular diferentes servicios y herramientas en un mismo espacio. El espacio de trabajo estará centralizado en un tablero de herramientas, en el que se podrán arrastrar y soltar diferentes documentos, navegar entre ellos, y tener acceso a las diferentes aplicaciones.
La traducción de este concepto ya es realidad en la puesta en marcha de proyectos y soluciones ASP con un gran número de sitios web en nuestro país, a quienes Microsoft suministra su tecnología de servidores y herramientas de mantenimiento de los sites. Este compromiso se reforzará próximamente con la puesta en marcha de un portal dirigido al asesoramiento de un sitio web de una empresa. Este servicio, Quiereser.com, se enmarcará en el interés de Microsoft por aumentar su presencia en las relaciones con el comercio electrónico de pymes y grandes empresas.
Pero a Microsoft, después de lanzar su órdago, parece no importarle en exceso el proceso judicial por prácticas monopolistas, ni las consecuencias derivadas de una posible división de la compañía, y afirma que su única intención es integrar las soluciones que los clientes demandan, bajo un mismo espectro. www.microsoft.com

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios