Economía digital | Noticias | 27 OCT 2000

Napster lanza su versión para Macintosh a la espera de decisiones judiciales

Mientras el proceso judicial contra Napster se encuentra a la espera de una decisión respecto a las medidas preventivas que el tribunal de San Francisco encargado del caso tiene que imponer hasta la celebración del juicio final, cuya fecha no está prevista, en el que se decidirá definitivamente el destino del sistema P2P (peer to peer), los responsable del polémico sistema de compartición de ficheros han lanzado una versión del producto para el mundo Macintosh.
Inma Rico
Un software para el mundo Mac con características particulares es la oferta que los responsables de Napster hicieron público el pasado miércoles diferenciándola de la versión PC con algunas características adicionales. Una barra de herramientas con colores llamativos en concordancia con la línea de los modelos iMac de Apple y la posibilidad de conservar los ficheros musicales que se han localizado en las últimas diez búsquedas realizadas por los usuarios son los aspectos diferenciadores para esta plataforma. “Actúa como un Mac, siente como un Mac y trabaja como Napster”, así definen los responsables del sistema la nueva versión. Hasta el momento, los usuarios de Mac utilizaban el sistema Rapster como alternativa a la espera del lanzamiento de una versión oficial de la compañía para esta plataforma. Los trabajos de Napster para Mac han girado entorno a Macster cuyos desarrolladores han sido los mismos que han elaborado la beta pública 1.0 b1 final anunciada.

El estado de la cuestión ante los tribunales
En los tribunales Napster (www,napster.com) tuvo la vista a primeros del mes de octubre para defender sus argumentos. Los resultados: un aplazamiento de la decisión de cierre preventivo propuesta en el mes de julio, en las próximas semanas el juez tendrá que exponer las medidas a adoptar (ordenar el bloqueo de los ficheros con copyright de las cinco grandes discográficas que forman parte de la RIAA, lo que llevaría al cierre definitivo de Napster ante su incapacidad de discriminación; dejar abierto el servicio sin modificaciones hasta la celebración del juicio o devolver la sentencia al mismo tribunal para una nueva vista de defensa de posturas) hasta la celebración del juicio definitivo cuya fecha no ha sido concretada. Este “juicio final” tendrá la responsabilidad de constituir las bases de la futura legislación sobre derechos de autor en EE.UU. De momento, Napster sigue abierto, aumenta los usuarios (ha incrementado en un 506,8% de los 1.1 millones de usuarios en febrero a los 6.7 mill. en agosto, según Media Metrix), anima el debate político entre los candidatos a la presidencia de EE.UU. (www.webwhiteblue.org) y atrae más publicidad a los sites de música de lo que le gustaría a las casas de discos.


¿Vulneradas las tecnologías de “macas de agua” de la SDMI?
En el panorama de la protección de música digital ante la piratería y la salvaguarda de los derechos de autor, la Iniciativa de Música Digital Segura (SDMI), ha fracasado, según los académicos. El pasado mes de septiembre la SDMI abrió un espacio en Internet www.hacksdmi.org retando la comunidad hacker para que vulnerasen los sistemas, al parecer y según han informado un equipo de investigadores de la universidades de Pricenton y Rice y el Centro de Investigación Xerox de Palo Alto, estos equipos de investigadores han conseguido vulnerar cuatro de las seis tecnologías expuestas. Por parte de la SDMI, asegura estar realizando un análisis de las pruebas realizadas y, en absoluto, ha confirmado la información publicada por estos investigadores.

En el caso de que quede confirmada la vulnerabilidad de todos los sistemas presentados, la SDMI, que lleva trabajando años en la elaboración de un sistema seguro de música digital, habría fracasado en su propósito. De momento, la SDMI ha asegurado que en las próximas semanas lanzará los resultados del concurso.

www.napster.com
www.macster.com
www.sdmi.org

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios