Economía digital | Artículos | 01 JUL 2001

Para los estudiantes sin pereza en Internet

Esther Macías.
Fue al buscar información en Internet para hacer un trabajo para la facultad cuando a dos estudiantes salmantinos de Empresariales se les ocurrió crear un site de intercambio de apuntes y trabajos. Éste, llamado el Rincón del Vago y conocido por todo universitario que se precie, ha pasado de ser un hobbie personal a un proyecto profesional adquirido casi en su totalidad por eresMas, y con el que sus creadores se ganan la vida.

Son emprendedores de Internet aunque nunca lo habían planeado, ni se les había pasado jamás por la imaginación. Miguel Ángel Rodero y Javier Castellanos, dos estudiantes de Empresariales de la Universidad Pontificia de Salamanca, simplemente querían hacer el web que les habría gustado encontrar cuando, al buscar información para elaborar un trabajo sobre el aborto y la eutanasia para una asignatura de ética, se las vieron y se las desearon para localizar fácilmente datos útiles para el mismo. Una tarea difícil, que habrían evitado si hubiera existido un espacio en la Red para que los estudiantes intercambiaran trabajos y apuntes entre sí… Y así fue como se les ocurrió crear su propio site para estudiantes, una página personal en un principio, pero que se ha convertido en un web de gran éxito conocido por todos los estudiantes y, sobre todo, por los profesores que, que se encuentra cada vez con más frecuencia con que los trabajos de sus alumnos han sido extraídos de este web. Claro que lo mejor de todo, es que su hobbie hoy da de comer a estos dos diplomados en Empresariales y ex estudiantes de Informática, carrera que se han visto obligados a aparcar ante el volumen de trabajo que les ocupa El Rincón del Vago.

Comienzos caseros
El Rincón del Vago nació formalmente en la habitación de Javier, que era desde donde trabajaban en la creación del web que finalmente vio la luz en febrero del 98. Al principio no generaba mucho movimiento “sólo entraban seis personas diarias y de esas seis o no te mandaba nadie ningún trabajo o te llegaba sólo uno por lo que teníamos que colaborar nosotros un montón colgando nuestros propios trabajos”, señala Miguel Ángel. La situación ahora es muy diferente “actualmente –afirma– recibimos 200 o 300 ficheros diarios”.
Por supuesto, no contaban con ningún tipo de recurso ni dinero, lo que les obligaba a alojar la página en servidores gratuitos. “Teníamos que hacer mil malabares para poder funcionar –dice Miguel Ángel– al principio operábamos con el típico dominio que estos servidores te dan. Por aquel entonces nuestro PSI (proveedor de servicios de Internet) era Arrakis, que daba un espacio de 3 Megas en disco y, además, aprovechábamos el espacio que otros servidores gratuitos nos daban, porque con el que teníamos no podíamos hacer nada”. Fue al año cuando tomaron la determinación de comprar un dominio propio (dominio que más tarde les ha traído un sinfín de quebraderos de cabeza pues hay una empresa dedicada a la comercialización de profilácticos que dispone de un dominio parecido www.elrincondelvago.com. y a cuyo propietario han demandado ante la OMPI por aprovecharse de la popularidad de la comunidad de estudiantes para redireccionar a sus visitantes a otro web, Planetacondon.com) y registrarse como empresa. “Aunque no teníamos dinero y no nos planteábamos nada más allá de lo personal con la página, ésta le gustaba mucho a la gente, muchos internautas nos escribían y daban las gracias por la iniciativa, lo que nos animó a seguir. La motivación nos la daban nuestros usuarios”.
Ya en mayo de 1999 decidieron dejar la casa de los padres de Javier como centro de operaciones y alquilar una pequeña oficina por el módico precio de 15.000 pesetas al mes, donde empezaron a trabajar día y noche. Además, empezaban a recibir ingresos por la publicidad lo que les permitió contratar a dos personas más. El Rincón del Vago empezaba a ser un empleo en toda regla. Claro que el gran golpe de suerte lo tuvieron un año más tarde, cuando su éxito hizo que empezaran a recibir numerosas ofertas de “si no todos, sí la mayoría de los portales de Internet” que les propusieron acuerdos de todos los tipos y colores. eresMas fue el que presentó la oferta más convincente y la que más se acercaba a lo que querían Miguel Ángel y Javier. En enero, el portal del grupo AUNA adquirió el 90% del site para estudiantes integrándolo el su red de portales verticales (el 10% restante sigue en manos de Miguel Ángel y Javier, a partes iguales).

Dentro de la red de portales de eresMas
La integración con eresMas ha sido ampliamente beneficiosa para El Rincón del Vago. Aunque Miguel Ángel asegura no poder desvelar las cifras que les ha reportado económicamente, sí señala que la inversión no ha sido excesiva pues el web ya se autofinancia y no es una empresa deficitaria, “no ha hecho falta invertir un montón de millones, eresMas lo ha comprado en un momento en el que es una máquina ya rodada a la que no hace falta empujar mucho”.
Contratar a más gente (ya son 9 personas y un grupo de becarios de la Universidad que les ayudan) y mudarse de nuevo a otra oficina más grande sin dejar su ciudad natal son las primeras condiciones que los responsables del portal para estudiantes impusieron a eresMas antes de la compra. “Les dijimos que nos queríamos quedar en Salamanca –dice Miguel Ángel– porque vivimos muy bien aquí, es nuestra ciudad y como Internet te permite trabajar desde cualquier sitio… Otro requisito que exigimos fue contar con el equipo de gente que trabajaba con nosotros hasta ese momento e incorporar a más gente y no nos han puesto problemas para ninguno”. Y así fue. Dicho y hecho. Además, la compra se ha producido en un momento bueno para el portal pues la crisis de la publicidad online acecha y el impulso de eresMas, mayor o menor, sin duda, supone un desahogo para los “vagos” trabajadores. Y es que no hay que olvidar que el modelo de negocio del portal sigue estando basado en

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios