Economía digital | Noticias | 31 OCT 2000

Pérez-Reverte, sólo en Internet

El autor manifestó en la presentación de su novela que no teme al pirateo del que pueda ser objeto su obra, ya que su intención es hacer llegar su obra al público de habla hispana latinoamericano. Pérez-Reverte se convierte, de este modo, en el primer novelista europeo de habla castellana que estrena una obra inédita en Internet.
Alfonso Hernández
El periodista y novelista Arturo Pérez-Reverte ha presentado en primicia y sólo en Internet su nueva novela El Oro del Rey, la cuarta entrega de Las Aventuras del Capitán Alatriste. A partir del día 3 de noviembre, El oro del rey se podrá adquirir por 3 euros (unas 500 PTA), y se podrá descargar el primer capítulo de forma gratuita, a través del portal Inicia, del grupo Prisa y la editorial Alfaguara, editora de la versión en papel de la obra. La novela de Pérez-Reverte permanecerá en Inicia hasta el 30 de noviembre, para su descarga, y después sólo se venderá en librerías.
Aunque el autor, durante la presentación de su obra, defendió en todo momento al libro tradicional, reconoció que "el juego es muy tentador, y volverle la espalda a Internet sería un suicidio; y yo soy un profesional". Según el escritor, la literatura puede beneficiarse enormemente de Internet para llegar a aquellos pueblos latinoamericanos que no pueden permitirse acceder a los libros por ser excesivamente caros, y que el impacto de este hecho entre los lectores occidentales es, en cualquier caso, positivo, al atraer a un público más joven y numeroso.
Pérez-Reverte desveló que había impuesto tres condiciones para que su libro se publicase en Internet: que no hubiera publicidad entre página y página (y no la hay), que el precio fuera asequible, y que el libro estuviera en las librerías en el plazo de un mes.
Aunque todavía se desconoce el formato en que el libro estará disponible para su descarga, son ya varias las novelas que se han publicado de forma inédita en Internet para luego hacerlo en papel. El primer autor en apuntarse a la publicación de libros electrónicos fue Stephen King, con el cuento corto Riding the bullet en formato PDF, del que se descargaron 400.000 ejemplares en su primer día de publicación. Este verano volvió a publicar un relato corto, The plant. Otros autores como Frederick Forsythe o Patricia Cornwell también han probado la publicación de sus obras en formato electrónico, aunque antes o después acaban siendo editadas en papel.

Un negocio jugoso
El negocio de las librerías en Internet se está convirtiendo en uno de los más rentables de los últimos que han atravesado Internet. A nivel mundial, Amazon.com y Barnesandnoble.com se enfrentan por ocupar el puesto de la mayor librería de Internet. La batalla entre las tiendas en línea llega hasta las compañías poseedoras de los formatos de libros electrónicos, como Microsoft (Microsoft Reader) o Adobe (PDF). Si a esto añadimos las agresivas alianzas entre Barnes & Noble y Yahoo por un lado, y entre Adobe y Microsoft con Barnes & Noble por otro, tenemos el embrión de lo que puede dar lugar a una concentración de formatos, empresas y tiendas de distribución de información, en Internet.
Pero los problemas técnicos siguen siendo un gran obstáculo para la edición directa en formato electrónico de libros. Antes de publicarse en Internet, las editoriales deben, además, encontrar sistemas y códigos lo bastante seguros para evitar la piratería, como la que existió con la novela de King, Riding the bullet, que consiguió ser pirateada el verano pasado.
Se plantea también el tema de los derechos de autor. Microsoft tiene previsto abonar ciertos porcentajes a los escritores cuyas obras se difundan por Internet.

www.capitanalatriste.alfaguara.com

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios