Economía digital | Artículos | 01 MAY 1998

PGP 5.5.3i

Programa de cifrado y firmas digitales
José M. Gómez.

Con algunos meses de retraso respecto a la versión original norteamericana acaba de publicarse la última versión para uso internacional de PGP, el programa más extendido para cifrado de correo electrónico, con más de cuatro millones de usuarios en todo el mundo .

Como es bien sabido, la política norteamericana de restricción a la exportación de material criptográfico dificulta la elaboración de versiones de PGP fuera de EE . UU . , que han de ser compiladas a partir del código fuente de las originales ( legalmente exportado como texto impreso y escaneado luego ) . Este trabajoso sistema ( que recae sobre el equipo del programador noruego Stale Schumacher ) , impone un retraso inevitable a los usuarios internacionales ( no norteamericanos ) de PGP que suelen afrontar con resignación, y también ( por qué no decirlo ) , con la esperanza puesta en que las versiones internacionales ( que ostentan siempre la letra “i” tras el número de versión ) superen en funcionalidad a las originales norteamericanas .

Pues bien: esta vez no quedarán defraudados . Si en la anterior ocasión ( PGP 5 . 0i ) el equipo internacional no solventó en absoluto los problemas de incompatibilidad y otras cuestiones menores de la versión original homónima, esta vez sí se ha realizado un excelente trabajo, que lleva a prever una gran acogida para esta nueva versión, aunque no sea posible hacer futuribles sobre cuál será su período de vigencia, toda vez que sólo en los últimos doce meses hemos asistido al lanzamiento de casi una decena de versiones diferentes de PGP .

Nuevas características

La principal cuestión que ha resuelto esta nueva edición del programa es la compatibilidad con otras versiones previas de PGP, asunto nada banal dado el tremendo parque de usuarios que no dispone aún de las recientes claves DSS/Diffie-Hellman, que incorporan los lanzamientos más recientes . De esta forma, PGP 5 . 5 . 3i es capaz de crear y utilizar esas claves nuevas, pero también las clásicas claves RSA . Esta característica ( que no fue implementada en la anterior versión 5 . 0i ) responde a una petición unánime de los usuarios del programa, puesto que les evita depender de versiones antiguas ( mucho más complejas de utilizar ) o comerciales, que eran hasta ahora las únicas capaces de crear claves RSA y mantener la compatibilidad previa . Sólo esta funcionalidad justificaría ya de por sí la actualización a PGP 5 . 5 . 3i que, pese a ser gratuito, es equiparable a las versiones comerciales norteamericanas ( baste decir, que la versión norteamericana 5 . 5 . 3, gratuita, no es capaz de crear -ni siquiera manejar- claves RSA, lo que obliga a adquirir la costosa versión 5 . 5 si se quiere disponer de tan interesante funcionalidad )

Cuando Network Associates adquirió hace unos meses PGP, Inc . ( la empresa original de Zimmermann, el creador de PGP ) , pocos creyeron su promesa de que siempre existirían versiones gratuitas del programa, pero todavía menos imaginaron que las variantes internacionales dispusiesen de funcionalidades que en EE . UU . continúan siendo “de pago” . Pero aún hay más novedades . . .

Integración con programas de e-mail

Una cuestión importante es la integración de PGP con los programas habituales de correo, algo que facilita extraordinariamente su manejo . Pues bien; el programa incorpora módulos que permiten su uso transparente desde Eudora 3 . x/4, Microsoft Exchange, Outlook y Claris Emailer . Por otra parte, es posible descargar otro módulo gratuito que integra este nuevo PGP en el cada día más extendido Outlook Express ( algo que echaban en falta muchos usuarios de la versión anterior 5 . 0i ) .

También para satisfacción de los usuarios más clásicos de PGP, reaparecen otras características de gran utilidad . Así, vuelve a ser posible el cifrado convencional mediante contraseña de todo tipo de ficheros, pudiendo elegirse además entre tres algoritmos de cifrado diferentes, aunque de similar y contrastada fiabilidad . Reaparece también el borrado criptográficamente seguro ( “wipe” ) de ficheros, que impide la recuperación de ficheros que han sido ya eliminados, pero que dejan un rastro que podría permitir a un extraño su obtención mediante programas específicos . Tanto estas, como el resto de funciones de PGP sobre ficheros, quedan accesibles desde el Explorador de Windows o desde una nueva utilidad denominada PGPTools .

Se ha cuidado también la interacción de PGP 5 . 5 . 3i con el usuario . Se acabaron las incertidumbres sobre el estado de las operaciones que PGP realizaba . Ahora el usuario queda permanentemente informado de las actividades del programa, así como de las claves que se utilizan, entre otras cosas . Para ello se emplean ventanas informativas y una nueva utilidad de registro, PGPLog .

Conclusión

Existen muchas otras características ( un mejor programa de instalación, mejor interacción con los servidores de claves, definición de grupos de destinatarios, posibilidad de añadir comentarios a los mensajes, etc . ) que justifican sobradamente la actualización a PGP 5 . 5 . 3i desde versiones anteriores del programa . Por otro lado, los usuarios más inexpertos podrán descargar un excelente manual de 150 páginas ( además de los propios ficheros de ayuda del programa ) , con lo que disfrutar de mensajes confidenciales y seguros en Internet está ahora al alcance de todos .

PGP 5 . 5 . 3i

-------------

CALIFICACIÓN: 9,0/***** SISTEMA OPERATIVO: Windows 95/NT, Mac OS . FABRICANTE: PGP . www . pgp . com . PRECIO: Gratuito . IDIOMA: Inglés . DISTRIBUCIÓN: PGP International . www . pgpi . com .

JOSÉ MANUEL GÓMEZ ( jmg@kriptopolis . com )



Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios