Economía digital | Noticias | 28 JUL 1999

Portal de la Generalitat de Cataluña como primer paso hacia la administración abierta

Un funcionario catalán podrá solicitar fecha para sus vacaciones con sólo un clic de ratón y con el respaldo jurídico de la firma electrónica certificada.
Joan Carles Ambrojo
La Generalitat de Cataluña iniciará en septiembre el proyecto para constituir una administración virtual a través de Internet. Tras constituir el portal corporativo, en la fase final extenderá los servicios a todos los ciudadanos.
El gobierno catalán aprobó el pasado 13 de julio el proyecto Administración Abierta de Cataluña, contemplado en el plan estratégico para implantar la sociedad de la información. En la primera fase del proyecto, de una duración de cuatro meses, se implantará un sistema de información basado en una intranet corporativa.
Los usuarios podrán interoperar con cualquiera de las intranets departamenales desde cualquier dependencia administrativa, realizar búsquedas de información, comunicarse por videoconferencia, editar y reproducir audio y vídeo, además de establecer chats, utilizar canales de discusión y de divulgación de información actualizada o incluso acceder a servicios de traducción.
También está previsto potenciar las intranet de ámbito departamental, con la compartición e intercambio de información local, la resolución de gestiones internas de forma estándar y con procesos universalizados.

Mejorar servicios
En la prueba piloto de correo electrónico firmado con validez jurídica participarán un total de 1.500 funcionarios pertenecientes a los departamentos de Presidencia y Economía y Finanzas, quienes podrán realizar trámites de personal de forma segura. “Es un paso importante para agilizar la Administración, con mejores servicios y la reducción de los costes de manipulación de papel”, ha afirmado el comisionado para la Sociedad de la Información Miquel Puig. En un año, las gestiones de la administración catalana suponen una montaña de documentos de medio kilómetro de altura.
La ley española acepta desde 1992 que la administración pública utilice documentos electrónicos, “pero su empleo ha sido anecdótico”, y cita como referencia el caso de la Agencia Tributaria. Hasta ahora, los gobiernos de Canadá y Australia son las dos experiencias más avanzadas en administración electrónica.
La segunda etapa abarcará a todo el funcionariado de los servicios centrales de la Generalitat, unas 70.000 personas. De momento, la firma electrónica utilizará el disquette como soporte, mientras no exista una tarjeta inteligente estandarizada por la industria.
Posteriormente se establecerá un canal de comunicación con los ayuntamientos y, por último, llegará al ciudadano en una fecha no concretada por los responsables del gobierno catalán. El presupuesto del proyecto asciende a 346 millones de pesetas y cuenta con la participación de la Universidad Politécnica de Cataluña, Microsoft, Compaq, Debis, Lotus, IBM, Oracle y Sun. Miquel Puig también comentó que la Generalitat espera disponer de un sistema informático de las compras públicas de servicios y productos catalogados por la administración.


Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios