Economía digital | Artículos | 01 MAR 2004

Redes SAN ¿hay algo de nuevo?

Los estudios muestran claramente como el uso de las redes SAN (Storage Area Network) registran un crecimiento continuo. Sin embargo, no todo es de color de rosa y SAN tiene un talón de Aquiles fácilmente perceptible: las herramientas de gestión de las redes SAN.

El lanzamiento de una nueva tecnología nunca viene solo. De la mano siempre trae grandes hipérboles y un buen ramillete de vagas promesas. La redes SAN no fueron la excepción que confirma la regla. Si hacemos un poco de memoria recordaremos las bonitas promesas asociadas a la llegada al mercado de las redes SAN: un rápido retorno de la inversión a través de la consolidación del almacenamiento y un notable incremento de la productividad gracias a las mayores oportunidades de colaboración. Ahora que las redes SAN ya llevan unos años con nosotros podemos analizarlas con la perspectiva que brinda el tiempo.
Una encuesta de Ashton, Metzler y Asociados realizada a empresas de las lista Global 2000 ofrece una conclusión muy clara: las redes SAN están en pleno apogeo.
Uno de los resultados clave de la encuesta es que el uso de las redes SAN está creciendo constantemente. La mayoría de las compañías analizadas han desplegado al menos una red SAN en su corporación, y alrededor de la cuarta parte ha desplegado un mínimo de cinco.
Además, en la primera onda de despliegue de redes SAN estaba normalmente basada en conmutadores poco robustos y con graves limitaciones en cuanto al número de puertos. Esa situación ha ido cambiando gradualmente. Hoy, más del 40 por ciento de las compañías disponen de conmutadores de gama muy alta, caracterizado por disponer de 128 puertos y alta disponibilidad.
Otro indicador importante de la aceptación de las redes SAN es que las compañías que ya han desplegado dichas redes están incrementando significativamente el uso que le dan a las mismas. Algunos CIOs encuestados afirman que en los últimos años su compañía ha migrado sus equipos a un entorno abierto de sistemas que requerían almacenaje externo en una red SAN.
Quedan aún directores de sistemas de información que creen que las únicas aplicaciones que realmente funciona en una red SAN son las aplicaciones de bases de datos. Sin embargo, en los próximos dos o tres años muchas empresas llevarán todas sus aplicaciones a la red SAN, para así incrementar las capacidades de la empresa frente a tareas de recuperación de desastres.

Aplicaciones problemáticas
Mientras que las redes SAN continúan su larga andadura para ser adoptadas de forma masiva, todavía tienen un gran problema que superar. Así, de forma repentina una aplicación de la red corre de forma anormal, mostrando una clara ralentización. De repente la aplicación vuelve a correr a velocidad normal.
Cerca del 70 por ciento de las compañías que han desplegado una red SAN ha declarado tener estos problemas de ralentización al menos una vez al mes, y casi la mitad de las empresas que fueron estudiadas indicaron que no tienen ninguna idea de la causa de estos problemas.
Muchos CIOs estiman que no hay herramientas que ofrezcan garantías para medir el rendimiento exacto de las redes SAN. Por lo tanto, es difícil saber donde radica el problema que causa la ralentización. Podía estar en cualquier parte, incluyendo las redes SAN, WAN, el servidor, las bases de datos o el servidor de aplicaciones.
Un cliente entrevistado sospechaba que la red SAN era, al menos ocasionalmente, la fuente del problema. El planteamiento es que con muchos puertos de servidor intentando acceder a puertos de almacenamiento, la red SAN se congestiona. La respuesta más típica, cuando la ralentización de las aplicaciones aparece, es añadir ancho de banda.
Las ralentizaciones tienen un efecto significativo en el negocio, primero a través de la productividad perdida. Y, en segundo lugar, más de la cuarta parte de los examinados indicó que las ralentización también afectan a las ganancias perdidas. Más del 30 por ciento dijo que el efecto de las aplicaciones ralentizadas era significativo o muy significativo, con más de la mitad de los entrevistados indicando que. si las aplicaciones ERP de sus compañías experimentan un problema, el impacto sería drástico.

Criterios de compra
En relación a los criterios para adquisición de redes SAN, el estudio muestra que los temas más importantes son la seguridad, disponibilidad, utilidad y escalabilidad de la red. En el extremo inferior están las recomendaciones del fabricante de soluciones de almacenamiento. Curiosamente, el desembolso inicial que hay que realizar para la implementación de una red SAN, no paree preocupar en demasía a los CIOs.
La tradición de las TI demuestra que el coste no es el factor más importante a la hora de adquirir una tecnología emergente y, por el contrario, es el factor más importante en la selección de una tecnología heredada. Así, los resultados del estudio indican que las redes de almacenamiento han salido de la fase innovadora y han entrado en una fase de adopción de la corriente principal.
Los especialistas en el desarrollo de entornos de redes SAN estiman que la interoperabilidad es el factor de decisión más importante, seguido de las capacidades de gestión de la Red y la posibilidad de monitorizar los enlaces interconectados (ISL) y puertos de conmutación.
Una de las características que mejor definen un mercado maduro, es que los clientes tienen un proveedor preferido. Pero este no es el caso con las redes SAN, donde la base actual de los usuarios no se ve obligada a trabajar exclusivamente con su proveedor habitual de soluciones de red.
También, las compañías están empezando a hacer funcionar sus aplicaciones críticas de negocio sobre una red SAN. Más de las tres cuartas partes de los entrevistados indicaron que las aplicaciones ERP y CRM de sus compañías están unidas por la red SAN. El hecho de que las compañías están ahora haciendo funcionar estas aplicaciones sobre una red SAN ayuda a explicar por qu

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios