Economía digital | Artículos | 01 DIC 2002

SIMO TCI 2002, una edición centrada en levantar el sector

Inmaculada Rico y Alfonso Hernández.
El 5 de noviembre se volvieron a abrir las puertas de SIMO TCI, este año la especial situación del sector no ha sido motivo para que los ánimos y el optimismo hayan estado presentes con la idea de que el esfuerzo puede hacer remontar un mercado que no atraviesa sus mejores momentos.

Del 5 al 10 de noviembre tuvo lugar, un año más la celebración de la feria SIMO TCI, en esta ocasión, tras los atentados del 11 de septiembre que protagonizaron el contexto de la anterior, el encuadre en el que se ha desarrollado ha sido en el de la crisis que sigue atravesando el sector de las TI, que si bien tenía pronosticada su recuperación a partir del segundo semestre de 2002 continua en su tónica de recesión. Sin embargo, lo más interesante no ha sido el contexto externo en el que la feria se ha desarrollado sino los ánimos de los organizadores y el esfuerzo de las empresas españolas de TI por salir de la crisis.
En esta línea se expresa Santiago Quiroga quien, a las veinticuatro horas de finalizar la feria, hacía sus primeras reflexiones señalando que ha sido una edición definida como “el SIMO de la ilusión, de la satisfacción y del esfuerzo”. Un esfuerzo en el que el director del evento no sólo implica a la organización, sino al sector español de TI en su conjunto. “Ha costado más y el esfuerzo ha sido mayor que en ediciones anteriores, pero tanto unos como otros hemos sido conscientes de que era necesario”. Asimismo, Quiroga resaltó que “entre todos hemos sido capaces de imbuir de esa necesaria dosis de optimismo a un sector que no se encuentra en su mejor momento”.
También impregnado de este positivismo estuvo el Presidente de la Comunidad de Madrid, Alberto Ruiz Gallardón, quien en el acto de inauguración señaló que el esfuerzo realizado, especialmente en Madrid y Barcelona, “nos permite estar en el liderazgo de Europa”, y felicitó a las empresas de TIC por haber afrontado la incertidumbre del año 2001 con la apuesta tecnológica “en un momento en el que se podía caer en la tentación de encerrarse para evitar riesgos”. Para el Presidente de la Comunidad la clave está en “definir crisis por oportunidad para ver oportunidad donde otros han visto crisis”.
Por tanto, y a pesar del mal momento que vive el sector, los protagonistas de SIMO han dejado claro que la feria refleja la constante evolución de un mercado que ha estado creciendo durante los últimos cuarenta años. Los nueve pabellones de IFEMA que se han ocupado durante estos días y la superación de las expectativas en el número de visitantes son pequeñas cifras que evidencian la marcha, aunque más relajada, de estos negocios.
Respecto a las expectativas, Santiago Quiroga ha sido rotundo: “SIMO 2002 ha superado ampliamente todas nuestras expectativas” y ha supuesto una “satisfacción absoluta” para los organizadores, llegando a alcanzar la cifra de 272.460 visitantes, según los datos proporcionados por IFEMA. Desde los expositores, por su parte, HP, ha valorado el encuentro de “muy positivo, ya que ha cumplido, e incluso podríamos decir superado, las expectativas que se planteó HP ante el reto de acudir con una presencia tan amplia y significativa”.
La movilidad centra casi todos los esfuerzos
La protagonista indiscutible, sin duda, ha sido la movilidad. Señalada como una de las oportunidades que se presenta para el sector de cara a los próximos años con las tecnologías de banda ancha y el acceso a la información sin cables con tecnologías como Bluetooth o los estándares 802.11b y 802.11a, las empresas fabricantes de equipo, proveedoras de infraestructuras, operadoras de telecomunicaciones y empresas proveedoras de servicios han volcado todos sus esfuerzos en SIMO en la presentación de productos dirigidos a este segmento.
Siemens, Nokia, Motorola, Samsung o LG son algunos de los fabricantes de teléfonos móviles que mostraron sus nuevos modelos, con el foco de atención en el MMS, los mensajes multimedia, que se perfila como una de los servicios de la nueva generación de telefonía que mayor repercusión va a tener sobre las cuentas de las operadoras.
En cuanto a éstos, la tendencia ha sido demostrar las posibilidades de la 3G y la 2,5G bien como Vodafone quien captó la atención de los usuarios con su nueva estrategia Vodafone Life! y con la instalación de un nodo UMTS de la mano de Nortel Networks y Panasonic que permitió a los visitantes tener la primera experiencia de videoconferencia móvil con banda ancha; bien como Telefónica que además de acercarse al usuario final con demostraciones de descargas de juegos y otros servicios, centró sus esfuerzos en las posibilidades que las nuevas generaciones móviles ofrecen al usuario corporativo con demostraciones del funcionamiento de Oficina Móvil Movistar y su ampliación, Solution Set, basada en la oferta de aplicaciones móviles personalizadas para empresas.
Como novedad la movilidad también llego a los automóviles en SIMO en el stand de TME con un Citroën C3 equipado con tecnología bluetooth.
El interés de la movilidad, por último, se hizo patente en las jornadas e-Mobility que Funcorp Consulting organizó junto a SIMO de forma paralela a la feria (Ver cuadro).

El área Linux tiene que madurar
Aunque prometía mucho, el área Linux ha sido una de las que ha salido menos gloriosa del encuentro, el hecho de que los grandes de la industria no hayan participado en el área creada por la asociación Hispalinux ha mermado sus posibilida

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios