Economía digital | Noticias | 04 JUL 2001

Tecnología aplicada a la agricultura, como medida para reducir la pobreza

La FAO (Organización para la Agricultura y Alimentación de Naciones Unidas) y el Laboratorio de medios de comunicación del instituto MIT (Massachussetts Institute of Technology) Media Lab, han presentado una iniciativa para disminuir las diferencias estructurales entre los países ricos y pobres, y para promocionar el uso inteligente de la tecnología, con el fin de incrementar la producción de alimentos de un modo autosostenible en las zonas subdesarrolladas del planeta.
Alfonso Hernández
Esta ampulosa iniciativa se traduce en promover al WAICENT (el Centro de Información de Agricultura Mundial de la FAO) como plataforma para centralizar los programas e iniciativas surgidos desde el Media Lab del MIT; como programas para mejorar el acceso a las bases de datos de la FAO y a las actividades que mantiene el organismo, así como cursos y herramientas de ayuda a la organización de actividades para la FAO.

Por el momento, el acuerdo no va más allá de una declaración de intenciones por parte de ambos organismos, que se intentará hacer realidad en proyectos como el acceso a Internet y correo electrónico en zonas rurales, subdesarrolladas y remotas, utilizando dispositivos inalámbricos por energía solar y a bajo coste. El acceso a Internet, según la FAO y el MIT, será útil para consultar todo tipo de información sobre innovación tecnológica, material educativo, consejos y asesoramiento sobre agricultura, normas de seguridad y sanidad sobre alimentación, nutrición, o salud pública, etc.

Según la FAO, incluso los agricultores que sean analfabetos o carezcan de formación podrán acceder a esa información para su trabajo diario, ya que se suministrará vía voz o imágenes, a través de dispositivos inalámbricos con los que tendrán acceso a información como el estado de las cosechas, del mercado, etc. Según el director del WAICENT, Francisco Pérez Trejo, existen ejemplos en países asiáticos de granjeros que utilizan ya este tipo de dispositivos para intercambiar información sobre niveles de riego para mejorar la producción de alimentos. La presentación de algunas de estas técnicas de desarrollo agrario en países concretos tendrá lugar en la próxima cumbre de la FAO, del 5 al 9 de noviembre próximos en Roma.

La tecnología inalámbrica aplicada al desarrollo agropecuario de zonas pobres es una iniciativa defendida por el Media Lab del MIT como medio para reducir las diferencias entre países ricos y pobres, ya que según la institución, "trabaja tanto en regiones remotas como en ciudades, y su bajo coste permite desplegarlas en cualquier lugar". El MIT es un organismo en el que participan 170 empresas privadas, lo cual supone el 90 por ciento de su presupuesto.


FAO: www.fao.org
Media Lab del MIT: www.media.mit.edu

Noticias relacionadas:
Las tecnologías de la información, a debate por primera vez en una cumbre del G8
( http://www.idg.es/iworld/noticia.asp?id=10247&sec=iworld )


Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios