Economía digital | Artículos | 01 JUL 2002

UMTS se abre paso

Inmaculada Rico.
A pesar del retraso y la difícil situación financiera de los operadores, la tecnología UMTS es una realidad en España. Captar clientes, definir el negocio y sostener las fuertes inversiones son los retos de los cuatro operadores para llevar la 3G a los usuarios, quienes no tendrán servicios hasta el 2003.

Los cuatro operadores que consiguieron licencia para operar en España con tecnología UMTS en 1999 han cumplido con el acuerdo firmado con la Administración de tener disponibles sus redes en 15 ciudades de más de 250.000 habitantes antes del 1 de junio de este año. Una fecha que tuvo que ser ampliada ante la imposibilidad de que la tecnología estuviese disponible en los primeros plazos que fijó el Gobierno, 1 de agosto de 2001. Xfera, Amena, Vodafone y Telefónica Móviles, por tanto, tienen ya sus redes desplegadas y piensan seguir aumentando el número de ciudades con la infraestructura instalada, no obstante, los servicios, lo que hará que UMTS sea una realidad tangible, no alcanzarán hasta el 2005 su madurez, aunque los primeros ya se dejarán ver a finales de 2003, momento en el que está previsto el lanzamiento comercial de la tecnología. Durante este tiempo, la industria es la que debe sentar las bases de un negocio no definido, establecer una política de precios sostenible, mantener el nivel de inversiones y crear la necesidad en los clientes.

Los servicios: clave para sostener el negocio
No sólo con cumplir estos primeros requisitos tienen los operadores el negocio solucionado, en los próximos años deben enfrentarse a la difícil tarea de hacer migrar a los usuarios hacia los servicios avanzados de telefonía, objetivo que se complica teniendo en cuenta que el mercado está prácticamente saturado por lo que los operadores estarán obligados a “robar” clientes a su competidor basándose en una política de bajada de precios que puede llevar a hacer insostenibles las inversiones realizadas en UMTS, a lo que hay que añadir como explica Eulogio Naz, de Arthur D. Little “los costes asociados a la captación de clientes del competidor que es mayor que la captación de clientes de primera mano”. Según el experto, los operadores a la hora de definir el modelo de negocio deben evitar aplicar los precios bajo la filosofía estricta del pago por transmisión de datos ya que “por ejemplo, un SMS cuesta en 2G 20 pesetas, mientras que en GPRS la reducción en el precio de un 86 por ciento. Si se aplican estos precios los operadores no van a ganar dinero”, “se podrán disminuir los precios de determinados servicios, pero no a rajatabla porque canibalizarían su flujo de ingresos”.
Soluciones complementarias para poner fin a lo que parece un círculo vicioso de pérdidas y reducir costes son el compartir redes, la externalización de procesos que no sean el núcleo del negocio, los acuerdos con terceras partes para el suministro de servicios y la emergencia de nuevos modelos de negocios relacionados con el wireless como es el caso de los Wireless ASPs que ofrecen servicios corporativos, una opción muy válida para Naz quien destaca que en España no existe ninguna iniciativa del tipo de Orange o MM02.
Los servicios, por su parte, deberán ser lo suficientemente atractivos y fáciles de usar como para que se haga un uso masivo de los mismo. Aunque los operadores no tienen claro cuál va ser la killer application de la 3G, la mayoría apunta hacia los mensajes multimedia, respaldados en el éxito inesperado del SMS. En este sentido, apunta Eulogio Naz, que “va a ser necesario que los operadores sean agresivos en el lanzamiento de servicios, sin embargo las altas inversiones realizadas y los pocos retornos de inversión van a hacer que sean más cautelosos”, una situación que va a perjudicar su desarrollo. Desde los operadores, por su parte, el desarrollo de servicios es prioritario, aunque como comenta Javier Aguilera, consejero delegado de Telefónica Móviles, “nos planteamos un desarrollo práctico y coordinado que vaya ligado al desarrollo del propio mercado. Incrementamos nuestras inversiones a medida que se vaya rentabilizando”.
En cuanto a los servicios que van a desarrollar, todo apunta hacia el pago por móvil, el multimedia para el sector residencial y las aplicaciones corporativas para el usuario empresarial como destaca Belarmino García, consejero y director general de Amena, quien señala que su operador se dirige hacia “todo un portafolio de aplicaciones que actualmente residen en la empresa (correo electrónico, acceso a Internet, ERP, CRM etc.), especialmente pensadas para la pyme no informatizada que podrá contar con una especie de oficina móvil”. El responsable, sin embargo, reconoce que no existe una killer application por lo que hay que buscarla a base de pruebas de las que de 10 proyectos, 3 serán los que tengan éxito”.
Para el desarrollo de los servicios, y subsanando errores del pasado, todos los operadores son conscientes de la necesidad de cerrar acuerdos con terceras partes que proporcionen contenidos y determinados servicios, a cambio de obtener ingresos de parte del tráfico. Acuerdos que han empezado a florecer con GPRS y que esperan conservar para UMTS ya que muchos servicios serán iguales, pero mejorados en calidad y velocidad. Xfera es el único operador que debido a su especial condición no va a cerrar acuerdos hasta que no existan terminales en el mercado.
Definidos los servicios hay que resolver, la estandarización e interoperabilidad entre terminales. Es el último escollo que deben salvar no sólo los operadores sino to

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios