Economía digital | Noticias | 09 ABR 2002

Un responsable de Sun duda de que el caso antimonopolio frene a Microsoft

El responsable de estrategia corporativa de Sun Microsystems, Jonathan Schwartz, ha reconocido a la cadena Bloomberg que las acusaciones de monopolio por las que Microsoft está siendo juzgada, no van a impedir que la compañía siga dominando la oferta de servicios en Internet.
Alfonso Hernández
Schwartz ha sido un testigo más en la reanudación del caso contra Microsoft, que enfrenta a nueve estados norteamericanos, con California y Iowa a la cabeza. Las acusaciones de monopolio interpuestas por los nueve estados, tratan de convencer al juez federal de que el acuerdo alcanzado entre Microsoft y la administración Bush el pasado año no van a impedir que la compañía siga utilizando Windows para monopolizar el mercado de sistemas operativos y navegadores para Internet.

Los testigos llamados a declarar ante el Tribunal Federal han sido trece hasta ahora, en la cuarta semana de juicio. En este caso, el responsable de Sun ha admitido que "el dominio de Microsoft sobre el mercado de los servicios en Internet puede verse amenazado por el acceso a Internet a través de otros dispositivos inalámbricos, en lugar de hacerlo con el PC". Según el director de estrategia de Sun, Microsoft de por sí "obstaculiza la competencia a otras tecnologías y servicios por Internet, ya que se ven forzadas a diseñarse para interactuar bajo Windows". Este sistema operativo representa el 95 por ciento del mercado mundial de ordenadores personales.

Schwartz añadió que la estrategia de software para desplegar servicios en Internet de Microsoft, .Net, se está diseñando con el fin de que los usuarios tengan que elegir los productos de Microsoft, impidiendo la compatibilidad con productos de la competencia.

Al respecto, Microsoft ha señalado que los servicios web que ofrece bajo su marca .Net están fuera de las apelaciones llevadas al caso antimonopolio. Respondiendo a las acusaciones del responsable de Sun, la compañía de Redmont ha argumentado que la definición de "servicios Web" es incorrecta, y que "cualquier sitio Web es un servicio, y que cualquiera de ellos es una amenaza para Microsoft".

Los estados que siguen en el caso antimonopolio contra Microsoft son Conneticut, Florida, Kansas, Massachusetts, Minnesota, Utah y West Virginia. El distrito de Columbia también defiende adoptar medidas reguladoras con Microsoft.

Noticias relacionadas
Sun vuelve a demandar a Microsoft por la utilización de Java
http://www.idg.es/iworld/noticia.asp?id=22094&sec=

AOL denuncia a Microsoft por prácticas monopolistas
http://www.idg.es/iworld/noticia.asp?id=20967&sec=

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios