Economía digital | Artículos | 01 SEP 2000

Xerox PARC, plataforma de iniciativas Web

Adolfo Vázquez.

En la zona de nuestro planeta que más empresas punto.com tiene por metro cuadrado, el Silicon Valley, se alza uno de los centros de investigación que ha contribuido en gran medida a mejorar la Web; el Xerox PARC.

Russ Atkinson, jefe científico del PARC y una de las personas que mejor lo conocen, mostró a iWorld una serie de nuevos modelos de impresoras que la compañía mantiene y que lanzará al mercado en pocos años encaminadas a cubrir el sector, aun en pañales, de Internet. Estas impresoras son auténticos nodos de Internet, siendo posible acceder a ellas desde toda la Red. Y es que PARC ha centrado desde siempre sus esfuerzos en mejorar los entornos de trabajo referentes a la Red, el medio en el que el producto consorte de Xerox, el documento, es el protagonista.

Desde sus comienzos, la gente del PARC, ha mostrado especial interés en la forma en que la Web trata la información y cómo se podrían modificar los actuales documentos HTML para que pudieran interactuar más con el usuario. Con este fin desarrollaron todo tipo de soluciones en un pasado, entre las que destacó el formato Postscript.

Aunque en PARC se participó activamente en la creación de lo que hoy conocemos como Web, hoy en día ese empeño por mejorar los entornos Web continúa vivo en varios de los proyectos activos del PARC. Uno de los más significativos es el denominado Fluid Documents.

“Actualmente a la hora de leer información por Internet el usuario va saltando de documento en documento en busca de una mejor explicación de una frase del documento raíz. Esto produce que en muchas ocasiones se pierda el hilo de lo que se estaba leyendo en el documento raíz. Para evitar esto, la gente de este grupo propone un tipo de documento en el cual al hacer clic sobre una de las frases o palabras del mismo, éste sin desplazarse a otra dirección muestre nuevos contenidos que amplíen la información del documento raíz. Esto además de mejorar la navegación, permitirá hacer más fácil el almacenamiento de información por parte del usuario, eso sin tener en cuenta lo que supondrá para las bibliotecas digitales”, según comentaba Russ Atkinson a iWorld.

Hoy en día, en pleno desarrollo, este tipo de bibliotecas son los centros de otros de los grupos que residieron en su día en el PARC. Este grupo, denominado Digital Libraries, ayudó en a diseñar los lenguajes y las tecnologías de indexación que se han aplicado hoy a todas las bibliotecas que han decidido mostrar sus volúmenes a través de la Red.

Pero, en cuanto a proyectos relacionados con la Red, el que en un futuro tendrá más aplicaciones será sin ninguna duda el papel electrónico. Desde hace ya algún tiempo se lleva buscando una solución que permita llevar la información disponible en la Red en el bolsillo, aunque en un principio se pretendió solucionar esto con los libros electrónicos o e-books, que permitían guardar algunos documentos dentro de ellos para después leerlos en cualquier lugar, al final éstos pasaron a la historia sustituidos por dos soluciones:

  1. Se están desarrollando dispositivos portátiles, que incluyen teléfonos móviles y PDAs, que permitirán acceder a Internet desde cualquier sitio.
  2. Por otro lado, en el PARC se decantan por otra forma de llevar Internet a todo el mundo, en vez de obligar a los usuarios a utilizar una nueva interfaz para recibir la información, en este caso los teléfonos móviles, PDAs o los e-books, los investigadores son de la opinión de seguir utilizando el papel para transmitir la información.


Diferente punto de vista

Este papel al contrario que él de uso común, está formado por pequeñas partículas de dos colores (negro y blanco, colores que adopta según el voltaje que se le administra). Para transmitir la información se utiliza un tipo especial de impresora que aplicando en cada caso el voltaje adecuado, “imprime” la información, la ventaja sobre el papel convencional en que este papel puede ser reutilizado sin ningún coste adicional. Aunque las aplicaciones son muchas, una que está presente cada vez que se habla del papel electrónico, es la posibilidad de descargar los periódicos de la Red, sin tener que gastar tanto en papel (con el benefício ecológico que eso supone).

Actualmente, las dos formas comentadas de introducir Internet en el mundo cotidiano están en fase de desarrollo por lo que es de suponer que en un futuro próximo coexistirán ambas.

Pero la última novedad que se presentó hace pocos meses, es el proyecto denominado Perceptual Documents. Los componenetes del proyecto han logrado que, mediante una cámara, cualquier persona sea capaz de captar el texto y las imágenes escritas en una pizarra, un libro o un papel y que esos elementos puedan ser transmitidos a formato digital a la aplicación que el usuario elija.

Pero, aunque en el PARC el principal

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios