Telecomunicaciones
Inversión
Unión Europea
Orange

Bruselas da luz verde a la adquisición de las belgas VOO y Brutélé por parte de Orange

La Comisión Europea sienta un precedente al aprobar, con condiciones, la operación que permitirá a Orange hacerse con una participación mayoritaria de sus competidores en la región antes de su fusión en España con MásMóvil.

MWC21 Orange

La Comisión Europea ha aprobado, con condiciones, la compra por parte de Orange de las operadoras belgas VOO y Brutélé. Una decisión que podría sentar un precedente para la fusión de Orange y MásMóvil en territorio español, actualmente en proceso de revisión por parte de las autoridades comunitarias de competencia. De materializarse, supondría un acercamiento significativo a una nueva etapa de consolidación en el sector europeo de las telecomunicaciones.

El visto bueno llega tras una exhaustiva investigación por parte de Bruselas, que ha indicado que la aprobación está condicionada al pleno cumplimiento de un paquete de compromisos ofrecidos por la teleoperadora de origen francés. Sólo así Orange podrá hacerse con VOO y Brutélé, dos proveedores de servicios minoristas de telecomunicaciones fijas y móviles que conforman el segundo mayor proveedor de servicios de banda ancha en las zonas cubiertas por sus redes fijas.

 

En aras de una competencia justa

Ante el temor de las autoridades europeas por un posible impacto negativo de esta operación en la libre competencia de las zonas cubiertas por las redes fijas propias de ambos proveedores, Bruselas ha impuesto una condición clave: facilitar a Telenet (filial de Liberty Global) durante al menos una década el acceso a la infraestructura de red fija existente de VOO y Brutélé en la región de Valona y parte de Bruselas. Por otro lado, Orange debe comprometerse a abrir su red de fibra FTTP que planea desplegar en los próximos años; una muestra de que su responsabilidad cuenta con miras al futuro.

 

Aceptación de condiciones

Desde Orange han celebrado la decisión de los reguladores europeos. Comunicado mediante, la telco ha asegurado que esta decisión, que valida los compromisos ya asumidos por Orange Bélgica y que se han integrado en su plan de negocio, permitirá a la compañía seguir adelante con la adquisición. La operadora gala, que cuenta con más de tres millones de clientes en el mercado belga, ha precisado que la fase final de la compra ya está en marcha y avanza hacia el cierre de la transacción, que se espera que tenga lugar a finales del segundo trimestre de 2023. “Estamos encantados con la decisión de la Comisión Europea. Tras más de 25 años de presencia de Orange en Bélgica, la adquisición de VOO es un paso importante y nos permitirá operar una red de muy alta velocidad en Valonia y parte de Bruselas, reforzando así el despliegue de nuestra estrategia convergente multigigabit a nivel nacional”, señala Xavier Pichon, CEO de Orange Bélgica.



TE PUEDE INTERESAR...

Contenido Patrocinado

Forma parte de nuestra comunidad

 

¿Te interesan nuestras conferencias?

 

 
Cobertura de nuestros encuentros
 
 
 
 
Lee aquí nuestra revista de canal

DealerWorld Digital