Actualidad
Twitter
Elon Musk

“Es difícil que un hombre entienda algo cuando su salario depende de que no lo haga”

Peiter ‘Mudge’ Zatko, exjefe de Seguridad de Twitter, se reafirma frente al Senado en sus acusaciones contra la red social el mismo día que la junta de accionistas vota sí a la oferta de compra de Elon Musk.

zatko senado

Peiter ‘Mudge’ Zatko, el icónico hacker informático y exjefe de Seguridad de Twitter, abría recientemente la particular caja de Pandora de la red social. Unas acusaciones que le han llevado a comparecer frente al Senado norteamericano donde se ha reafirmado tajantemente en su versión. Así, en una dura intervención en la que no le ha temblado la voz, ha acusado a la plataforma social de “engañar” a todos con los problemas de ciberseguridad de la empresa. En este punto ha señalado a los directivos de Twitter de ser conscientes de los problemas de la compañía, de esconderlos con premeditación y alevosía y de dejar al alcance de espías y potenciales atacantes datos de los usuarios. Las acusaciones, denunciadas ante los reguladores estadounidenses recientemente, llegan en un momento determinante. Y es que precisamente el mismo día que Zatko se personaba ante el comité judicial del Senado de EE.UU, la junta de accionistas de Twitter votaba sí a la compra de la red social por parte de Elon Musk.

 

“Amenaza a la seguridad nacional”

“Desde noviembre de 2020 hasta enero de 2022 fui miembro del equipo directivo de Twitter”. Así comienza el discurso pronunciado por Zatko en la Cámara Baja. En este rol, detalla con conocimiento de causa, “fui responsable de la seguridad de la información, la privacidad, la ingeniería, la seguridad física, las tecnologías de la información y el soporte global de Twitter”. Sin embargo, “estoy aquí porque la dirección de Twitter está engañando a los legisladores públicos, a los reguladores e incluso a su propio consejo de administración”. Una postura que, según el exjefe de Seguridad, “está causando un daño real a personas reales”. “[Twitter] es una bomba de relojería” en términos de seguridad.

Las consecuencias de estos fallos son tan graves que Zatko las ha catalogado como “amenazas a la seguridad nacional y la democracia”, traspasando cualquier frontera impuesta por los reguladores y la legislación estadounidense. Según Zatko, la red social lleva décadas de retraso en las actualizaciones de seguridad necesarias, exponiendo casos en los que priorizó su beneficio propio frente a los posibles peligros que esta decisión pudiera acarrear. “Los incentivos de sus ejecutivos les llevó a priorizar los beneficios sobre la seguridad”; no obstante, no contento con lo dicho, ha reivindicado públicamente las palabras del escritor Sinclair: “Es difícil conseguir que un hombre entienda algo cuando su salario depende de que no lo entienda”.

Zatko ha responsabilizado a la red social de “desconocer cuánta información tiene, dónde la tiene y de dónde viene, por lo que no puede protegerla”, y señaló que los empleados “tienen demasiado acceso a demasiada información y a demasiados sistemas”. “Un empleado dentro de la empresa podría hacerse cargo de las cuentas de todos los senadores en esta sala”, ha insistido. Además, ha puesto en conocimiento de los presentes que “uno o más trabajadores” de Twitter podrían estar trabajando para servicios de inteligencia extranjeros. Aunque no reveló para cuál, ha sido el senador Chuck Grassely quien ha advertido que el FBI “notificó a Twitter de al menos un agente chino en la empresa”.

 

Dimes y diretes

“La seguridad y la privacidad han sido durante mucho tiempo las principales prioridades de la empresa”, aseguró Rebecca Hahn, portavoz de la red social, cuando salió a la luz la denuncia de Zatko. En esta misma línea defendió que las acusaciones de Zatko parecían estar "plagadas de inexactitudes" y que el exjefe de Seguridad podría estar “buscando de manera oportunista causar daño a Twitter, sus clientes y sus accionistas". No obstante, el hacker no ha dudado en defenderse: “No hice las revelaciones de mi denuncia por despecho o para perjudicar a Twitter. Sigo creyendo en la misión de la empresa y en su éxito, pero este solo puede producirse si  protege la privacidad y la seguridad de sus usuarios y del público”.

 

La compra, pendiente del litigio

De forma paralela al discurso del hacker, la junta de accionistas de Twitter ha votado a favor de la compra de la red social por parte de Elon Musk, ‘padre’ de Tesla, por 44.000 millones de dólares. Un resultado esperado después de que el consejo de administración de la red social instara a los accionistas a aprobarla y ver la caída en Bolsa de la compañía. Por el momento, la compra de la famosa red social queda pendiente del fallo de la jueza Kathaleen St. Jude McCormick. “El mundo tendrá que esperar a la decisión posterior al juicio”.



TE PUEDE INTERESAR...

Contenido Destacado

Webinar Ondemand

Especial Sanidad

Communications Platform for Business

Black Friday Checklist Infobip

Be Data Ready

Partnerzones



Registro:

Eventos:

 

Revistas Digitales

DealerWorld Digital

IDG Research