Samsung
Chips
Samsung

La exposición a radiación en una planta de chips pone a Samsung bajo lupa

El incidente ocurrido en Giheung (Corea del Sur) suscita preocupación por los retrasos en la producción y la capacidad del gigante asiático para cumplir los plazos de los semiconductores.

Chips, microchips, chip
Créditos: Laura Ockel (Unsplash)

La Comisión de Seguridad Nuclear de Corea del Sur ha abierto una investigación oficial después de que dos empleados se vieran expuestos a radiación en unas instalaciones de semiconductores de Samsung en Giheung (Corea del Sur).

En un comunicado, la comisión afirma que está investigando el incidente ocurrido el 27 de mayo y ha suspendido el uso del equipo en cuestión.

La investigación pretende determinar la causa de la exposición y evaluar posibles infracciones de los protocolos de seguridad.

Las dos personas afectadas presentan síntomas típicos de una exposición localizada a la radiación, pero los análisis de sangre preliminares no han mostrado anomalías cromosómicas, añadió la comisión.

Ésta evaluará los niveles exactos de radiación en las instalaciones de Giheung como parte de su respuesta. Si se descubriera alguna infracción de la ley de seguridad, se aplicarían medidas administrativas.

 

Impacto en las operaciones y la cadena de suministro

Según Manish Rawat, analista de semiconductores de Techinsights, un incidente de este tipo puede provocar una parada inmediata de la producción para realizar comprobaciones de seguridad e investigaciones, lo que supondría ralentizar o detener los procesos en los que se utilicen rayos X.

“Esto podría retrasar las entregas de pedidos existentes, afectando a la capacidad de Samsung para cumplir los plazos de entrega de chips semiconductores”, dice Rawat, para añadir: “Para mitigarlo, Samsung podría redistribuir las tareas de producción a otras instalaciones, lo que podría sobrecargarlas y afectar a la eficiencia y la producción. Además, las inspecciones de seguridad adicionales y los protocolos mejorados podrían crear cuellos de botella, lo que perturbaría aún más la producción”.

Esta posible perturbación de la producción de semiconductores de Samsung podría dar lugar a retos de distintos tipos.

“En primer lugar, los proveedores que dependen de la producción constante de Samsung podrían tener dificultades para mantener sus propios calendarios, lo que podría tensar las relaciones con los proveedores», constata Rawat.

“En segundo lugar, los clientes de sectores que dependen en gran medida de la entrega puntual de chips semiconductores, como la automoción, la electrónica de consumo y las telecomunicaciones, corren el riesgo de sufrir retrasos en la producción. Esto puede provocar insatisfacción entre los clientes, poniendo en peligro las relaciones comerciales a largo plazo y la confianza”.

 

Potencial para un mayor escrutinio

El incidente pone aún más de relieve los riesgos inherentes a la fabricación de semiconductores y podría suscitar inquietud entre proveedores y clientes respecto a la capacidad de gestión de riesgos de Samsung.

El posible impacto en la producción también suscita dudas sobre la solidez de las medidas de seguridad y los planes de contingencia del sector, según Rawat. 

“En general, la interrupción de la cadena de producción de Samsung no sólo afecta a sus partes interesadas inmediatas, sino que también pone de relieve cuestiones más amplias relacionadas con la resistencia de la cadena de suministro y la gestión de los riesgos para la reputación en la industria de los semiconductores”.

Esto podría suscitar un mayor escrutinio y exigencias de transparencia por parte de los socios comerciales. Se pueden proponer varias medidas para mitigar los futuros riesgos de la cadena de suministro, que abarcan áreas clave. “En primer lugar, las mejoras en la seguridad de los trabajadores incluyen auditorías de seguridad periódicas para identificar y mitigar los riesgos, programas de formación exhaustivos sobre protocolos de seguridad y sistemas avanzados de supervisión para la detección de peligros en tiempo real», dice Rawat, para apostillar: “En segundo lugar, garantizar el cumplimiento de la normativa implica reforzar los programas de cumplimiento para cumplir las normas de seguridad locales e internacionales. La notificación transparente de incidentes a los organismos reguladores demuestra el compromiso con la seguridad y el cumplimiento”.

Situada al sur de Seúl, la fábrica de Giheung, fundada en 1983, está especializada en la fabricación de nodos de corriente principal de 350nm a 8nm, según el sitio web de Samsung. Además de Giheung, la empresa tiene otras dos plantas de fabricación en Corea del Sur: la de Hwaseong, que se ocupa de los procesos de producción de 10nm a 3nm, y la de Pyeongtaek, que se centra en nodos más avanzados.



Forma parte de nuestra comunidad

 

¿Te interesan nuestras conferencias?

 

 
Cobertura de nuestros encuentros
 
 
 
 
Lee aquí nuestra revista de canal

DealerWorld Digital