PC

Las áreas de servicios e infraestructura rescatan la facturación de Lenovo en 2022

En un año complicado para la venta de PC en todo el mundo, los ingresos de la compañía han caído un 14% y ha fiado el mantenimiento de su rentabilidad a los segmentos de servicios y servidores.

ALberto Ruano

Las áreas de servicios y centros de datos han acudido al rescate del ejercicio fiscal 2022 de Lenovo, que se ha visto afectado por la caída genérica del mercado de PC, y en el que ha facturado 62.000 millones de dólares frente a los 71.000 millones del ejercicio anterior, lo que supone un decrecimiento del 14%. A pesar de la situación, ocasionada por la “volatilidad macroeconómica”, según ha destacado Alberto Ruano, director general de la firma en España, durante la presentación de los resultados ante la prensa, “la rentabilidad se ha mantenido estable” y en Iberia el negocio no se ha contraído tanto.

En concreto, su negocio de PC ha bajado un 14%, una cifra que está por debajo de la general del sector, que distintas consultoras datan en cotas cercanas al 21%. Por ello, el directivo se ha mostrado optimista e incluso ha llegado a señalar que “si este mercado no hubiera descendido tanto durante 2022, este habría sido un año histórico para nuestra firma”. Además, ha resaltado la previsión de su compañía de que durante el segundo semestre se empezará a vislumbrar el resurgir, aunque sea en el segmento de consumo, por el simple hecho de que “se van a renovar dispositivos comprados durante la pandemia”.

Por geografías, EMEA se destaca como segunda localización por detrás de las Américas, con un 25% del total de la facturación. Algo que se celebra desde la sede en Madrid: “No renunciamos a nuestros orígenes, pero está claro que avanzamos en cada país en el que estamos”.

 

La oferta ‘no PC’ coge cada vez más peso

Ruano también ha indicado que Lenovo se mantiene líder global en PC, al que le augura un buen futuro tras estas predicciones y que el objetivo de la compañía pasa por extender las áreas no asociadas a este rango, como son servicios e infraestructura, que ya suponen el 39% del total de su negocio, cuando hace un lustro escaso el porcentaje era del 20%. Así, el segmento de servicios, que son todos aquellos asociados a los ordenadores, como el soporte, por ejemplo, ha batido récords de ganancias, llegando a los 6.700 millones de dólares, y siendo “el motor de crecimiento del grupo”.

Y, en el ámbito de infraestructura, “cuando en el mundo ha habido un crecimiento plano”, la subida de Lenovo se tasa en un 37%, hasta los 10.000 millones de dólares. En este sentido, la compañía ha resaltado la apuesta que ha hecho por el Barcelona Supercomputing Center (BSC) y el supordenador Mare Nostrum, algo que “dará mucho que hablar próximamente y cuyos resultados veremos a corto plazo”.

 

Sin preocupación por los despidos

Por último, Ruano ha querido reiterar que no está preocupado en España por la ronda de despidos, no cuantificados,  que ha anunciado la organización a nivel mundial. “No nos hemos visto perjudicados. En Iberia seguimos aumentando recursos humanos y cuando vuelva a repuntar el mercado de PC nos encontraremos en una posición ideal”, ha concluido.



Contenido Patrocinado

Forma parte de nuestra comunidad

 

¿Te interesan nuestras conferencias?

 

Webinars

 
Cobertura de nuestros encuentros
 
 
 
 
Lee aquí nuestra revista de canal

DealerWorld Digital