Adquisiciones
Twitter
Elon Musk

Musk amenaza con retirar su oferta a Twitter por "resistirse activamente" a entregar los datos de cuentas falsas

En el ultimátum, enviado a través de una carta oficial por parte de sus abogados, el multimillonario acusa a la red social del incumplimiento de sus obligaciones. Los inversores creen que se trata de una maniobra del empresario para desligarse del acuerdo o bajar el precio acordado.

elon musk acuerdo de compra twitter

Incumplimiento material de sus obligaciones. Éste es el argumento que está utilizando Elon Musk para dar su ultimátum a Twitter y amenazar con romper el acuerdo de compra por 44.000 millones de dólares. Según el multimillonario, la red social “se está resistiendo activamente” y “frustrando” sus derechos de información al no entregar aún la cantidad de cuentas falsas y spam de la plataforma.

En la carta oficial escrita por los abogados del empresario se establece que, al no contar con esta información, “el Sr. Musk se reserva todos los derechos resultantes, incluido su derecho a no consumar la transacción y su derecho a rescindir el acuerdo”.

El acuerdo ya había sido suspendido temporalmente por Musk hasta que se hiciera una auditoría del porcentaje de cuentas falsas que realmente tendría Twitter, cifra que en las negociaciones se había definido en un 5%. Según el magnate, ésta ascendería a un 20%, aunque no ha entregado ninguna prueba que sustente su argumento. 

El anuncio de la paralización del acuerdo provocó un desplome de las acciones de Twitter de más de un 20% en pocas horas, pasando de 54,20 dólares por acción a 39,5 dólares. De hecho, un grupo de accionistas demandó a Musk por ‘manipular’ intencionalmente el precio de las acciones con sus declaraciones, con el objetivo de renegociar el acuerdo o retirar su oferta.

Los inversionistas creen que este ultimátum es una nueva maniobra de parte del empresario para reducir el monto del acuerdo o simplemente desligarse de él, considerando que coincide con un contexto de desplome del valor de varias empresas tecnológicas, incluida la propia Tesla, de la que Musk es CEO y que puso como garantía económica de la compra de Twitter. 

 

Los bots, clave para Musk

El número de bots o cuentas spam es relevante para Musk, que se ha autoproclamado como un activista de la libertad de expresión, por lo cual una de sus prioridades tras hacerse con Twitter será eliminar estas cuentas falsas que, según el empresario, son comúnmente utilizadas con fines políticos. 

No obstante, los bots también son de vital importancia para el negocio de Twitter, ya que la red social basa su rentabilidad en el consumo de anuncios. Por eso, Musk insiste en conocer estos datos y pidió a la plataforma que libere el acceso a esta información, para realizar su propia auditoría independiente. 

La carta lee que “como futuro propietario de Twitter, el Sr. Musk tiene claramente derecho a los datos solicitados para poder preparar la transición del negocio de Twitter a su propiedad y para facilitar la financiación de la transacción. Para hacer ambas cosas, debe tener un conocimiento completo y preciso del núcleo del modelo de negocio de Twitter: su base de usuarios activos”. 

Ante las acusaciones de tener una metodología de testeo “laxa”, Twitter se defendió diciendo que mantiene sus estimaciones iniciales y que no puede proveer información sobre cómo produce esos datos. 

En un comunicado, la empresa señaló que “Twitter ha compartido y seguirá compartiendo información de forma cooperativa con el Sr. Musk para consumar la transacción de acuerdo con los términos del acuerdo de fusión”. Insistió en que “tenemos la intención de cerrar la transacción y hacer cumplir el acuerdo al precio y los términos acordados”.



Contenidos Patrocinados

sitio web, internet, portátil, pc TENDENCIAS

Webinar Ondemand

Otros especiales

Communications Platform for Business

Partnerzones

Be Data Ready

Metallic


Revistas Digitales

DealerWorld Digital

IDG Research

Registro:

Eventos: