Adquisiciones
Twitter
Justicia
Elon Musk

Musk tendrá hasta el 28 de octubre para comprar Twitter si quiere evitar el juicio

La semana pasada, el magnate confirmó que seguiría adelante con el acuerdo si Twitter retiraba su demanda. La red social no confía en el empresario y mantendrá el litigio hasta que se concrete la adquisición.

elon musk
Elon Musk, CEO de Tesla

La historia de la compra de Twitter por parte del empresario Elon Musk tiene más bajos que altos, algo que definitivamente ha afectado en la relación de confianza que alguna vez pudo existir entre las partes. Después de que el magnate confirmara que seguiría adelante con la adquisición de la plataforma por el precio acordado originalmente (44.000 millones de dólares), la empresa liderada por Parag Agrawal sigue sin fiarse de la palabra de Musk y no retirará su demanda hasta que la compra se lleve a cabo, para lo cual la jueza a cargo del caso ha fijado un plazo máximo: el 28 de octubre. 

El culebrón va así: tras un cortejo por parte del CEO de Tesla en el que fue aumentando poco a poco su oferta, Twitter acordó vender su negocio a Musk por 44.000 millones de dólares. Sólo unos meses (y unas caídas bursátiles en el sector tecnológico) después, el multimillonario se retiraba del acuerdo, justificando su salida a la supuesta negativa de Twitter de entregarle el número real de cuentas falsas o spam que tiene la plataforma. Para Twitter, esto se trataba de una excusa para no llevar a cabo la compra sin pagar las correspondientes indemnizaciones o de rebajar el monto acordado por el delicado momento que vivía la industria, por lo que decidió llevar a juicio a Musk para obligarlo a cerrar la compra. La semana pasada, pocos días antes de que comenzara el llamado ‘juicio del año’, el empresario sudafricano se retractó y confirmó que seguiría adelante con el acuerdo.

En una carta enviada a Twitter por los abogados de Musk, se notificaba que el multimillonario y sus socios “tienen la intención de proceder al cierre de la transacción contemplada en el acuerdo de fusión del 25 de abril de 2022, en los términos y con sujeción a las condiciones establecidas en el mismo (...) siempre y cuando el Tribunal de la Cancillería de Delaware apruebe una suspensión inmediata del proceso Twitter vs. Musk (...) y suspenda el juicio y todos los demás procedimientos relacionados con él hasta que se produzca dicho cierre o una nueva orden del Tribunal”.

No obstante, los cambios de decisión de Musk han repercutido en su reputación y Twitter ha anunciado que no retirará su demanda hasta que la compra se concrete. En un escrito al Tribunal de Delaware, el equipo legal del empresario insistió en que no había motivo para seguir adelante con el juicio y que seguir con él podría poner en peligro la operación de compra. "Twitter no acepta un sí por respuesta. Sorprendentemente, han insistido en continuar con este litigio, poniendo imprudentemente en peligro el acuerdo y jugando con los intereses de sus accionistas", lee la misiva. 

Twitter se opuso a la nueva solicitud y comentó que “la propuesta para suspender el juicio es una invitación para más jugarretas y retrasos". Frente a esto, la jueza a cargo del caso, Kathaleen McCormick, decidió dar al magnate de plazo hasta el 28 de octubre de este año para reunir los fondos y completar la adquisición. De no hacerlo, el litigio seguirá adelante.



TE PUEDE INTERESAR...

Partnerzones

Acelera tu Transformación Digital

Move to S4/HANA

Especial Sanidad



Revistas Digitales

DealerWorld Digital

IDG Research

Registro:

Eventos: