Orizon cerrará 2022 en crecimiento plano pero prevé disparar ingresos en el medio plazo

La firma alicantina cerrará año fiscal con unos ingresos de 3,5 millones de euros, aunque espera alcanzar los 8 millones de euros en 2023 y los 30 millones de euros en 2024.

Orizon

La tecnológica española Orizon cerrará año con una facturación de 3,5 millones de euros, un crecimiento plano con respecto al ejercicio anterior, pero con previsiones de doblar la cifra de negocio en el plazo de un año y multiplicarla por diez en los próximos dos.

Tal y como han dado a conocer sus máximos responsables en un encuentro con periodistas, las razones que sostienen estas previsiones tienen que ver, por un lado, con el contexto en el que se desenvuelven las principales empresas en la actualidad, que ven un incremento preocupante de los costes de activos como cloud y con la inversión de capital para ampliar capacidades tecnológicas que tiene prevista la propia Orizon.

La compañía alicantina invertirá un total de cuatro millones de euros entre 2023 y 2024 en su centro tecnológico desde el que presta servicios a las empresas. Se trata de una tendencia continuista; al cierre de 2022, la firma ha destinado prácticamente la mitad de sus ingresos para adaptar su tecnología BOA.

 

'Cloud' es el nuevo ‘legacy’

En Orizon han detectado un llamativo cambio de tendencia en las inversiones de las compañías. Los CIO, dicen, han invertido mucho en los últimos años en tecnología y la tendencia que se impone ahora es más conservadora; están buscando más eficiencia y herramientas para medir el impacto de estas inversiones en el negocio.

“Ya nadie está de acuerdo en que la nube es barata. Hay costes ocultos por picos de demanda o por servicios ocultos”, explica Ángel Pineda, CEO de Orizon. Las compañías están viendo que las inversiones en cloud les están generando más costes que beneficios y se sienten incapaces de sacar el máximo beneficio a sus posibilidades por un problema de recursos humanos especializados, que además de escaso son muy caros. Los perfiles como el de CDO ya no se contratan porque la necesidad real está en la gestión de los básicos.  “Cloud ha traído consigo muchas especialidades. Donde antes tenías a tres personas ahora necesitas a doce” para gestionarlas.

Y no duda ni un instante al responder afirmativamente a la pregunta de si cloud es el nuevo legacy.

 

La eficiencia será el factor clave de 2023

En vista de este futuro que dibuja la firma, esperan que las empresas inviertan sobre todo en eficiencia. “Los temas más de moda [como la gestión del dato] van a ser parcialmente sacrificados por la eficiencia”, vaticina José Manuel Desco, director general de Orizon.

La compañía tratará de aprovechar este momentum con su tecnología, centrada de vigilar de forma ininterrumpida el funcionamiento de las infraestructuras tecnológicas de las grandes corporaciones de manera dinámica; desde el desarrollo de nuevo software hasta las aplicaciones en funcionamiento detectando y eliminando problemas.

Desde 2012, celebran, la compañía ya ha conseguido ahorrar a sus clientes 120 millones de euros en costes de TI.



Webinar ondemand

Otros especiales

Revistas Digitales

DealerWorld Digital

 



Registro:

Eventos: