Telecomunicaciones
fusión
Orange

Repercusiones de la fusión de Orange y MásMóvil en el mercado español

La operación convertirá a la nueva compañía en líder en número de clientes de consumo, lo que podría obligar a Vodafone a explorar alguna adquisición en el mercado.

fusión, unión, manos, juntos
Créditos: Tim Mossholder (Unsplash).

Hasta hace pocas semanas todavía se especulaba sobre la posible compra de MásMóvil por parte de Vodafone –unos rumores que nacieron en 2019– en una operación que haría escalar posiciones a la tercera operadora del mercado español en detrimento de Orange. Pero, contra todo pronóstico, ha sido esta última compañía francesa la que, en un giro del caso de 180 grados, ha anunciado una fusión de su negocio en el país con la propia MásMóvil. Como resultado, se creará una empresa, en forma de joint venture, valorada en 19.600 millones de euros que será controlada por ambas matrices al 50% con los mismos derechos de voto y que, según las previsiones, tendrá unos ingresos de alrededor de 7.500 millones de euros anuales. Asimismo, podría acceder a una cartera de unos 7,1 millones de clientes de fijo, 20,2 de móvil postpago y 1,5 millones de usuarios de televisión.

Para el analista principal de IDG Research, Fernando Maldonado, la fusión tendrá efectos inmediatos en el mercado en el sentido de que el nuevo operador resultante se convertirá en el primero en número de clientes de consumo, “que es el segmento que más ingresos genera a estas organizaciones”. Por otra parte, cree que en el ámbito B2B tendrá menor impacto “ya que MásMóvil no tenía una presencia reseñable”. Además, añade, este efecto residencial empujará a Vodafone a buscar alguna adquisición en el mercado. “Con el tablero actual queda como un contendiente mucho más pequeño”.

De hecho, el presidente y CEO de Orange, Stéphane Richard, ya se ha congratulado por la capacidad de generar “un competidor más fuerte” y “capaz de realizar importantes inversiones necesarias para desarrollar plenamente el mercado español”. Y, Joaquín Colino, máximo responsable del negocio B2B de la multinacional en España, definía, en esta entrevista con ComputerWorld anterior al anuncio de la operación, como “complicado” el contexto del mercado local, sobre todo por la fortaleza de sus dos rivales principales, Telefónica, que ocupa el primer puesto, y Vodafone. En un una primera reacción a la operación, Orange ya fortalece de por sí su segunda posición en el tablero. Cabe recordar que MásMóvil es propietaria de Euskaltel, que compró en 2021 por unos 2.000 millones de euros.

 

Efecto estabilizador en el mercado

Por supuesto, el cierre de este acuerdo, que se espera que se capitalice para el segundo trimestre de 2023 con la nueva marca a total rendimiento, tendrá efectos sobre los usuarios y los precios de los servicios de telecomunicaciones. “Habrá un proceso de estabilización”, anota el analista. “Hablamos de un mercado que actualmente es hipercompetitivo, lo que en parte está marcado por la estrategia de Orange en el escenario mayorista, permitiendo la entrada de pequeños competidores e incluso el auge de MásMóvil. Ahora los precios se estabilizarán; y no es descabellado pensar en una subida”.

Por otra parte, todo esto tendrá impacto en el despliegue de 5G, que actualmente está en fase de inversión. “Aseguraremos el liderazgo en infraestructura de fibra y 5G”, expresaba Meinrad Spenger, CEO de MásMóvil, a tenor de las conversaciones sobre la fusión. “Para prestar un servicio excepcional en el país necesitamos operadores fuertes con modelos de negocio sostenibles”. Al respecto, concluye Maldonado, “un plan de negocios más optimista sobre futuros ingresos va a dinamizar el mercado”.



Contenidos Patrocinados

sitio web, internet, portátil, pc TENDENCIAS

Especial Sanidad

Be Data Ready

Webinar Commvault Metallic

Communications Platform for Business

Partnerzones



Registro:

Eventos:

 

Revistas Digitales

DealerWorld Digital

IDG Research