Telecomunicaciones
Resultados
Vodafone

Vodafone despedirá a 11.000 trabajadores en tres años y revisará su estrategia en España

Los malos resultados financieros de la telco en el país están haciendo evaluar a sus directivos cambios estructurales en la filial, incluso su venta.

Vodafone

La filial española de Vodafone no se está desempeñando como sus directivos esperan. Tras registrar una baja del 6,5% en sus ingresos respecto del año anterior, llegando a los 3.900 millones de euros, el operador ha anunciado una revisión de su estrategia en España, que contempla cambios estructurales en la compañía, incluida una posible venta de la filial. A nivel global, Vodafone ha anunciado el despido de 11.000 empleados en los próximos tres años, que representan el 12% de su plantilla alrededor del mundo. 

Para Margherita Della Valle, consejera delegada de Vodafone, la situación de la empresa en España es “obviamente muy difícil que no tiene un rápido arreglo”, por lo que aún se están evaluando los pasos a seguir en este mercado. Si bien ya se había tanteado la idea de vender la filial española, Della Valle aseguró que todavía es pronto para ese tipo de decisiones. Además de una posible venta, la telco también ha barajado un acuerdo con Telefónica para utilizar su red de fibra óptica, en caso de que la francesa decida vender su red de cable.  

España representa el 9% de los ingresos por servicios del grupo y el 6,5% del ebitda. Este pasado año fiscal, la evolución del negocio en el país estuvo por debajo del coste promedio ponderado del capital (WACC, por sus siglas en inglés), algo que se repitió en mercados como el italiano y el británico.

Así, los ingresos por servicios en España registraron una caída del 5,4% (3.514 millones de euros), una baja que se frenó en el cuarto trimestre y que llegó al 3,7%, producto de la subida de precios que se implementó en enero de este año y del impulso del negocio de empresas. La tasa de rotación de clientes de contrato aumentó 2,7 puntos gracias a la simplificación de las tarifas.

Los resultados financieros de Vodafone muestran también que su base de clientes de contrato móvil disminuyó en 36.000 y llegó a los 11,1 millones, y que 123.000 SIM temporales (entregadas a escuelas y universidades durante la pandemia) fueron desconectadas. En tanto, se registraron 121.000 clientes menos en banda ancha fija, alcanzando una base de clientes de 2,9 millones, y una reducción de 56.000 en los clientes de televisión, totalizando 1,5 millones de contratos.

En otra nota, su negocio de internet de las cosas (IoT) se vio aumentado en un millón de líneas adicionales, sumando ya un total de 5 millones, mientras que la compañía continúa apostando por ampliar su red 5G. La marca low cost de Vodafone, Lowi, también sumó 200.000 clientes a su base.

“Hoy estoy anunciado mis planes para Vodafone. Nuestra evolución no ha sido suficientemente buena. Vodafone debe cambiar y mis prioridades son los clientes, la simplificación y el crecimiento”, comentó Della Valle. Así, la compañía prevé ingresar 3.300 millones de euros en el actual ejercicio fiscal, por debajo de las expectativas del mercado que situaban la cifra en torno a los 3.600 millones. La noticia no fue bien recibida por los inversores y las acciones de Vodafone cayeron un 7,44%.



Webinar ondemand

Otros especiales

Revistas Digitales

DealerWorld Digital

 



Registro:

Eventos: