ENTREVISTAS
IA generativa

Adigital: "Queremos informar y formar sobre los desafíos éticos, económicos y regulatorios de la IA"

La patronal tecnológica Adigital acaba de abrir una división enfocada en la inteligencia artificial. Su director, Justo Hidalgo, repasa sus objetivos y las principales noticias de esta tecnología tan polémica.

Justo Hidalgo, Adigital

En un momento trascendental y polémico para sociedad y empresas debido al acelerado avance de los sistemas de inteligencia artificial (IA), una de las principales patronales tecnológicas de España, Adigital, acaba de formalizar una nueva división focalizada en este segmento, que estará dirigida por Justo Hidalgo. “Este nuevo departamento nace de la reflexión sobre la creciente relevancia de la IA, que lleva muchos años con nosotros y con aplicaciones útiles, pero que hasta hace poco no ha pasado de lo técnico a lo democrático, con soluciones como ChatGPT, que responde de una manera similar a como lo haría un humano”, explica este doctor en Ciencia de Datos y Máster en Ingeniería Informática, autor de varios libros y profesor de posgrado, entre otras actividades, en conversación con ComputerWorld. La velocidad de esta ciencia es tal que no paran de sucederse noticias a diario, como la reciente carta que varios gurús han firmado en la que avisan de que existe el riesgo, al igual que una pandemia o una guerra nuclear, de que la IA conduzca a la extinción humana.

La charla se produce días antes de que se lanzara esta misiva, pero Hidalgo no rehúye el debate, y por ello, argumenta que uno de los principales objetivos que se marca, aparte de ayudar a la economía digital y a que se introduzcan servicios potentes, pasa por reducir la brecha de conocimiento: “La IA es especialmente complicada porque toma decisiones. Y queremos acompañar a las compañías y a la sociedad a comprender su funcionamiento y lo que supone el concepto de IA responsable”. Para ello, comenzará por abrir una mesa de diálogo con los más de 500 asociados del organismo, saber sus necesidades, entenderlos y ayudarlos en fases como la regulatoria.

El directivo entiende que las organizaciones van a dos ritmos distintos; por una parte, las que ya saben lo que es la IA y a las que la llegada de ChatGPT supone un modelo más de su bolsa de herramientas, y, por otra, las que no saben lo que se está haciendo. “Por eso es muy importante ese proceso de información y formación sobre los desafíos éticos, económicos y regulatorios”, dice. “Pero también hay que hablar sobre oportunidades, no tenemos que pensar que esta tecnología nos va a reemplazar, y las pymes, por ejemplo, tienen que saber cómo utilizarla y el enorme abanico de soluciones que tiene a su alcance

En este sentido, Hidalgo cree que un tema muy importante será el de la autorregulación, es decir, desarrollar la capacidad de las empresas para probarse a sí mismas en cuanto al cumplimiento hacia una regulación que en la Unión Europea (UE) se prevé inminente. “Queremos que prueben los sistemas antes de lanzarlos al mercado. A partir del mes de julio va a haber muchísimos planes y actividades, y aquí Adigital tiene un rol muy relevante y de acompañamiento”.

Por supuesto, la patronal quiere lidiar esta contienda con el apoyo y la colaboración de las otras grandes asociaciones del sector: “Intentamos empujar la economía digital, pero estamos en un contexto en el que todo cambia muy rápido, y si no colaboramos no podremos avanzar. Nuestra gran aportación es la creación de esta unidad, muy centrada en conseguir esa visión global tecnológica para llegar a la regulación y la ética”, expresa.

 

Mucho ruido alrededor de la inteligencia artificial

En las últimas semanas, el ruido ha sido el adjetivo que ha definido a todo lo relativo a la IA generativa. Tras la sucesión de versiones de ChatGPT, se han abierto debates en torno a riesgos, ciberseguridad y privacidad. En relación a este último derecho, Bruselas ya ha abierto un foro de trabajo para examinar los choques que puede tener la aplicación con el Reglamento General de Protección de Datos (GDPR, de sus siglas inglesas). De hecho, Italia ya prohibió su uso durante un tiempo hasta recabar datos. Otras grandes tecnológicas, como Samsung o Apple han hecho lo propio para con su fuerza laboral. La UE ya se prepara para ser pionera en la legislación. “Los próximos meses van a ser cruciales”, reflexiona Hidalgo. “La llegada de los GPT obliga a cambios en el borrador, ya que son sistemas fundacionales que adquieren tanta información que obliga a matizar. Un tema interesante será el de los agentes, es decir, que varias IA interactúen entre ellas para terminar un trabajo. Veremos si la norma es más flexible o restrictiva”.

En cualquier caso, defiende que es una buena noticia que estos sistemas sean regulados, aunque no se muestra partidario de pedir una moratoria a su desarrollo, tal y como propusieron varios expertos y empresarios como Steve Wozniak y Elon Musk: “Hacer esta petición en un sistema abierto en el que cada país va dando pasos es algo complejo. Es cierto que como mensaje de que tenemos que tener cuidado me parece interesante, pero no más allá de eso”, concluye.



Webinar ondemand

Revistas Digitales

DealerWorld Digital

 



Registro:

Eventos: