Internet de las Cosas
ENTREVISTAS
Empresa

Alicia Asín sobre el valor diferencial de Libelium: “Digitalizamos la sostenibilidad, y eso, hoy día, nos hace muy interesantes”

Alicia Asín, cofundadora y CEO de Libelium, desenmaraña las ‘redes’ del Internet de las Cosas haciendo un repaso de la historia de la compañía, sus objetivos, soluciones y próximos pasos en el sector.

Alicia Asín, CEO Libelium
Alicia Asín, cofundadora y CEO de Libelium, habla para ComputerWorld España.

El profundo proceso de digitalización que han vivido las sociedades modernas en los últimos años ha hecho florecer un nuevo vademécum tecnológico. Entre los conceptos acuñados en este abecé especializado hay uno que sobresale a causa de las tendencias actuales que nos guían hacia una conectividad avanzada y una imperante necesidad de interoperabilidad: Internet de las Cosas (IoT). De ahora en adelante este será el hilo conductor de la entrevista que protagoniza Alicia Asín, cofundadora y CEO de Libelium, para ComputerWorld España. Un encuentro que repasa el origen de la compañía especializada en el diseño y desarrollo de soluciones IoT, sus objetivos de negocio y áreas estratégicas para los próximos doce meses y su recorrido hasta la final de los Premios Unicornio del Futuro 2023. Así ha hablado la consejera delegada de Libelium sin perder de vista su motivación principal: “Impulsar tecnología IoT que permita mejorar la calidad de vida de los ciudadanos, incrementar la competitividad de las empresas y contribuir a crear una sociedad más transparente y democrática”.

 

Libelium ha sido finalista en los Premios Unicornio del Futuro 2023 que se decidirán el próximo 8 de marzo. Enhorabuena por el reconocimiento. ¿Cuál es el valor diferencial de la compañía?

Este tipo de nominaciones siempre generan mucho hype, ya hemos notado el impacto en la imagen de la empresa. Llevamos más de 15 años diseñando y desarrollando soluciones IoT, antes incluso de que se bautizara como Internet de las Cosas, ya entonces teníamos puesto el foco en su potencial no sólo para hacer más productiva la empresa sino también para hacer más sostenible el planeta en el que vivimos. Digitalizamos la sostenibilidad y eso, hoy en día, nos hace muy interesantes.

 

¿Qué señas de su ADN cree que le han llevado hasta la final de los premios DIGITALEUROPE?

Como digo, llevamos la sostenibilidad en el ADN, nos sale natural. Nuestros primeros proyectos fueron para detectar riesgo de incendios, prevenir inundaciones o para monitorear, recopilar y analizar la actividad dentro de las colonias de abejas de manera discreta. Nuestro compromiso con el planeta, junto con el momento empresarial en el que estamos inmersos (en 2021 llegamos a un acuerdo de ampliación de capital para incorporar a la firma de inversión Axon Partners Group, y en 2022 adquirimos nuestra primera empresa), nos han convertido en la candidata perfecta para este premio.

 

Echando la vista atrás, concretamente al origen de la compañía, ¿cómo nace Libelium? ¿Qué puede contarnos de aquellos primeros pasos de la empresa?

Libelium nace de un proyecto de fin de carrera, concretamente del de mi compañero de clase, David Gascón. Entonces vimos el gran potencial que brindaban las redes de sensores conectadas y, en 2006, nos lanzamos a constituir la compañía con más ilusión que conocimiento del ámbito de la empresa. Ahora, tras 17 años al pie del cañón, exportamos soluciones a más de 120 países y tenemos una plantilla de 80 personas.

 

¿Y del nombre?

Las redes de sensores se inspiran en el sistema de comunicación que emplean los insectos, donde la información salta de unos a otros hasta que el enjambre al completo recibe el mensaje. De manera similar funcionan nuestros sensores, que envían datos como la temperatura, la humedad, los gases, el ruido o la radiactividad. Precisamente por esto apostamos por tener nombre de insecto. El de libélula fue el que mejor nos encajó, declinándolo en latín para darle ese componente humano de conversación que no queríamos perder.

 

En la actualidad cuentan con diversas verticales que sustentan sus soluciones inteligentes, ¿cuáles son?

Libelium diseña y desarrolla soluciones inteligentes para tres áreas concretas: sostenibilidad, ciudades inteligentes e infraestructura y agrifood. Proveemos de soluciones inteligentes y completas, desde el sensor hasta los servicios en la nube, para que empresas y ciudades sean más sostenibles y eficientes.

 

"La adopción del IoT como aliado para la consecución de los Objetivos de Desarrollo Sostenible está forzando un cambio en el sector. Los estándares y la regulación están en camino"

 

¿Cómo ayudan estas dentro de cada división a sus clientes?

Nuestras soluciones aportan datos para la mejora en la toma de decisiones. Con agrifood ayudamos a mejorar la calidad del producto final y a hacer una producción más controlada y sostenible de granjas, invernaderos, campos de cultivo o piscifactorías. Mediante la vertical de ciudades inteligentes e infraestructura nos dirigimos a ciudades y gobiernos que necesiten medir la calidad del aire, reducir el tráfico rodado o gestionar la calidad del agua, por ejemplo. Además, disponemos de soluciones específicas para la gestión de las Zonas de Bajas Emisiones. La región de sostenibilidad, por su parte, contribuye a que empresas e industrias reduzcan su huella medioambiental para mejorar las cada vez más exigentes calificaciones ESG sin perder eficiencia e, incluso, ganando en rentabilidad.

 

Poniendo el acento en su evolución, ¿qué desafíos han atravesado desde el 2006 hasta la actualidad? ¿Algún reto memorable?

Puede ser que este sea el momento más delicado para el sector IoT. Hasta ahora ha estado muy fragmentado, muchas soluciones, muchos protocolos, muchas empresas y poca interoperabilidad. La adopción del IoT como aliado para la consecución de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) está reforzando un cambio en el sector. Los estándares y la regulación están en camino, pero con una nueva recesión a las puertas, este será el año donde solo a los que les salgan las cuentas a final del ejercicio aguatarán.

 

Según su propia página web, “creen fervientemente en el IoT como herramienta de ayuda en la toma de decisiones para construir una sociedad más sostenible y datocratizada”. ¿Cómo surge la idea de poner el foco en esta tecnología? ¿Qué ventajas brinda frente a otras grandes disrupciones tecnológicas?

¿Cómo tomar decisiones sobre la contaminación del aire, la calidad del agua o la productividad de una cosecha si no eres capaz de medirlas? El IoT hace visible lo invisible, pone números a indicadores que ciudadanos, agricultores, gobernantes y empresas necesitan. Con la incorporación de la inteligencia artificial (IA) y el machine learning (ML) el conocimiento se hace más profundo y las decisiones, por tanto, son cada vez mejores. Esto es lo que llamamos en Libelium la datocratización, la toma de decisiones basada en datos más que en intuiciones o ideologías.

 

¿En qué áreas del negocio pretenden concentrar la inversión durante los próximos doce meses?

Las ciudades inteligentes van a vivir una expansión en los próximos años, así que ahí vamos a focalizar gran parte de nuestros esfuerzos. Las soluciones de aparcamiento dedicadas a las estaciones de recarga de vehículos eléctricos, la monitorización de la calidad del aire en las Zonas de Bajas Emisiones y el diseño de rutas más eficientes para los camiones de recogida basuras son algunos de los ejemplos en los que estamos trabajando. Tampoco queremos perder el foco en la agricultura. Estamos detectando un cambio generacional que quiere quedarse en el entorno rural, pero que necesita de tecnología inteligente para hacer el trabajo en el campo más asequible.

 

El pasado año adquiristeis HOPU, una empresa líder en el desarrollo de soluciones de calidad del aire, ciudades inteligentes e infraestructura. ¿A qué responde esta decisión?

Forma parte de la estrategia de crecimiento orgánico e inorgánico que arrancamos con la entrada en el capital de Axon Partners. HOPU es una compañía referente en el desarrollo de soluciones de calidad de aire, ciudades inteligentes e infraestructuras. Es un hito en la historia de Libelium del que estamos enormemente orgullosos. Libelium es ahora un equipo más potente, ágil y sólido con una plantilla de más de 80 personas altamente cualificadas.

 

Poniendo el foco en su experiencia y bagaje, reconocidos en innumerables ocasiones, y aprovechando el tirón del 8-M, ¿cómo fomentaría que niñas y mujeres se decanten por el sector tecnológico erradicando así la brecha de género existente?

Creo que nos faltan referentes de mujeres líderes en el campo de la tecnología y la ciencia.  Estamos en el buen camino, pero no podemos permitirnos el lujo de parar ahora en esta búsqueda. Todavía estoy presente en muchas reuniones donde sigo siendo la única mujer. Hay que seguir trabajando.



TE PUEDE INTERESAR...

Contenido Patrocinado

Otros especiales

Revistas Digitales

DealerWorld Digital

 



Registro:

Eventos: