Fintech
Startups
Emprendedores

Aterriza en España iBanFirst, la 'fintech' que realiza pagos internacionales por 100 millones de euros al día

La plataforma francesa enfocada en pymes abre su primera oficina en Madrid con grandes expectativas para el mercado español: una cartera de 200 clientes y lograr la rentabilidad en su primer año.

pierre-antoine dusoulier ceo y fundador ibanfirst
Pierre-Antoine Dusoulier, fundador y CEO de iBanFirst.

Este jueves, la fintech francesa de pagos internacionales iBanFirst dio el pistoletazo de salida a su nueva oficina en España con Luis Azofra (JP Morgan, BBVA y Ebury) como cabeza de una operación que, con menos de 10 empleados y una licencia de servicios de pago recién estrenada en junio, pretende llegar a los 200 clientes en su primer año de funcionamiento en el país.

Y puede que lo logren. iBanFirst no es una novata en lo que hace: con una década de vida, la startup ya cuenta con 14 oficinas en 10 países (Francia, Bélgica, Alemania, Túnez, Italia, Reino Unido, Bulgaria, Rumania, Hungría y ahora España), 12.000 clientes a nivel mundial, cerca de 100 millones de euros en pagos internacionales por día y una reciente inversión de 200 millones de euros por parte de Marlin Equity Partners (MEP)

Además, en un país donde más del 90% del tejido empresarial está compuesto por pequeñas y medianas empresas, es casi imposible fallar con una solución de pagos internacionales hecha a medida para las pymes y corporate medianos. En conversación con ComputerWorld, Pierre-Antoine Dusoulier, fundador y CEO de iBanFirst, ejemplifica lo que hacen a través de un cliente típico, un importador que necesita pagarle a su proveedor en Hong Kong. “Garantizamos las mejores tasas en términos cambiar de euros a dólares y una muy buena experiencia en términos de pagos, de mandar el dinero y de saber cuándo va a llegar ese dinero a Hong Kong”, explica.

 

"Mejoramos todas las cosas que no nos gustaban cuando un cliente realizaba un pago internacional con los bancos. Es en lo que somos buenos"

 

Para esto, no ha sido necesario innovar mucho en cuanto a la tecnología core. “Cuando haces pagos internacionales, estás obligado a usar tecnología SWIFT, tecnología de la vieja escuela. Estamos haciendo alrededor de 100 millones de euros en pagos por día, lo que significa que no podemos inventar tecnología de punta, necesitamos algo muy resistente”, dice, además de ser el tipo de sistema que necesitan los clientes para realizar pagos.

No usan blockchain o criptomonedas, pero Dusoulier asegura que iBanFirst se destaca sobre todo por “todas las capas que ponemos encima de esta tecnología antigua, que facilitan una experiencia completa del cliente”. Gracias a una buena usabilidad de su plataforma, los clientes pueden hacer un seguimiento sencillo de sus pagos y cuánto será el coste total para ellos, con comisiones y tasas incluidas. Sin sorpresas. “Entonces mejoramos todas las cosas que no nos gustaban cuando un cliente realizaba un pago internacional con los bancos. Es en lo que somos buenos”, asegura.

 

Escuchando a las pymes

Además de aportar un sistema de seguimiento de los pagos que se realizan a través de iBanFirst, “que es bastante único en el mundo” en palabras de Dusoulier, el fundador de la fintech también destaca el alto nivel de personalización de la experiencia de su plataforma. 

Las personas usan sus plataformas de banco de una forma diferente”, explica. Hay CFO que hacen pagos todos los días, otros que los hacen una vez a la semana, otros que se conectan todos los meses pero no le pagan siempre a la misma persona, y así muchas otras formas. Por eso, una ventaja de iBanFirst es que ofrece una serie de widgets personalizables que se pueden agregar a la plataforma base y que harán más fácil el llenado de datos y los pagos. 

Asimismo, la aplicación permite el pago por adelantado, bloqueando la tasa de la divisa al momento de realizar la transacción. “Es muy importante para una compañía, incluso si es pequeña, estar seguro de bloquear la tasa. Eso es algo que la mayoría de los bancos no le están dando a los clientes más pequeños. Al bloquear la tasa, bloquean sus márgenes”, comenta. 

 

La pugna con los bancos

El CEO de iBanFirst explica que al contar con una licencia de servicios de pago -y no una bancaria-, no pueden dar créditos o gestionar tarjetas, sin embargo, pueden realizar las transacciones internacionales. “Como estas licencias son menores que las bancarias, somos más ágiles y hemos invertido mucho en la tecnología, lo que significa que nuestro servicio y la experiencia que le damos al cliente es 10 veces mejor que lo que encuentras en cualquier otra parte”, sostiene.

Aún así, Dusoulier ve las alianzas con otros bancos como parte del modelo de negocio. “Para hacer los pagos offshore estamos obligados a estar conectados con muchos bancos internacionales, necesitamos acceso al dólar, por lo que trabajamos con bancos estadounidenses, como JP Morgan, CityBank, Goldman Sacks. También trabajamos con bancos locales para tener un buen acceso a los mercados locales”, comenta.

 

"Somos más ágiles y hemos invertido mucho en la tecnología, lo que significa que nuestro servicio y la experiencia que le damos al cliente es 10 veces mejor que lo que encuentras en cualquier otra parte"

 

No obstante, cree que en España se encontrarán con el mismo problema que en Francia: “los bancos nos ven como un competidor”. Fuera de la Unión Europea, iBanFirst no ha tenido problemas para relacionarse con otros bancos. “Están interesados en hacer negocios con nosotros, porque a través de nosotros tienen acceso a un mercado abierto”, agrega.

Además, para Dusoulier, iBanFirst tiene otra gran ventaja sobre los bancos tradicionales. “No tenemos legacy, hemos construido todo desde cero con buena tecnología. Y estamos especializados, sólo hacemos pagos internacionales, por lo que es más fácil tener un producto que es mucho mejor que lo que puedes encontrar en un banco tradicional, porque ellos tienen que ser buenos en pagos internacionales, pero también en crédito, en tarjetas de crédito y todos sus productos”, mantiene. 

“Si lo miras desde la perspectiva tecnológica, gastamos millones de millones de euros desarrollando algo único. Ningún banco gasta tanto en el desarrollo de plataformas de pago internacional”, añade.

 

España en la mira

“Estábamos obligados a estar en España, si no lo estábamos sería tonto”, comenta el fundador de iBanFirst sobre la llegada del negocio al país. Esto por varias razones. Una de ellas es que “el mercado en España es como el de Francia, donde tienes más importadores que exportadores”. En general, la mayoría de los exportadores son grandes corporaciones, mientras que los importadores son pymes que en gran parte necesitan realizar pagos a través de las fronteras. Ahí es donde entra iBanFirst.

Otro factor clave es la gran cantidad de brókeres que realizan negocios inmobiliarios entre el Reino Unido y España. “Todos ellos tienen que hacer FX, entonces tienes a los brókeres de la vieja escuela que compiten con los bancos. Entonces ya tenían alternativas a los bancos aquí en España, por lo que los clientes no se asustan. Pero esas alternativas ahora ya son legacy”, lo que supone una ventaja para su plataforma tecnológica nacida en digital.

Luis Azofra y Pierre-Antoine Dusoulier, country manager de España y CEO de iBanFirst, respectivamente.

"Estábamos obligados a estar en España, si no lo estábamos sería tonto"

 

“Es un mercado fácil para nosotros por esas razones”, dice Dusoulier. En ese sentido, afirma que de aquí a fin de año quieren tener una plantilla pequeña, de 15 personas. “No queremos ser grandes al principio, queremos escalar de forma pausada. En nuestro negocio los clientes se quedan por mucho tiempo, entonces no necesitamos miles de clientes para ser rentables. Buscamos calidad antes que cantidad, esa es la forma en la que nos desarrollaremos aquí”, comenta.

Ésta es la razón por la cual tampoco tienen contemplado realizar adquisiciones de empresas similares en España. “Somos muy específicos con el tipo de compañía que compramos” y afirma que el país no hay muchas empresas que estén tan especializadas en el sector al que apuntan.

 

Apuntar alto

Este optimismo en el crecimiento del negocio de iBanFirst en España se refleja en sus objetivos para su primer año en el país: ser rentables y obtener 200 clientes. “Lo interesante de nuestro negocio es que no tenemos churn (tasa de cancelación); una vez una empresa se transforma en cliente, está tan contento con la experiencia que no se cambian. Por eso no necesitamos cientos y cientos de clientes, necesitamos buenos clientes, clientes felices que podamos ir sumando”, explica su fundador.

En cuanto al futuro de la fintech a nivel global y al plan para los 200 millones de euros de inversión que acaban de recibir, Dusoulier señala que seguirán haciendo lo que saben hacer bien y continuar creciendo internacionalmente. Detalla que “seguimos haciendo mucha innovación, sumando nuevas funcionalidades, estar seguros que tenemos esa ventaja en comparación con nuestra competencia. El gran plan es ser número uno en Europa en términos de ingresos para este negocio, pago internacional para pymes. Creo que es un objetivo que podemos lograr a finales del próximo año, muy rápido. Y luego el objetivo es ser número 1 del mundo”.



Contenido Destacado

Webinar Ondemand

Especial Sanidad

Communications Platform for Business

Omnicanalidad Tendencias

Be Data Ready

Partnerzones



Registro:

Eventos:

 

Revistas Digitales

DealerWorld Digital

IDG Research