computacion cuantica
ENTREVISTAS

"Con una computación cuántica madura, el coronavirus no hubiese tenido tanta trascendencia"

Enrique Lizaso, CEO y cofundador de Multiverse Computing, explica cómo su compañía aplica la computación cuántica, en gran parte de su actividad, para resolver problemas de la industria financiera.

Enrique Lizaso, Multiverse Computing
Enrique Lizaso, CEO y cofundador de Multiverse Computing.

“La computación cuántica es una realidad solo si sabes detectar los problemas a resolver y poner el foco en el lugar en el que tienes que aplicarla”, asegura Enrique Lizaso, cofundador y CEO de Multiverse Computing, la startup vasca que ha llevado esta tecnología revolucionaria, todavía en un estado muy incipiente de madurez, al mundo de las finanzas. El directivo, con una formación excelsa -tiene estudios de medicina, matemáticas e ingeniería informática-, cuenta a ComputerWorld cómo hace dos años surgió la idea de Multiverse a través de un grupo de trabajo, dentro de la asociación Quantum World, en el que redactaron varios documentos sobre la computación cuántica en el sector bancario. “A raíz de estos archivos, IBM nos dio un respaldo importante y nos llamaron del CDL (Creative Destruction Lab) de Canadá, donde conocimos a nuestro lead investor”, dice. Así surge esta historia meteórica, que en diciembre del pasado año ya levantó una ronda de financiación de millón y medio de euros, y que cuenta con clientes como BBVA, Bankia o la Diputación de Guipuzcoa, entre otros. 

Aunque reconoce que la firma también tiene un ojo puesto en industrias como la logística o la energética, el núcleo duro de la actividad de Multiverse gira en torno a las finanzas. En concreto, resuelve problemas “reales” con los que no pueden lidiar los ordenadores clásicos, como la complejidad con la que aumentan las cuestiones bursátiles; detección del fraude fiscal y anomalías, rentabilización de inversiones y simplificación de su proceso o gestión de riesgos, entre otros. Éstos se pueden clasificar actualmente en focalización y predicción, optimización comercial y elaboración de perfiles de riesgo. Además, asevera Lizaso citando a la consultora McKinsey, el financiero es un sector en el que la computación cuántica está dando los primeros impactos, porque sus problemas son más asequibles que los de otras industrias. “Es un campo en el que hay dinero y capacidades para seguir creciendo y crear algo realmente grande. Los bancos están dispuestos a invertir”, dice. 

De hecho, el 68% del Top 50 de entidades bancarias del mundo ya cuenta con iniciativas de este tipo. Y, a nivel general, un estudio de P&S Intelligence cifra en 65.000 millones de dólares el volumen de negocio que generará esta ciencia para 2030 en todo el mundo. “Nos encontramos ante un escenario de conocimiento enorme y con una gran curva de aprendizaje, pero somos los primeros que estamos resolviendo problemas con seriedad, haciendo que los algoritmos resten complejidades y no quedándonos solo en actividades demostrativas”, expresa.

 

"El financiero es un sector en el que la computación cuántica está dando los primeros impactos, los bancos están dispuestos a invertir"

 

Un futuro revolucionario

Una vez que la computación cuántica haya alcanzado el nivel de madurez deseable, vaticina Lizaso, los bancos la necesitarán al igual que sucede ahora con los ordenadores clásicos. “Será vital para su supervivencia y competitividad”. El experto cree que habrá dos áreas de revolución: la optimización de recursos propios del banco y el decremento del riesgo en la medición de la rentabilidad de los productos más complejos. En el primero, referido al dinero que prestan los accionistas y no los depositantes de la entidad, “la computación cuántica puede suponer la diferencia entre ganar o perder negocio”. Y, en el segundo, “habrá un cambio de paradigma enorme”. “Este campo está muy relacionado con las crisis financieras, como la de 2008, y la computación clásica no ha podido llegar a hacer este tipo de cálculos”. 

 

Qué hubiera sido de la crisis del coronavirus con la computación cuántica

La crisis más cercana, que todavía está muy vigente, es la de la COVID-19. Haciendo un ejercicio imaginativo, Lizaso cree que, de haber contado con capacidades cuánticas avanzadas, “el virus y su trascendencia no hubiesen sido tan importantes”. Es más, asegura que la tecnología habría producido cambios en el diseño de vacunas y fármacos para parar la enfermedad. “La computación cuántica puede acelerar el cribaje de muchos fármacos, lo que permitiría encontrarlos y desarrollarlos más rápido, así como aumentar la efectividad de las inyecciones”.

 

"La tecnología cuántica será vital para la competitividad de las entidades financieras"

 

Asimismo, dice, influirá en los ensayos clínicos y el tratamiento masivo de datos. Por ejemplo, en la detección de anomalías asociadas a efectos secundarios. “La computación cuántica acelerará la capacidad de respuesta en torno a este tipo de amenazas”. De hecho, una de las nuevas ramas de negocio que está desarrollando Multiverse, a la que han llamado ‘vida’, tiene que ver con la utilización de capacidades de análisis de grandes cantidades de datos para la detección de anomalías en el campo de la genómica. “Lo haremos de la misma manera que operamos en finanzas”, afirma. “El núcleo de los algoritmos, y no los detalles, es el mismo que se puede aplicar, con flexibilidad, a otras industrias”.

 


Revista Digital

Revista Digital CW julio/agosto

Webinar Ondemand

Modern Data Experience

Communications Platform for Business

Marketing digital Tendencias
Partnerzones IDG
Especiales IDG:


Revistas Digitales IDG

ComputerWorld Digital

CSO España Digital

DealerWorld Digital

IDG Research

 

Registro IDG España:

Eventos IDG:

 

Ya disponible en IDG Research: