ENTREVISTAS
Open source
Red Hat
Edge computing

"El código abierto representa colaboración, transparencia y meritocracia"

Julia Bernal, country manager de Red Hat para España y Portugal, habla de la importancia de tecnologías como la nube híbrida, la computación en el extremo o el código abierto.

Julia Bernal, Red Hat

Código abierto, nube híbrida abierta y computación en el extremo. Estos son los tres pilares actuales de la estrategia de Red Hat, uno de los principales proveedores del mercado del software open source, cuyo código está presente en la gran mayoría de las Fortune500. Sobre estas tecnologías se habló largo y tendido hace escasos días en el Red Hat Summit 2022, evento insignia de la tecnológica que, tras dos años de pandemia, ha podido reunir a su comunidad de manera presencial en Boston (Estados Unidos) y en el que se ha presentado la nueva versión del sistema operativo de la firma, así como el anuncio de su entrada en el sector automovilístico mediante un acuerdo de colaboración con General Motors. Además, se debatió sobre las demandas y la redefinición de la ‘nueva normalidad’, y de los nuevos modelos culturales corporativos. Julia Bernal, country manager de Red Hat para España y Portugal, charla con ComputerWorld sobre todas estas tendencias.

 

Durante el evento, Paul Cormier, CEO global de la compañía, aseguró que los nuevos formatos de negocio y de trabajo que han surgido tras la pandemia de la COVID-19 dan la razón al modelo que ha mantenido la comunidad de desarrolladores de código abierto durante muchos años. De hecho, llegó a aseverar que la única manera de seguir el ritmo de la innovación es adoptando el open source. ¿Cómo valora estas palabras?

Fue una intervención muy acertada e inspiradora. Es cierto que para nosotros este año el Red Hat Summit ha sido muy especial porque, tras la crisis sanitaria, pudimos hacer un evento híbrido en Boston, con clientes y partners de manera presencial, y seguido por millones de personas por Internet. La pandemia ha supuesto un gran aprendizaje para todos; las compañías han tenido que acelerar y poner en marcha nuevas soluciones para adaptarse al mercado. Y, nosotros, como muy bien dice Cormier, gracias al modelo de colaboración en código abierto con ingenieros que trabajan en todo el mundo, hemos ido procediendo de la misma manera habitual. Hemos conseguido muchos avances e innovaciones que hemos podido presentar estos días. Y, hemos mostrado nuestra evolución hacia el edge computing (computación en el extremo) y el refuerzo por la apuesta que hicimos hace tiempo sobre la nube híbrida abierta. El modelo de Red Hat de colaboración basado en código abierto nos ha permitido avanzar en un contexto en el que no todas las organizaciones estaban preparadas.

 

Datos internos de la compañía ponen de manifiesto que, en 2021, la Fundación Linux contaba con más de 28.000 colaboradores activos en todo el mundo, que añadían más de 29 millones de líneas de código cada semana. ¿Qué nivel de implantación tiene este tipo de desarrollo en las empresas?

El código abierto es una tendencia imparable. Mark Andersen decía que el software se iba a comer el mundo. Nosotros opinamos que ya lo ha hecho, pero sobre todo el código abierto. En el 99% de las compañías encuentras software open source. Y, en este sentido, nuestras tecnologías están en más del 90% de las empresas del Fortune 500. Ahora mismo, toda la innovación viene de estas comunidades y su implementación ha ascendido de forma increíble.

 

¿Cuáles son las nuevas necesidades que han surgido en las compañías durante estos dos años?

Las compañías necesitan agilidad e innovación, e incorporarlas de la forma más óptima. El mundo cambia muy rápido y hay que adaptarse. Por ejemplo, tecnologías como el edge computing, que permiten generar conocimiento donde los datos se producen, se demandan cada vez más. También la nube híbrida, que garantiza la flexibilidad y otorga nuevas capacidades. Pero también supone complejidad y gestionar de forma más automática los entornos de los clientes, que buscan la manera de que las aplicaciones residan en el mejor lugar que puedan estar, ya sea en las distintas nubes, en los centros de datos o en el extremo.

 

"Nuestro modelo de colaboración en código abierto nos ha permitido avanzar en un contexto pandémico para el que muchas organizaciones no estaban preparadas"

 

 

¿Cómo se define desde Red Hat el edge computing?

Es la capacidad de generar conocimiento a partir del lugar en el que se producen los datos. Y esta información se puede generar en cualquier lugar: en la tierra, en un centro de datos, en una nube, en el espacio o, por poner un ejemplo, en una tubería de gas en medio de un desierto. Esto tiene que ver con muchos casos de uso diferentes y con la unión de lo físico y lo virtual. Y en estos últimos años las compañías se han dado cuenta de que necesitan procesar estos datos donde se generan porque hay situaciones en las que hay que evitar las latencias del envío, o hay lugares donde no hay redes o la conectividad es intermitente. Además, cada vez hay más dispositivos de distinto valor que aportan muchos casos de uso en ciudades inteligentes, medicina e incluso en el espacio, con los distintos satélites. Nuestra visión tiene que ver con extender la computación y producir inteligencia en el lugar donde se produce la información.

 

Desde la compañía se habla de la quinta nube como un nuevo conector de los distintos entornos cloud, dispositivos, el extremo y todas las cargas de trabajo que “deben basarse en estándares comunes y abiertos”. En este sentido, la principal presentación del Red Hat Summit es la nueva versión del sistema operativo Red Hat Enterprise Linux 9. ¿Qué va a suponer para el mercado, junto con esta filosofía?

Red Hat Enterprise Linux siempre está en el epicentro de todo nuestro porfolio. Con esta versión extendemos sus capacidades al extremo, de manera que admitimos muchos más tipos de dispositivos y de hardware. Añadimos nuevas funcionalidades en cuanto a automatización; manejar millones de dispositivos en el extremo de la red es muy complejo pero aporta muchísimo valor. Con Red 9 hacemos esta gestión mucho más sencilla. Además, incorporamos más seguridad, que está en el foco de nuestra actividad y es una obsesión para nosotros. Buscamos detectar más y evitar cualquier brecha. Con esto, conseguimos tener disponibilidad en prácticamente cualquier hardware; desde el centro de datos hasta el extremo de la red, apoyándonos en todos nuestros partners.

 

La consultora IDC prevé que el impacto de esta nueva versión supere los 13 billones de dólares en 2022.

Con este sistema operativo, al final, nuestros clientes ahorran costes y tiempo y trabajan con mayor eficiencia. Además, como está tan extendido, las compañías pueden elegir qué herramientas utilizar y ampliar la capacidad cuando la necesiten. 

 

 

"Las compañías se han dado cuenta de que necesitan procesar los datos en el lugar en el que se generan"

 

 

En este escenario tan deslocalizado, ¿cuáles son las claves de una buena estrategia de seguridad?

El software se ha convertido en un objetivo para los ciberdelincuentes. En 2021 hubo un aumento de los ataques en su cadena de suministro. En ese ámbito, hemos reforzado la seguridad en todo nuestro porfolio de tecnologías de nube híbrida. Somos muy conscientes de la necesidad de proteger la integridad de las actualizaciones de software y de protegerlas y verificarlas durante todo el ciclo de vida del desarrollo. No solo de nuestro propio software, sino también del que se produce en las organizaciones. Hemos anunciado nuevas funcionalidades introduciendo patrones de seguridad en la cadena de suministro del software, junto con la capacidad de firmar digitalmente el código para garantizar que cuando llega a su destino no ha sido vulnerado.

 

Otro de los grandes anuncios que la firma ha hecho durante el evento es el acuerdo con General Motors para promover los vehículos definidos por software en el extremo y resolver distintos desafíos. ¿Cuáles son los principales retos de la industria de la automoción y qué va a aportar Red Hat?

Es un gran avance. Este acuerdo forma parte de nuestra estrategia Red Hat Edge para impulsar la próxima revolución del automóvil. Los sistemas de software son complejos y requieren de protección, de ciberseguridad y de certificaciones. Vamos a promover este tipo de vehículos como un ejemplo más de las capacidades del edge computing. Junto con General Motors, pretendemos hacer que estas complejas actualizaciones sean más sencillas y frecuentes implementando un sistema operativo pionero de certificación continua que va a ser compatible con todas las aplicaciones que corren en los vehículos. Creemos que estamos en un momento histórico en el que se produce la convergencia del transporte y la tecnología. Llevar un sistema de código abierto y nativo al coche es algo que va a permitir estandarizar. Y los estándares van a permitir que se produzca un diseño del software mucho más escalable.

 

Todo este abanico de tecnologías, desde la nube híbrida hasta el extremo pasando por la ciberseguridad, conlleva un cambio radical en la cultura de las compañías. ¿Cuáles son los principales retos que existen a la hora de generar un modelo de operación transversal?

Las compañías tienen que innovar y responder a necesidades cambiantes. Más que nunca, la agilidad es un imperativo. Y, finalmente, el código abierto representa colaboración, transparencia y meritocracia. Todos esos valores se trasladan a la cultura de las empresas que utilizan este software. Los tiempos en los que los CIO tenían la tecnología en sus centros de datos, y estaban muy seguros de que se quedaba ahí dentro, han pasado. El mundo es mucho más volátil y hay una evolución constante. Por lo tanto, hay que cambiar la forma en que la información se comporta y de cómo se colabora. Estos valores, inherentes en nuestra cultura, se van extendiendo a las compañías mientras abordan estos proyectos. El software de código abierto no limita la inspiración. Creemos que las compañías que utilizan nuestra tecnología se contagian de esta cultura.

 

"Queremos impulsar la próxima revolución del automóvil"

 

 

En alguna ocasión, ha llegado a afirmar, incluso, que el código abierto lucha contra la desigualdad.

Desde Red Hat promovemos siempre la meritocracia, la diversidad y la igualdad. Por ello, entendemos que el desarrollo de código abierto no tiene género, igual que el talento. Dentro de nuestros valores se extienden los de igualdad y de diversidad como estrategia corporativa.

 

¿Cómo ve el mercado de Red Hat en España para 2022?

Hace seis años que lidero Red Hat en España y Portugal y estoy muy contenta del crecimiento de la región. La nube híbrida es una realidad en todos los sectores en el país; desde entidades financieras, energéticas… Estamos viviendo también un auge especial de innovación y modernización en el sector público. Y, nuestro ecosistemas de partners es cada vez más amplio. Seguimos creciendo a buen ritmo y preveo un buen futuro para la compañía.



TE PUEDE INTERESAR...

Especial Sanidad

Communications Platform for Business

Acelera tu Transformación Digital

Be Data Ready

Metallic

Partnerzones



Revistas Digitales

DealerWorld Digital

IDG Research

Registro:

Eventos: