Entrevista
Empresa

“El límite es lo que facturan cualquiera de los gigantes. No hay que dejar de soñar”

La ‘startup’ española Stratio BD cierra una ronda de financiación histórica arañando los 65 millones de euros. Un monto que da alas a un ambicioso plan de expansión que nos desvela Óscar Méndez, fundador y CEO de la firma.

Stratio BD CEO
Óscar Méndez, CEO y fundador de Stratio BD.

Hay una compañía que, en menos de una década, ha logrado derribar muros y abrirse camino en el segmento del Data Fabric con una apuesta robusta. Su nombre resuena con fuerza, especialmente tras cerrar una ronda de financiación histórica liderada por por InfraVia Growth arañando los 65 millones de euros. Stratio BD, la compañía que capitanea Óscar Méndez, ha logrado posicionarse con éxito como proveedor de soluciones tecnológicas para la gestión del dato de grandes compañías, especialmente de clientes Blue Chip. Gran parte de este logro se debe a su plataforma Augmented Data Fabric, una herramienta que ayuda a sus clientes a acceder y agregar datos procedentes de diferentes fuentes heterogéneas, utilizando tecnologías de virtualización e ingesta automatizada de información, para extraer conclusiones y gobernar grandes conjuntos de datos.

Así, aprovechando el anuncio de su ronda de financiación Serie C de 65 millones de euros y sus futuros planes de expansión, charlamos con Óscar Méndez, fundador y CEO de la firma. Dinamismo, ambición e ilusión se desprenden de un discurso con un objetivo claro: alcanzar la soberanía del Data Fabric.

 

El crecimiento imparable de Stratio BD es un hecho, ¿cuál es el valor diferencial que les ha catapultado?

Principalmente la diferencia es una nueva tendencia a nivel de datos que se llama Data Fabric. El Data Fabric no se corresponde con un cambio tecnológico de determinadas piezas, sino que cambia el concepto de cómo se obtenía el valor del dato. Hasta ahora lo hemos hecho metiendo los datos en silos, es decir, todo muy técnico, con personas y un esfuerzo humano tremendo, haciendo programas y copiando los datos físicamente de un lado a otro. Lo que hemos venido haciendo se puede resumir así: esfuerzo humano y mucho sufrimiento.

El concepto Data Fabric cambia esto y lo que pretende es crear, obtener valor del dato, pero automatizando las cosas. Es decir aboga por automatizar los procesos desde el gobierno del dato. Esto tiene dos cambios significativos: el gobierno del dato pasa a ser accionable y, por otro lado, desde el gobierno del dato se automatizan las cosas para crear una capa de datos unificada, con significado, que las áreas de negocio puedan entender, que tenga calidad y seguridad y que puedan obtener valor de ella. Esto implica un cambio de paradigma o de concepto. Y este cambio de concepto supone una oportunidad enorme para liderarlo como empresa de producto a nivel global y multiplicar exponencialmente el valor que generamos a los clientes; y a partir de ahí, generando valor, aumentar los ingresos de Stratio BD como empresa.

 

Lograr extraer el máximo valor de los datos, junto a la gobernanza de los mismos, supone una  de las grandes ventajas competitivas para las grandes organizaciones B2C, ¿qué desafíos plantea?

A nivel empresa, el principal desafío es hacer un producto que unifique el gobierno del dato con todos los productos del gobierno del dato y con un elemento que lo haga accionable, que es la virtualización. Se trata de crear un producto en el que se combine el gobierno del dato con la virtualización y con la inteligencia artificial también automatizada mediante herramientas de zero code que automatizan la generación de algoritmos o de low code para democratizar el desarrollo de algoritmia e inteligencia artificial. Con lo que el reto ha sido crear estos tres componentes, pero, la verdad, es que la gran ventaja que tenemos es que como lo hemos creado desde el principio con una visión holística de Data Fabric, están perfectamente integrados desde la construcción. Esto hace que cuando competimos con otras empresas que no lo han concebido desde el principio como un todo tengamos unas ventajas muy diferenciales.

 

Acaban de cerrar una ronda de financiación de 65 millones para impulsar su expansión, ¿podría avanzarnos las líneas maestras de ese plan? ¿Qué puntos lo articulan?

Está claro, el objetivo es la dominación mundial. Para conseguir esto, lo que pretendemos es ir paso a paso. El primer paso es ser líderes en Data Fabric y Data Mesh, que son las tendencias de datos actuales a nivel global. Para ello hemos abierto oficinas y contaremos con una presencia directa en Francia, Italia, Reino Unido, Países Nórdicos y Alemania. Posteriormente abriremos oficinas en EE.UU, en la costa este primero y luego en la costa oeste. Actualmente ya estábamos en España y en Latam, con lo que eso haría que prácticamente toda Europa, EE.UU y Latam estuvieran cubiertos. A partir de ahí, el salto sería a los mercados asiáticos. En los próximos dos años este es el objetivo. De hecho, en Francia, Inglaterra, Italia y Países Nórdicos ya tenemos equipo y hemos empezado con el plan.

 

¿Europa ahora mismo es punto neurálgico, punto estratégico?

Sí, porque además creemos que un cambio de tendencia permite que, extendiendo este producto en Europa, a la vez consiga que la región lidere esta transformación y esta obtención de valor del dato exponencial para que las empresas en Europa a su vez sean más competitivas. Es una necesidad porque tecnológicamente nos estamos quedando en Europa bastante atrasados. En este sentido creemos que es una oportunidad como empresa, pero es una oportunidad a nivel europeo para que se lidere esta tendencia, este cambio, y a su vez genere una ventaja competitiva para las empresas de la región.

 

¿Hacia dónde camina el sector del Data Fabric? ¿Qué recorrido tienen por delante?

Igual que en los 90 los data warehouse lideraron los datos durante 10 o 15 años y entre el 2005 y el 2010 se inventa el Big Data y los lagos de Big Data consolidándose como un negocio de muchos miles de millones, creemos que el Data Fabric tiene una proyección mucho mayor. En este sentido, voy a intentar ser muy ambicioso y explicar el por qué. El Data Fabric es una tendencia de datos global, no es como los lagos de Big Data, por ejemplo, que solo aplicaban a grandes volúmenes de datos o datos en movimiento o datos no estructurados, con lo que era un subconjunto de empresas y de casos de uso. El Data Fabric, en cuanto al concepto, aplica a empresas que tienen pocos datos (small data), estructurados o no estructurados, es decir, contempla toda la casuística de datos, no es un subconjunto. Con lo que si en el Big Data hablábamos de cientos de billions, en mi opinión, hablando de un horizonte temporal lejano en relación al Data Fabric, de diez a veinte años podríamos hablar de trillions.

¿Por qué? Porque el Data Fabric tiene una serie de tecnologías que están alineadas con todo lo que es el metaverso, que como sabéis es la evolución de Internet natural, es un Internet inmersivo, con realidad virtual, en el que nos desarrollamos e interactuamos los seres humanos. Eso tardará más o menos, pero sí que es la realidad de Internet y del desarrollo humano. Entonces, el Data Fabric dará lugar al dataverso, que consiste en mover los datos en ese metaverso gracias a las tecnologías que utilizamos y a la virtualización. Por tanto, como el metaverso y el dataverso moverán el 25% de toda la economía mundial, en mi opinión, de aquí a veinte años, pues hablaríamos de trillions. En este sentido, la empresa que lidere el Data Fabric  probablemente será uno de los grandes actores del dataverso y del metaverso y, por lo tanto, contará con una oportunidad de billones.

De hecho, hay un tema muy bonito para mí, para Europa y para España. Este se basa en el trabajo remoto (full remote). El poder trabajar tecnológicamente con profesionales de gran talento en España para empresas internacionales como es nuestro caso y para otras empresas, permitiría que liderando la innovación tecnológica en estos aspectos (Data Fabric, dataverso…) se exportara tecnología con grades revenues. Por ser muy ambiciosos, en un momento dado, si se aprovecha bien y se tienen las ayudas gubernamentales adecuadas, se podría llegar a exportar tecnología desde España con los mismos ingresos que los que está generando el turismo actualmente. Yo estoy convencido que si se aprovecha, debido al gran valor y calidad demostrada y reconocida en el mundo de los ingenieros y profesionales de tecnología en España, la oportunidad es inmensa.

 

En cifras de negocio, ¿cuál es su pronóstico de crecimiento en Europa tras la última ronda de financiación?

En realidad el pronóstico es relativamente sencillo: es multiplicar más de un 100% cada año. Es sencillo decirlo, apostar por la regla de multiplicar por dos, pero claro, todos sabemos que las multiplicaciones acumuladas generan números que dan vértigo. Por ejemplo, la idea en unos pocos años es llegar a cientos de millones de ingresos y ser una empresa que, a nivel valoración, valga varios miles de millones, pero no con el objetivo de enriquecerse, sino con el de crear una empresa de innovación tecnológica que sirva como un ejemplo para que se creen otras empresas en España y en Europa y generen ese tejido tecnológico del que hablaba anteriormente. Por eso el objetivo es en los próximos años llegar a alcanzar ingresos de varios cientos de millones y, a partir de ahí, el límite es lo que factura cualquiera de los gigantes. No hay que dejar de soñar.



Contenidos Patrocinados

Especial Sanidad

Communications Platform for Business

SMS fraude falso Soluciones

Acelera tu Transformación Digital

Be Data Ready

Metallic

Partnerzones



Revistas Digitales

DealerWorld Digital

IDG Research

Registro:

Eventos: