Entrevistas | Artículos | 12 JUN 2014

"En proyectos de transformación, solo Citrix puede ofrecer una solución extremo a extremo", Santiago Campuzano, director general de Citrix

Santiago Campuzano, director general de Citrix, analiza el posicionamiento de su campañía en un munto, el de la tecnología, que está inmerso en un proceso de transformación a todos los niveles, incluyendo la infraestructura de las empresas.
Santiago Campuzano, director general de Citrix
Texto: Maria José Marzal / Fotos: Juan Márquez

En este entorno definido por el concepto de transformación, ¿cuál es la propuesta de valor de Citrix?

Basándonos en el concepto que se conoce como la Tercera Plataforma, nuestro objetivo es que el usuario pueda trabajar allá donde se encuentre en un entorno de máxima seguridad, algo que Citrix ha hecho desde su nacimiento en 1989. A partir de ahí, la adaptación a cualquier entorno de transformación es algo natural para nosotros y, en concreto, con todo lo que supone la Tercera Plataforma. Es más, podría asegurar que el mayor cambio tecnológico de los últimos 40 años es el que estamos viviendo en la actualidad, ya que cambiamos el modo de trabajar de forma global.

 

¿Podría explicar de qué forma las empresas deben abordar este nuevo escenario?

Una vez que se acepta la necesidad de adaptación a este nuevo entorno de trabajo, la pregunta que se hacen las empresas es cómo hacerlo y aquí es donde entramos empresas como Citrix, ofreciendo nuestras soluciones. En Citrix, todo este nuevo escenario lo consolidamos bajo el concepto de mobile work space, en virtud del cual permitimos que desde cualquier tipo de dispositivo y, a través de cualquier modo de acceso, los usuarios siempre dispongan de acceso a sus datos, a sus aplicaciones, a su desktop y, por supuesto, también a sus datos de carácter personal, ya que no hay que olvidar que trabajamos como vivimos. Éste es nuestro reto, y nuestra visión es que tenemos que ser capaces de que cualquier usuario acceda a datos y aplicaciones desde cualquier dispositivo, y esto lo hacemos con diferentes tecnologías. La primera es SunDesktop, que nos permite la transformación del puesto de trabajo en un entorno seguro gracias a nuestra herramienta NetScale, que ofrece máxima seguridad en  el acceso a cualquier tipo de dispositivo. En este contexto, me gustaría añadir que, además, favorecemos de forma indirecta la implantación de proyectos de Big Data ya que ofrecemos la máxima disponibilidad del dato. En lo relativo a redes sociales, tenemos la convicción de que todo se tiene que desarrollar bajo entornos de trabajo colaborativo.

 

El mercado es muy competitivo y con mensajes muy similares, ¿cómo se diferencia Citrix?

Ninguna otra empresa puede ofrecer una solución extremo a extremo que cubra todos los componentes de este nuevo entorno. Otro diferencial es la gestión de alianzas: Microsoft, Cisco, o Netapp son aliados muy cercanos a Citrix. El tercer motivo y, quizá, el más importante, es que la visión de Citrix siempre va un paso por delante. Llevamos 25 años hablando de virtualización, un concepto que se transformó en mercado justo cuando Citrix apostó por  este mundo. Además de estos tres puntos, añadiría que en los proyectos de transformación del puesto de trabajo que se están desarrollando, Citrix está involucrado en todos ellos. Evidentemente, hay una parte que está relacionada con la virtualización del servidor, de infraestructuras, de almacenamiento… pero la pieza clave que hay detrás es saber cómo impacta en las personas. Y nuestro mensaje, en este sentido, se centra en el concepto mobile work style, que resume todo este profundo proceso de transformación.

Un proceso de cambio profundo, en el que, por ejemplo, la toma de decisiones se realiza desde cualquier dispositivo y desde cualquier lugar y esto cambia de forma drástica la estrategia de las compañías. Ahora se puede estar más cerca del cliente y, además, se pueden  alcanzar ventajas de costes, porque se optimizan los espacios. Estamos ante un cambio radical que favorece el compromiso y la motivación de los empleados, además de mejorar  la relación con los clientes.

 

La virtualización de servidores es algo totalmente aceptado por la industria y las empresas, algo que no ocurre con la virtualización del escritorio.

En Citrix no hablamos de virtualización del escritorio. Hablamos de transformación del puesto de trabajo. Y aquí tenemos diferentes opciones, todas ellas encaminadas a lo realmente crítico, que es permitir al usuario el acceso a sus aplicaciones. Cuando se trabaja en un entorno de transformación a través de la virtualización de aplicaciones, ya sea local o remota, se alcanzan ventajas en los costes y en las inversiones que pueden hacer que el proyecto sea un éxito. Otro aspecto a tener en cuenta es no quedarse en un simple ROI sino en el análisis de su entorno de sostenibilidad a futuro.  La virtualización del servidor sale por un ROI puro ya que es una ecuación matemática. Es más, podría llegar a contemplarse como un commodity.  En cambio, la transformación del puesto de trabajo afecta a la forma de trabajar y es algo mucho más complejo.

 

Los presupuestos dedicados a proyectos TIC siguen muy afectados por la crisis, y los CIO se ven obligados a abordar solo proyectos con retornos rápidos.

Aun así, en un proyecto a cinco años el ROI suele salir positivo siempre. Lo que las empresas deberían saber es que, aunque la transformación ya no es algo opcional, sí existen en el mercado alternativas que permiten gestionar de forma diferente esa necesaria inversión. Estoy refiriéndome a los modelos cloud, plataformas globales...

 

Uno de los sectores que utiliza la tecnología de una forma muy intensiva es el Financiero. Muchas entidades están abordando ese proceso transformacional de la mano de Citrix.

El sector financiero tiene algunas características diferenciales: entornos muy distribuidos, muy flexibles y muy sostenibles en cuanto a la tecnología que se utiliza. La disponibilidad en el entorno financiero es crítica y las aplicaciones muy complejas. En este sentido, la experiencia de Citrix en este tipo de proyectos es decisiva ya que no hay parangón con ninguna otra oferta del mercado. Somos capaces de ofrecer soluciones que nuestros competidores no pueden. Una solución, la nuestra, que es muy eficiente en costes y genera ahorros en la gestión del puesto de trabajo y en el despliegue de nuevas aplicaciones; además de simplificar significativamente la gestión de dispositivos.

 

Ahondando en el concepto de virtualización, ¿es una novedad la virtualización de las aplicaciones?

No, aunque éste sea el mensaje de muchas empresas. Hay que recordar que Citrix se fundó en el año 1989 basándose en conceptos como éste. Por eso me congratula que ahora el mercado se haya percatado de que la aplicación es una parte fundamental en este nuevo escenario.

 

En este proceso de transformación hacia un nuevo escenario, uno de los inhibidores parece ser la seguridad

Las empresas en este tipo de proyectos asumen el  mismo riesgo que cuando abordan cualquier otro proyecto TIC. Nuestra experiencia con los clientes, grandes empresas, que están en diferentes grados de virtualización del escritorio tienen claro que hay que cumplir ciertos axiomas de seguridad. No hay otro problema. Quizá el mayor temor en las empresas se sitúe en la pérdida del dispositivo por parte del usuario y, en este sentido, en Citrix  hacemos que el dispositivo no sea un punto de riesgo ya que ante una situación de pérdida o robo no queda ningún dato en el dispositivo. Es más, podría afirmar que un entorno virtualizado es mucho más seguro que uno tradicional.

 

Uno de los sectores inmerso en una mayor transformación es las AA.PP. ¿cómo lo contemplan desde Citrix?

Las AA.PP. tienen muchos retos, pero uno de ellos pasa por abordar la transformación del puesto de trabajo, y valorar las condicionantes culturales para considerar la viabilidad. En estos momentos, lo que nos están pidiendo es que les ayudemos a transformar el puesto de trabajo desde la óptica de costes, de optimización de infraestructura, de sostenibilidad y de seguridad.

 

Antes hemos mencionado el cloud como uno de los pilares de la Tercera Plataforma. Uno de los temores de las empresas es la dificultad de la “vuelta atrás” en un proyecto cloud. ¿cómo lo plantea?

Hay que tener en cuenta que cloud sí puede permitir la vuelta atrás. Para ello hay que ser capaz de dinamizar los procesos para poder ir tanto hacia delante como  hacia detrás. Hay que partir de la premisa de que cloud es un modelo variable en el que se combina la virtualización con las instalaciones existentes como, por ejemplo, sistemas legacy. Todo ello con el objetivo de disponer de un  modelo sostenible a largo plazo con el mínimo impacto económico.

 

Y la generalidad de las empresas IBEX35, ¿como están afrontado este nuevo escenario?

En el IBEX 35 muchas de sus empreas se encuentran abordando estos procesos de transformación del puesto de trabajo, otras ya lo han terminado. Lo importante es que todas son consciente de que el proceso es obligatorio y es la tecnología la que les va a proporcionar ventaja competitiva en su mercado; y, además, saben que si no abordan y aprovechan este proceso de transformación estarán fuera del mercado.

 

Hablemos de su compañía. ¿Cómo está evolucionando Citrix en España?

La compañía disfruta de una situación estable en la que estamos cumpliendo las expectativas que nos marca la corporación, algo que es muy positivo teniendo en cuenta la situación económica del país. Respecto a esto me gustaría destacar que gran parte del éxito de Citrix se debe a nuestra política de alianzas con Cisco, NetApp y Microsoft.

 

¿Cree que el mercado español reconoce el valor de Citrix?

 

En la mayoría de los casos sí, pero también es cierto que en otras somos ese secreto bien guardado.



Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios