Entrevistas | Artículos | 05 FEB 1993

Entrevista con Jacobo García Durán, Director General del Instituto Microsoft Instituto Microsoft: la formación entendida como valor añadido.

Carlos P. Albalaejo.

Surgido hace más de cuatro años por iniciativa de Microsoft, este Instituto ha presentado en los últimos meses cambios importantes en su estructura. El nombramiento de Jacobo García Durán como Director General del mismo en Madrid, y la incorporación de Sena BPA en el accionariado de Keydata como empresa adjudicataria han provocado cambios importantes, principalmente en su gestión interna.

Actualmente el Instituto, presentado como valor añadido de todas las ventas de Microsoft en nuestro país, basa su prestigio en una dualidad: la calidad de parte de sus áreas como el Master o el Graduado, y la cantidad de alumnos que sepan usar los productos Microsoft.

Aunque el Instituto Microsoft no pertenece a Microsoft Ibérica, sí surge como consecuencia de una iniciativa suya.

Ante la gran cantidad de centros de formación que comenzaron a surgir, Microsoft Ibérica se planteó crear un centro que impartiera cursos Microsoft. De esta manera, para dar formación a los usuarios sobre sus productos, Microsoft estableció hace ahora cuatro años una especie de contrato, una franquicia con una empresa, surgiendo un centro que es el Instituto Microsoft con dos ideas fundamentales: informar a los usuarios por un lado, y crear un Master y un graduado para que los productos Microsoft no sólo alcancen lo que es la empresa sino también otros grandes ámbitos como la universidad o la escuela privada.

Pensando que el negocio de la formación debía ser soportado por otras empresas -los famosos partners-, Microsoft otorgó este papel en cada provincia a empresas diferentes, siendo Keydata, compañía que se ocupaba de la distribución dentro del sector informático y contaba con una gran experiencia en formación, la que se encargó del centro de Madrid. En estas circunstancias, la existencia de una prerrogativa por la cual no se podía impartir cursos sobre productos Microsoft bajo el nombre de Keydata hizo necesario que surgiera el nombre del Instituto Microsoft. Se creó una empresa con entidad jurídica propia que se encargara únicamente de la formación. De esta manera nace el Instituto Microsoft de Madrid; el nombre de la empresa era Keymicro y se incluía dentro del grupo de empresas de Keydata.

Cambio reciente

Esta situación ya consolidada sufrió un cambio el mes de Septiembre pasado con la incorporación de Sena BPA al accionarado de Keydata como compañía adjudicataria del Instituto, y con el nombramiento de Jacobo García Durán como Director General del mismo. En este sentido, la presencia de Sena supone con relación a la situación anterior, una apuesta al cien por cien por Microsoft. Frente a la antigua política que apostaba por mantener con el mismo interés otro tipo de cursos además de cubrir los productos Microsoft, la decisión de Sena es, según Garcia Durán, tirar a muerte con Microsoft.

Pese a este cambio, hay que separar muy claramente lo que ha sido y lo que es Sena de lo que es el Instituto Microsoft.

Sena es una consultora que partió de dos profesionales jovenes del mundo financiero hace cuatro años. Aunque a partir de este núcleo se fue ampliando el número de divisiones para atender todas las áreas funcionales de la empresa, Sena presenta un desarrollo, una historia y unos objetivos completamente diferentes a los del Instituto. Como Director del mismo, de la División de Recursos Humanos de Sena y como profesional de la formación tanto a nivel de empresas como institucional, García Durán entiende el Instituto como un intento de aportar parte del Know-how, la gestión y la formación a medio y a largo plazo. En el fondo, no queremos quedarnos donde estamos sino potenciar esto en todos los sentidos: nuevos productos que ya estamos en ello, nuevos master, más promociones de master, optimización de cursos y de la calidad, y trabajar más con Microsoft en todos aquellas cuentas o nuevos negocios en los que se está introduciendo que son muchos, afirma García Durán.

Estructura nueva

La historia del Instituto Microsoft de Madrid ha pasado por distintos avatares como otros centros debido a una serie de problemas tanto en Microsoft Ibérica como en el propio Instituto. La principal contrariedad, continúa Garcia Durán, es empezar a partir de un valor negativo; no por las personas que forman parte del centro, sino por una historia que es difícil de cambiar y que no está en nuestras manos cambiarla.

En el momento de esta incorporación existían líneas de negocio muy dispares. Por un lado se vendía hardware y por otro software. También se abrió una linea de negocio basada en la instalación de redes, y además se daban cursos de formación de productos no Microsoft.

Los principales problemas con los que nos encontramos fueron de asociación de costes, de motivación y desconcierto, volumen de plantilla y política de gestión interna. Había vacios de poder., afirma García Durán.

En estas circunstancias, el mayor cambio introducido en esta nueva etapa del Instituto Microsoft ha sido el desarrollo de una estructura nueva que presenta una clara ascensión de Luis Julian Gómez como Director Técnico y auténtico responsable de toda ella. En este sentido, la linea principal de cambio tras esta incorporación apunta al control de la gestión interna y no a la política comercial que se consideró satisfactoria. Las facturaciones y los objetivos se duplicaban año a año, sin embargo se encontraron deficiencias en la gestión. Nosotros lo que podemos aportar por nuestra experiencia profesional anterior es una nueva política de gestión para implantar una estructura coincidente con la anterior acomodándonos más a las exigencias claras de Microsoft, y en función de eso, desarrollar todas aquellas líneas de negocio que nosotros propongamos de acuerdo con Microsoft, afirma García Durán.

Filosofia del Instituto

Aunque en líneas generales, el Instituto presenta una filosofía coincidente con Microsoft University con sede en Seattle y pretende desarrollar su misma función, en el fondo, la labor de éste es de coordinación con esta institución. Los contenidos de esta última son mucho más amplios por lo que el Instituto tiene que hacer un refrito de toda esa documentación intensa y siempre en inglés que envía Microsoft Ibérica y adaptarla desde el punto de vista pedagógico al usuario español.

El Instituto no pertenece a Microsoft Ibérica pero éste presenta un control muy exhaustivo en cuanto a calidad y organización. Depende de Microsoft y la política de expansión de Microsoft será la política del Instituto, y de hecho, en ese sentido lo enfoca Microsoft que no puede obligar a nadie a que trabaje con el Instituto, pero si que lo presenta como valor añadido porque en teoría, los primeros y los que mejor conocen la filosofía, productos y aplicaciones de Microsoft son ellos porque tienen esa información de una manera privilegiada.

En este sentido, según García Durán, nuestro compromiso con Microsoft es solamente impartir los cursos y aplicaciones que ellos dan y para eso tenemos que estar preparados para ser competitivos. Tenemos que saber de ese programa antes de que esté en el mercado, porque el manual lo hacemos nosotros para toda España. Tenemos que saber impartirlo, tenemos que conocer el producto, tenemos que saber para que sirve, y unirlo con otros programas y aplicaciones.

Contenidos

En un intento de cubrir el mayor espectro posible de alumnos, la formación que imparte el Instituto Microsoft puede agruparse en tres grandes áreas: cursos dirigidos a usuarios, cursos de empresa y cursos de calendario. Igualmente presenta áreas más definidas como el graduado y el master Microsoft.

Los cursos de graduado van dirigidos a estudiantes de primeros años de carrera; el master va dirigido a postgraduados o profesionales con experiencia, y los cursos de empresa a empresas o particulares que quieran acceder a cursos estándar de Microsoft. En este sentido, seg

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios