Entrevista
Inteligencia artificial
ENTREVISTAS
Fintech
Startups
Emprendedores
Empresa

"Es un juego a largo plazo: el que tiene más datos y el mejor modelo de IA gana"

La fintech suiza Yokoy no sólo llega a España a abrir una oficina para su plataforma de gestión del gasto empresarial, viene a instalar un hub. Así lo cuenta a ComputerWorld su CEO Philippe Sahli, para quien su expansión es “todo o nada”.

philippe sahli ceo yokoy
Philippe Sahli, CEO de Yokoy.

El suizo Philippe Sahli juega un juego largo, en el que apuesta a todo o nada. Con menos de 30 años no tiene prisa, pero su avance es implacable: ha sido reconocido por Forbes en la edición de 2021 de su clásico ranking 30 Under 30 y la fintech que co-fundó en 2019 -y de la que es CEO- Yokoy, ya tiene más de 500 clientes, cinco oficinas (Suiza, Alemania, Austria, Holanda y Serbia) y un crecimiento anual del 400%. Tras cerrar en marzo de este año una ronda de financiación por 80 millones de dólares, liderada por Sequoia Capital, Yokoy aterriza en España con su sexta oficina o, en palabras de Sahli, hub. Porque si no es en grande, no es en absoluto.

Esto se refleja también en la solución de Yokoy, enfocada en la gestión del gasto empresarial mediante la inteligencia artificial (IA) y el machine learning. ¿Por qué automatizar si se puede hiperautomatizar? Con una plataforma que aprende sobre la marcha gracias al ingreso y procesamiento de grandes cantidades de datos y procesos complejos, la fintech suiza promete que el 93% de las facturas no pasarán por manos humanas, ahorrando a las empresas una media de 12 euros por factura, según cuenta Sahli a ComputerWorld.

 

"Hay mucho potencial, porque todo el mundo necesita automatizar, ahorrar costes, acelerar los procesos, obtener más información de los datos"

 

¿Cómo nace la idea de Yokoy?

Tuve la suerte de convertirme muy joven en el director financiero de una empresa de rápido crecimiento, donde pude implantar a escala mundial toda la parte contable. Hoy en día se quiere tener todo lo más unificado posible, por lo que no se quiere tener una herramienta en cada país. Pero si quieres utilizar una herramienta a nivel mundial, no hay muchas, y en las que hay, todavía tienes que hacer cosas manualmente. No la parte compleja, sino la parte repetitiva. Recibes facturas de los mismos proveedores todos los meses, ¿por qué cada mes tienes que teclear exactamente los mismos datos del proveedor? 

Estaba buscando una herramienta que automatizara el 80% de las acciones recurrentes y que me diera el 20% de las excepciones, las cosas que realmente quieres mirar, como alguien que se va en viaje de negocios y gasta el doble de lo que debería, o un nuevo proveedor, o que de repente tienes muchas más comisiones de un proveedor en un mes regular. Pero el recibo de 3 euros de Starbucks, nadie en ninguna organización del mundo debería tener que mirar eso manualmente nunca más. 

Así que dijimos, mira, hay mucho potencial, porque todo el mundo necesita automatizar, ahorrar costes, acelerar los procesos, obtener más información de los datos, y especialmente para las organizaciones más grandes la presión está en marcha y la opción que tienen en este momento no está realmente a la mano, así que vamos a construirlo. 

 

Cuéntame de la solución. ¿Para qué sirve y a quién va dirigida?

La IA es una parte realmente importante para nosotros, porque con ella conseguimos reconocer patrones y luego aprender de ellos. Porque cada empresa es diferente, cada empresa tiene diferentes proveedores y niveles de tolerancia, opera en diferentes partes del mundo, así que no se puede tener un modelo estándar que funcione para todas ellas, sino que hay que construir un modelo de IA que aprenda con el propio cliente y mejore con el tiempo. En base a la cantidad de datos que se ingresan, salen niveles de automatización mucho más altos. Podemos validar casi 300 puntos de datos en una sola factura. Se puede hacer mucho.

 

"No se puede tener un modelo estándar que funcione para todas las empresas, hay que construir un modelo de IA que aprenda con el propio cliente y mejore con el tiempo"

 

Por eso nos dirigimos a empresas medianas y grandes. Cuanto más grande es la organización, más complejo es el proceso y, si tiene diferentes jurisdicciones, se vuelve bastante complicado. La complejidad es algo que para nosotros está en el centro, porque no somos una herramienta que se configura de forma fácil. Tenemos una plataforma de no-code/low-code durante la fase de implementación, para asegurarnos de que los procesos están configurados de la manera que necesitan los clientes. Lo hacemos en un sistema de prueba y, una vez que está listo, vas a la producción. Generalmente nuestros competidores se dirigen a las organizaciones más pequeñas, donde las implementaciones toman dos o tres días. Para nosotros son dos o tres meses, porque tenemos que entender su configuración global. En la mayoría de los casos nos conectamos a sistemas financieros como Oracle, Microsoft Dynamics, SAP, porque son los que utilizan las empresas mundiales.

 

Hablan de hiperautomatización de la gestión del gasto empresarial. ¿A qué se refiere? ¿Qué capacidades tiene la plataforma que permitirá prescindir de la intervención humana?

Hay dos partes. Una es el aspecto del aprendizaje, y la otra es automatizar todo lo posible. Y asegurarse de llegar a ese efecto de aprendizaje con el tiempo, que es una curva que nunca llegará al 100%, porque siempre habrá excepciones. Empezamos con un 70% u 80% de automatización. Si tienes 10 facturas, 7 u 8 se procesarán de forma totalmente automática, pero en 2 o 3 todavía tendremos que comprobar algo manualmente para que nuestro modelo aprenda. Pero con el tiempo, eso pasa al 92%-93%, lo que significa que de 100 facturas, 92 o 93 no se tocarán nunca más. 

Esto es lo máximo que se puede hacer actualmente con los medios que nos da la tecnología, lo cual es bastante revolucionario para las finanzas. Lo curioso es que cuanto más grande es la organización, más beneficios tiene. 

 

"De 100 facturas, 92 o 93 no se tocarán nunca más"

 

¿Qué resultados han registrado con su solución?

Depende, obviamente, del caso de negocio, pero tenemos algunas cifras sobre lo que la empresa ahorra por factura. Está cerca de los 12 euros por factura. Una factura pasa por tantas manos en la empresa hasta que se libera el pago que te puede costar de media entre 12 y 13 euros procesar una sola factura. Nosotros lo hacemos por debajo de 1 euro.

 

Has comentado sobre el gran potencial de hiperautomatización de España. ¿A qué se debe esto y por qué eligieron este país para su expansión?

Lo bueno cuando te diriges a empresas medianas y grandes es que de repente tienes clientes en todo el mundo. Realmente seguimos a los clientes, no nos limitamos a ir a un lugar y decir 'oye, aquí está Yokoy y queremos clientes'. Creo que no es así como funciona. La forma de trabajar es ver dónde tenemos clientes, ver cómo están utilizando la herramienta en ese lugar y luego hacer un caso de ello. Y lo que hemos visto con nuestros clientes en España es que les encanta, es algo que realmente querían adoptar pronto, lo que es una buena señal para nosotros, porque significa que hay una voluntad, que realmente quieren asegurarse de que están consiguiendo esa automatización.

La agenda de los CFO es diferente en todo el mundo, pero en las partes del mundo en las que esta agenda tiene la automatización, los costes, los insights y el análisis como prioridades, es donde normalmente podemos convencer a los clientes mucho antes, y España fue una de ellas. Es una de las razones por las que dijimos que España es un mercado interesante para nosotros, ya tenemos clientes allí y realmente queremos invertir y construir un equipo para entender más sobre el mercado, entrar de lleno allí.

 

"Los datos son el nuevo oro. Las empresas que aún no lo han entendido se están quedando atrás"

 

 

¿Cuáles son sus proyecciones de negocio para España?

Tenemos más o menos 500 clientes y es difícil decir cuántos de ellos están dónde. Es mucho más importante que sirvamos al tipo de cliente adecuado que a un cliente que esté puramente en un país. No se trata de vender la herramienta a toda costa, esto es algo que a corto plazo explotará. El objetivo final es conseguir el mejor modelo de IA y la mejor herramienta con flujos de aprobación dinámicos para ellos. Si tenemos todas las facturas y recibos del mundo en nuestra herramienta, entonces somos los mejores, no hay otra herramienta que pueda competir con nosotros, los datos son el nuevo oro. Las empresas que aún no lo han entendido, en su mayoría las empresas tradicionales, se están quedando atrás. Ponen algunas cosas de IA encima de las herramientas, pero lo que no entienden es que tiene que ser el núcleo, la decisión tiene que venir de la validación y la lectura de la IA, y en base a eso se puede decidir si todavía hay una interacción humana necesaria, o si se puede automatizar completamente. Es un juego a largo plazo, el que tiene más datos y el mejor modelo de IA gana, y ahí es donde estamos invirtiendo.

 

¿Cuál es la inversión que están haciendo en España?

Estamos invirtiendo mucho. Cuando nos trasladamos a una nueva ubicación, lo hacemos todo o nada. Eso significa que hacemos un hub, no solo una oficina de ventas, sino que lo hacemos todo, con tecnología, personal, atención al cliente, ventas, preventa, backend. No creo que el equipo de RRHH deba estar en Múnich o en Zúrich o en Ámsterdam, sino que debe estar repartido, porque ahí es donde está nuestra gente. Yo mismo voy rotando cada semana, así que me alegro de que ahora estemos en España para poder rotar fuera de Ámsterdam y disfrutar un poco del sol.



Contenidos Patrocinados

Especial Sanidad

Communications Platform for Business

SMS fraude falso Soluciones

Acelera tu Transformación Digital

Be Data Ready

Metallic

Partnerzones



Revistas Digitales

DealerWorld Digital

IDG Research

Registro:

Eventos: