Inteligencia artificial
ENTREVISTAS

"Europa está a tiempo de jugar un papel importante en inteligencia artificial"

El escritor, experto y conferenciante británico Calum Chace analiza la carrera geopolítica por el liderazgo de la inteligencia artificial y aventura, si encaramos el escenario con sentido, un futuro "maravilloso".

Calum Chace

El británico Calum Chace es, probablemente, el pensador, escritor, conferenciante y experto en inteligencia artificial (IA) del momento. Con un discurso positivo, y perspectiva de futuro, el autor de libros como Sobreviviendo a la IALa singularidad económica, entre otros, charla con ComputerWorld en el marco del evento Global AI Summit, que la pasada semana tuvo lugar en Riad (Arabia Saudí). En el mismo, el Gobierno de la región puso de manifiesto su voluntad de liderar esta tecnología en 2030. Para ello, invertirá 135.000 millones de dólares y ha generado un organigrama bajo el paraguas de la Autoridad de Datos e Inteligencia Artificial de Arabia Saudí (SDAIA, de sus siglas inglesas), del Centro Nacional de IA (NCAI) y de los distintos ministerios. Preguntado por las posibilidades de que se cumpla este compromiso, el considerado incluso filósofo de esta ciencia asegura que es complicado que alcance a bloques como Estados Unidos y China, que actualmente copan más del 80% del mercado global y que, según sus palabras, están respaldados por grandes tecnológicas como, por ejemplo, Google, Microsoft o Alibaba.

Sí que ve más cerca que se aúpe a un segundo peldaño, en el que destacan países como Reino Unido, Canadá, Alemania, e “incluso España” –se declara un enamorado de Andalucía– que también tienen “una buena posición” pero a los que les falta esa fortaleza tecnológica. “Sí creo que Arabia pueda llegar a estar ahí, tiene el dinero y una población joven y muy bien formada en estas materias”. Por contra, dice, también le faltan infraestructuras y “necesita contratar a desarrolladores y científicos de datos de todo el mundo”. Esto es un reto, añade, porque “durante mucho tiempo no ha sido un lugar atractivo para vivir. Pero está mejorando cosas, como la posición de la mujer en los últimos años, y el hecho de que tienen el deseo y la ambición de convertirse en líderes”.

En esta carrera de bloques geopolíticos, Europa se está quedando a la zaga. Un informe de 2020 del Banco Europeo de Inversión (BEI), publicado por la Comisión Europea (CE), estimaba que el Viejo Continente solo invertía unos 1.750 millones de euros de media al año, solo el 7% del mundo, y muy lejos de las mencionadas cifras de Estados Unidos y China. En el mismo estudio se preveía que, si quiere acortar distancias frente a estos, debía aumentar su inversión a unos 10.000 millones por ejercicio. “¿Por qué no es un líder global?”, se pregunta Chace. “Es un misterio porque se está creando talento que se acaba yendo a trabajar a América”. Además, continúa, tiene el mismo problema que Arabia Saudí: no cuenta con los Google o Amazon de turno, ni tampoco el mismo nivel y modelo de startups. “Lo que sí tenemos es proyectos de tecnología más humana (human brain) en lugares como Suiza, y esta es una buena alternativa, aunque no la mejor oportunidad para el futuro”. Sin embargo, el escritor cree que “aún estamos a tiempo. Por el momento, la IA está consiguiendo su mayor parte de financiación a través de anuncios, y esta puede ser otra vía para cerrar la brecha. Hay muchas opciones y Europa puede jugar un rol importante, pero sería un error que lo tomase como una cuestión puramente industrial y de negocio y no fuese más allá”.

 

 

"El gran reto de la IA es que la sociedad entienda lo que está sucediendo"

 

 

Un futuro ¿mejor? para la humanidad

Desde el primer momento se percibe a Chace como un entusiasta de la inteligencia artificial. De hecho, utiliza adjetivos como “maravilloso” y “fantástico” para referirse a ella. Pero no rehúye los numerosos retos a enfrentar. Del día de hoy, dice, ya contamos con teléfonos inteligentes, traductores, mapas… y esto es algo –califica como no podría ser de otra manera– “maravilloso”. Estamos viendo, prosigue, cómo se está incrementando exponencialmente el volumen de conversaciones entre humanos y máquinas y cómo la industria está invirtiendo grandes esfuerzos en los coches autónomos. “Estos ámbitos dominarán la próxima década”, suscribe.

Pero, si hay algo característico del pensamiento de Chace es la creencia de que nos enfrentamos a dos singularidades promovidas por la IA. Por una parte, nos encontramos ante la económica, de la que no sabe cuándo llegará, “quizás en un plazo de entre 20 y 40 años”, pero lo hará. Esta se basa en una sustitución masiva de trabajos por las máquinas, que los realizarán “mejor y más rápido”. Esto, para el experto, no tiene por qué ser negativo, aunque reconoce que mucha gente tiene miedo. “Si las sociedades lo hacemos bien será fantástico porque nos evitaremos hacer este tipo de tareas”. Ante este escenario, cree que el principal obstáculo será como generar ingresos en las personas que no tengan empleo.

La segunda singularidad es la tecnológica. ¿Hasta qué punto de evolución y madurez llegarán los sistemas? “No es fácil hacerlas evolucionar, pero si lo conseguimos nuestro futuro será ilimitado”.  Es cierto, reitera, que la automatización puede llevar al pánico, por eso estas transiciones tienen que fraguarse de manera inteligente. "El gran reto es conseguir que las sociedades entiendan perfectamente lo que está haciendo la inteligencia artificial”, concluye.



TE PUEDE INTERESAR...

Contenido Destacado

Webinar Ondemand

Especial Sanidad

Communications Platform for Business

Black Friday Checklist Infobip

Be Data Ready

Partnerzones



Registro:

Eventos:

 

Revistas Digitales

DealerWorld Digital

IDG Research