Entrevista
Intel
Chip
ENTREVISTAS
Supercomputación

“Europa tiene que ser autónoma para tener acceso a las tecnologías que necesita para llevar a cabo sus ideas”

Tras el acuerdo suscrito entre Intel y el BSC-CNS, entrevistamos a Mateo Valero en el marco del ISC 2022, en Hamburgo, con el fin de descifrar la importancia de la fabricación y el diseño de chips para Europa.

BSC-CNS Valero
Mateo Valero, director del Barcelona Supercomputing Center - Centro Nacional de Supercomputación

La ciudad de los canales, hogar de acogida de los Beatles adolescentes y telón de fondo del ISC 2022, el evento de la informática de alto rendimiento, las redes y el almacenamiento. Hamburgo ha sido el escenario de una cita reveladora entre el director del Barcelona Supercomputing Center - Centro Nacional de Supercomputación (BSC-CNS), Mateo Valero, y ComputerWorld. Y es que el centro ha firmado recientemente un acuerdo con la tecnológica norteamericana Intel para impulsar un laboratorio de chips y microprocesadores en la Ciudad Condal. Sin lugar a dudas, un ambicioso proyecto que pone de relieve la necesidad del país de comenzar a labrar su futuro en materia de computación. Desciframos, con la ayuda del catedrático de la Universidad Politécnica de Cataluña desde el año 83, las claves del diseño y la fabricación de chips; la importancia de su impulso para la soberanía de Europa y el liderazgo de las sociedades actuales; y, por último, la hoja de ruta del BSC-CNS. A continuación, una radiografía actual del marco europeo a través de una voz experta.

 

“Haz cosas para publicar en las mejores revistas, en los mejores congresos, pero haz cosas con las que puedas conectar con la sociedad. Tenemos muy claro que la investigación debe producir riqueza a todos los niveles”

 

Ecuación simple: foundries x chips

Directo al grano. Si fijamos la mirada y el interés en la lista Top500, en las primeras posiciones de la tabla, “no encontramos ningún procesador ni ningún acelerador que sea europeo”. Este es el punto de partida del discurso estructurado, explicativo y reflexivo de Mateo Valero. “En Europa no tenemos esta tecnología”, dice haciendo referencia a los chips, “y creemos que debe tenerla”. Por ello no es de extrañar que el doctor ingeniero de Telecomunicaciones haya apostado en firme por la colaboración con Intel para dar respuesta a esta necesidad: “Vamos a hacer chips competitivos”. Y aunque pudiera parecerlo, esta no es solo una respuesta simple a la escasez de chips que actualmente se vive en el viejo continente a causa de la pandemia provocada por la COVID-19, sino que su fundamento básico acude al trasfondo de la cuestión. “Hay dos cosas que tenemos que tener en cuenta”, incide Valero, “primero hay que diseñar los chips y luego hay que fabricarlos”. En este contexto, desvela una ecuación clave en lo que a liderazgo se refiere: “foundries x chips”.

 

Mateo Valero, director del BSC-CNS, durante una ponencia junto a Jeff McVeigh, director de Intel.

 

Ellos, que se dedican a diseñar chips “de muy altas prestaciones, los más rápidos del mundo que se emplean en los diseños de supercomputadores”, son plenamente conscientes de que el trabajo no acaba con ese boceto. “Los diseños están muy bien, pero tenemos que fabricarlos”. Y es precisamente aquí donde entra en escena la foundry. Un concepto que, según explica Valero, hace referencia a “esos grandes hornos o fundiciones donde entras una cinta con tu diseño y sale el chip”. En esta misma línea continúa explicando con detalle algo verdaderamente importante; y es que lo que “caracteriza a una foundry es el tamaño de los transistores, cuán pequeños son, y pequeños se traduce en alrededor de cinco nanómetros”. Continúa ilustrándonos al señalar que el primer microprocesador en el año 71 tenía diez micras, lo que quiere decir que donde antes había un transistor en el primer microprocesador, ahora hay 4.000.000. Quienes tienen esa capacidad hoy en día no son otras que TSMC en Taiwán, Samsung en Corea del Sur e Intel. “Cada día se están solicitando más chips, desde el Internet de las cosas hasta aquellos que son más importantes como los de la supercomputación". En la actualidad, asegura, fórmula mediante, “se está tratando de resolver el problema, se espera que para 2023 todo se estabilice”.

 

Tecnología crítica: qué ocurre en Europa

Volviendo a tomar Europa como punto de referencia observamos que “todos los supercomputadores han sido comprados fuera”. Estos, señala Valero sirviéndose una vez más de la lista de supercomputación, están construidos con procesadores de propósito general como los que impulsa Fuganku, el japonés número uno que fue recientemente desplazado por Frontier, y otros chips denominados aceleradores, cuyo caso más típico es el de NVIDIA. Una vez más, vuelve a hacer hincapié el director del Barcelona Supercomputing Center, “el problema que tenemos es que en Europa no se fabrican este tipo de chips”; y una vez más, asegura, es el cometido del centro que lidera.

Llegados a este punto, relata otra historia como si de un cuento infantil se tratase. “Hace años hubo un señor que hizo Linux, una cosa pequeñita que democratizó el software consiguiendo que se utilizase en cualquier lado”. En cuestión de hardware, esto no había ocurrido hasta que irrumpió una nueva tendencia, RISC-V. Antes, “los procesadores ejecutaban un conjunto de instrucciones elementales denominadas Instruction Set Architecture (ISA), registradas bajo patente”. De esta forma “no podías hacer chips que supieran ejecutar dicho juego ya que no eras el propietario”; como consecuencia, aboga por una idea “muy sencilla”, RISC-V. Esta última pretende definir globalmente en comité el juego de instrucciones de los procesadores de manera que sea gratuito para que todo el mundo pueda hacer chips. “Para Europa es fundamental que nos unamos a esta tendencia global y diseñar este tipo de chips que son los que nos pueden dar autonomía”.

 

Mateo Valero, director del BSC-CNS, durante la celebración del ISC 2022 en Hamburgo, Alemania.

 

Esto resulta verdaderamente importante e interesante en la aplicación práctica. Al ser preguntado por ello, Valero vuelve a sentar cátedra. “Europa tiene que ser autónoma, y para mí autónoma es que tenga acceso a las tecnologías que necesita para llevar a cabo sus ideas. Unas ideas que deben estar claramente orientadas a resolver los problemas de la sociedad”. No tenerla, apostilla, implica tener contratiempos. “Es una tecnología tan crítica que hay que tenerla. Los procesadores son los que controlan cualquier tipo de información y son culminantes. Los computadores son una tecnología necesaria para muchas actividades de empresa, de sociedad”. Cuando tienes computadores más potentes cuentas con una herramienta “mejor”. “Siempre digo que si mi paisano Ramón y Cajal no hubiese tenido los mejores telescopios alemanes, no hubiese tenido las mejores técnicas de tintado de los italianos, seguramente su cabeza no habría llegado a proponer un modelo de cómo está organizado el cerebro”. Así, asevera, “utilizando toda la información que se puede recoger, utilizando computadores, utilizando ideas, las cosas pueden cambiar”.

 

Líneas maestras del BSC-CNS

La hoja de ruta del Barcelona Supercomputing Center- Centro Nacional de Supercomputación es extensa. Entre los principales proyectos que destaca Valero cabe mencionar uno relacionado con el uso del lenguaje natural para potenciar el español, el catalán, el euskera o el gallego. Idea de Carme Artigas, secretaria del SEDIA (Secretaria de Estado de Digitalización e Inteligencia Artificial del Gobierno de España), “con la que estamos muy contentos”, no duda en apuntar Mateo Valero. Además, continúa con la retahíla de proyectos en los que está inmerso el centro, “tenemos iniciativas relacionadas con los supercomputadores, máquinas que tienen mucha potencia de cálculo, mucha memoria técnica de inteligencia artificial (IA), herramientas fundamentales para diseñar lo que se llaman gemelos digitales”. Y precisamente hablando de gemelos digitales, esas representaciones virtuales de aquello que se desea conocer más a fondo, “el más importante que estamos llevando a cabo con muchos hospitales y centros de investigación españoles consiste en crear un gemelo digital del hombre, del ser humano”. A nivel europeo no pasa por alto la iniciativa Digital Earth, una simulación completa del planeta Tierra.

 

“Una de las cosas que tengo muy claras como director del BSC es que no nos podemos mirar siempre el ombligo, tenemos que dar cancha. Somos un centro cuyo lema es hay que hacer ciencia excelente, pero sobre todo relevante, esto quiere decir que interese a la sociedad”

 

Más investigación, más ciencia

Aunque Mateo Valero reconoce estar “muy contento” con sus patronos —“nos han tratado muy bien aún en tiempos de crisis, no solo no han bajado los presupuestos sino que han crecido un poco”—, aprovecha la oportunidad al ser incitado de reivindicar “más dinero para la investigación y la ciencia”. “No podemos estar con un presupuesto de 1,2% o 1,3% del PIB que el Gobierno destina a la ciencia”; además, hace un llamamiento a “mimar un poco más a las empresas, a que se lo pongamos más fácil para que puedan colaborar más con los centros de investigación”. No obstante, se muestra satisfecho “de que el Gobierno español de Pedro Sánchez haya iniciado un PERTE de microelectrónica, creemos que toca aspectos fundamentales para España”.

 

“La mayor parte del presupuesto para contratar a personas sale de los proyectos que los investigadores traen, de las iniciativas europeas, de colaboración con las empresas y de la competición en el sector público. Sin esto el centro no habría llegado a donde lo ha hecho”

 

Asimismo, prosiguiendo con la estela de reclamos, insta a la clase política a “ponerse de acuerdo en temas básicos, independientemente de la ideología”. La educación y la investigación son “fundamentales” para que un país pueda “generar ideas; y las ideas son necesarias para que las puedan emplear las empresas para generar riqueza”. Todo es un “engranaje”, y esta es la receta del éxito para que “un país pueda salir adelante”. 



TE PUEDE INTERESAR...

Especial Sanidad

Communications Platform for Business

Acelera tu Transformación Digital

Be Data Ready

Metallic

Partnerzones



Revistas Digitales

DealerWorld Digital

IDG Research

Registro:

Eventos: