Entrevista
IoT
ENTREVISTAS
Startups
Emprendedores

FOSSA Systems: la 'startup' que busca expandir el IoT con satélites 'made in Spain'

La hazaña de FOSSA no es menor. En sólo dos años, la empresa de conectividad IoT ya cuenta con una constelación de 13 satélites miniaturizados en órbita, la mayor de una empresa española en el espacio. Vicente González, CTO y cofundador, cuenta a ComputerWorld cómo lo lograron.

vicente gonzalez fossa systems
Vicente González, CTO y cofundador de FOSSA Systems.

Con sólo 15 años, Julián Fernández ya tenía un sueño que quería hacer realidad. No era ser jugador de fútbol profesional ni influencer de videojuegos: quería llegar al espacio de forma accesible y barata. Era 2018 y Fernández comienza a utilizar los medios a su alcance para conseguirlo. A través del popular foro Reddit, empieza a unir gente a su proyecto y se suman un ingeniero de software del Reino Unido y otro de República Checa. Así nace FOSSA Systems, una organización sin ánimo de lucro que buscaba mejorar las actividades económicas mediante el uso de conectividad IoT y que, tras reunir 3.000 euros a través de un crowdfunding y la esponsorización de NTT Data, lanzan en 2019 el primer picosatélite español en orbitar la Tierra y uno de los más pequeños hasta el momento. 

Por ese entonces, Vicente González era parte de la división aeroespacial y de ciencia de NTT Data y trabajó mano a mano con Fernández en el lanzamiento del FOSSASat-1, uno de los primeros demostradores de la tecnología Long Range o LoRa. La reacción de los clientes fue inmediata, cuenta González a ComputerWorld, por lo que en julio de 2020 se decide transformar a FOSSA en una empresa comercial. González se suma al proyecto como co-fundador y CTO. 

 

Los privados llegan al espacio

“Tradicionalmente, la industria espacial que ha estado en manos de las grandes corporaciones o agencias tipo NASA, ESA, ministerios de Defensa o grandes telcos, han basado los desarrollos tecnológicos en satélites muy grandes, muy capaces y muy robustos, porque estaban pensados para tener misiones de una duración de 15 a 20 años. En el espacio, si algo falla, no puedes mandar a un operario a arreglarlo y tampoco traerlo a la Tierra, arreglarlo y volverlo a lanzar. Son proyectos muy caros”, explica. A fines de los 90 y principios de los 2000 irrumpe el paradigma NewSpace, a raíz de una iniciativa educativa de la Universidad Politécnica Estatal de California que deriva en la creación de una versión miniatura de los satélites entonces conocidos y que permitió al sector privado acceder al espacio de manera más barata y rápida. 

 

"Vamos un pasito más allá en la miniaturización de los satélites, permitiendo unos costes de acceso al espacio mucho más baratos"

 

Así, mientras un satélite tradicional podía tomar desde cinco a 10 años desde su concepción hasta su lanzamiento, las nuevas plataformas que surgieron en esta época redujeron ese tiempo a sólo doce meses. “Alineado con esto también está la emergencia de nuevos actores en el papel de lanzadores, como puede ser SpaceX y otros microlanzadores que se están desarrollando ahora en Europa, que lo que permiten es disminuir mucho el coste de lanzamiento”, destaca González. 

En ese contexto, FOSSA Systems entra al mercado diseñando y fabricando picosatélites basados en el estándar de PocketCube, pequeños satélites en forma de cubos de sólo 5 centímetros. “Entonces vamos un pasito más allá en la miniaturización, permitiendo unos costes de acceso al espacio mucho más baratos y, por ende, abaratando los costes al cliente”, sostiene.

Los picosatélites de FOSSA Systems.

IoT para todos

Estamos desarrollando picosatélites que estén optimizados para dar un servicio de Internet de las Cosas de muy poco ancho de banda, para transmitir pequeños paquetes de información crítica: una posición, una temperatura, un voltaje, una corriente. Dependiendo de lo que el cliente quiera monitorizar, se eligen los sensores y se habilita la comunicación”, explica González sobre el negocio de FOSSA. Por el momento, sus verticales son la ganadería, la agricultura, el oil & gas, la logística y la defensa. Muchos de estos clientes suelen estar en zonas fuera de cobertura terrestre (3G, 4G, GSM) y de muy difícil acceso.

 

"Diseñamos, desarrollamos, fabricamos y operamos todos los satélites que hacemos"

 

Agrega que “diseñamos, desarrollamos, fabricamos y operamos todos los satélites que hacemos”. Incluso tienen alianzas estratégicas con empresas que desarrollan los prototipos de los sensores para cada caso de uso y los software de procesado de datos. “FOSSA aspira a dar la solución end-to-end, no queremos limitarnos sólo a dar el servicio de conectividad, queremos ofrecer una solución completa”, dice. La única parte de todo el proceso que no cubren es el lanzamiento del satélite, para lo cual tienen una alianza con la reconocida empresa aeroespacial del controvertido Elon Musk, SpaceX. 

En cuanto al modelo de negocio, FOSSA opera en dos líneas. La primera es la fabricación y venta del satélite a terceros, con la que tienen una facturación de alrededor de un millón de euros. La segunda -y la que quieren potenciar- es un modelo tipo SaaS de operador de servicios de telecomunicaciones, pero que además se incluye el dispositivo final y del procesador.

 

Innovación como propuesta de valor

“Lo que mucha gente ve como una desventaja, que 'es que vuestros satélites orbitan tan bajo que cada dos o tres años re entran', para mí es la mayor de las ventajas, porque es lo que permite estar lanzando continuamente al filo de la tecnología, y creemos que eso es fundamental”, explica González. 

Asimismo, manifiesta que “más allá de la barrera del coste, nosotros queremos que nuestra estrategia de defensa frente a nuestros competidores se base también en la tecnología. Estamos siempre innovando, buscando nuevos desarrollos, nuevas aplicaciones. En ese sentido yo creo que el 90% de la inversión que se hace es en I+D”.

 

"La idea no es quedarse en 80 (satélites), sino seguir aumentando la constelación, dar cada vez mejor servicio y acercarnos lo más posible a coberturas en tiempo real"

 

De hecho, FOSSA ya está planificando su próximo lanzamiento, que estiman será para el primer semestre de 2023. “En los dos lanzamientos que hemos hecho hasta ahora, la plataforma era la misma con ligeras modificaciones, pero ahora la plataforma es nueva. Es ligeramente más grande, es mucho más capaz y hay una serie de desarrollos que están en marcha”, detalla.

Con sólo dos años de funcionamiento, FOSSA Systems ya cuenta con 13 picosatélites en órbita, la mayor constelación de una empresa española en el espacio, y pretenden llegar a 80 en 2024. “Pero la idea no es quedarse en 80, sino seguir lanzando, aumentando la constelación y dar cada vez mejor servicio en cuanto a redundancias y tiempos de visita, y acercarnos lo más posible a coberturas en tiempo real”, comenta.

FOSSA lanza sus satélites con SpaceX.

Más allá del espacio

En FOSSA no sólo quieren tener más presencia en el espacio, también lo quieren en la Tierra. Actualmente, la startup ha logrado todo esto con sólo 15 trabajadores. Sin embargo, ya cuenta con ofertas abiertas y esperan sumar entre 8 y 12 perfiles para septiembre, y rematar el año con una plantilla de entre 30 y 40 personas. 

Hasta el momento se han financiado con una mezcla de inversiones privadas y públicas. Hace un año le concedieron un NEOTEC, subvención otorgada por el CDTI para apoyar la creación y consolidación de empresas de base tecnológica, y en abril de este año levantaron una ronda de inversión seed de 765.000 euros. Actualmente, continúan levantando capital y esperan cerrar el año con alrededor de 4 millones de euros de ingresos. 

En cuanto a sus planes de expansión internacional, González clarifica que FOSSA nace como una empresa internacional, ya que sus clientes están en varios lugares de Europa y Estados Unidos, además de llevar a cabo un proyecto con la Agencia Espacial Europea y estar en conversaciones para realizar pilotos en el mercado latinoamericano. Dentro de su estrategia de levantamiento de capital, Estados Unidos forma una parte importante del futuro de FOSSA, por lo que González asegura que la empresa “está llamada a tener una sede” ahí.



Contenidos Patrocinados

sitio web, internet, portátil, pc TENDENCIAS

Webinar Ondemand

Otros especiales

Communications Platform for Business

Partnerzones

Be Data Ready

Metallic


Revistas Digitales

DealerWorld Digital

IDG Research

Registro:

Eventos: