Entrevista
Legislación
ENTREVISTAS
Startups
Emprendedores
Francisco Polo
España

Francisco Polo: "Es la norma que necesitábamos para convertir a España en una potencia del emprendimiento innovador"

En entrevista con ComputerWorld, el Alto Comisionado para España Nación Emprendedora celebra la aprobación definitiva de la Ley de Startups, que ha entrado en vigor este viernes después de un año y medio de tramitación.

Francisco Polo, Alto Comisionado para España Nación Emprendedora.
Francisco Polo, Alto Comisionado para España Nación Emprendedora.

El ecosistema startupero comenzará el 2023 con el pie derecho. Este jueves, justo antes de que comience el período de fiestas y ad portas del inicio de un nuevo año, el Boletín Oficial del Estado (BOE) ha publicado la nueva Ley de Startups, con lo que se da por oficial su entrada en vigor.

La nueva normativa, pionera en Europa en materia de emprendimiento tecnológico innovador, establece una serie de incentivos para impulsar el tejido emprendedor emergente en España, además de definir legalmente la categoría de startup.

La Ley de Startups llega en un momento clave para el sector, que se ha posicionado como un bastión del entorno empresarial ante el complejo escenario económico global que se ha ensañado especialmente con las grandes tecnológicas. Aún así, no ha estado exenta de sus efectos: la inversión en startups ha bajado un 21,8% este año, alcanzando los 3.347 millones de euros, según cifras del Observatorio de Startups de la Fundación Innovación Bankinter. 

 

"Aprobamos un marco normativo con el que vamos a dar un paso de gigante para garantizar la prosperidad y el bienestar del futuro en nuestro país"

 

Para Francisco Polo, Alto Comisionado para España Nación Emprendedora -el órgano a cargo de la estrategia estatal para impulsar el emprendimiento, entre cuyas iniciativas se encuentra la Ley de Startups-, estas cifras no resultan alarmantes. "El 2021 fue un año con una inversión en startups récord de 4.200 millones de euros, cuatro veces más que en años anteriores. Se trata de una cifra excepcional, pero la tendencia es clara: en 2022, a pesar de la incertidumbre impuesta por el contexto geopolítico y energético, ya se han superado los 3.200 millones de euros de inversión, una cifra que es casi tres veces mayor que en 2019 y 2020. Si se eliminan las megarrondas (operaciones de más de 50 millones de euros) de este número total, la inversión es un 10% superior a la del año pasado”, comenta.

En entrevista con ComputerWorld, Polo analiza cómo ha sido este año para el ecosistema de startups y emprendimiento emergente en España, y evalúa lo que significa la nueva Ley de Startups para el país.

 

Este 2022 ha estado marcado por la guerra de Ucrania, la alta inflación, la subida de tipos de interés y otras circunstancias que han llevado a la economía a un punto crítico. ¿Cómo ha afectado este contexto a las startups y emprendedores españoles?

La realidad es que, pese al contexto geopolítico y energético, la economía española ha seguido creciendo a lo largo de 2022 y lo ha hecho a un ritmo mayor que en otros países. Gracias a la actuación decidida del Gobierno, la tasa de paro es la más baja desde 2007, estamos pagando cuatro veces menos por la luz que países como Francia, Reino Unido o Alemania y tenemos la tasa de inflación más baja de Europa: un 6,8% en noviembre frente al 10% de media en la eurozona. Esto no solo es bueno para los ciudadanos, también permite que nuestras empresas y startups sean más competitivas internacionalmente.

La incertidumbre en el contexto internacional seguramente ha provocado una actitud más cauta por parte de emprendedores e inversores. Pero, aún así, los números en 2022 son muy buenos también y un gran reflejo del extraordinario dinamismo del sector del emprendimiento innovador en nuestro país. 

Además, creo que este año será recordado como un año clave en la construcción de la España Nación Emprendedora. Como el año en el que, gracias al trabajo conjunto del sector público y el sector del emprendimiento innovador, aprobamos un marco normativo con el que vamos a dar un paso de gigante para garantizar la prosperidad y el bienestar del futuro en nuestro país. 

 

"La Ley de Startups completa un marco normativo extremadamente ambicioso que va a convertir a España en uno de los mejores lugares del mundo para emprender e invertir"

 

¿Crees que los fondos europeos han significado un impulso a este sector durante un período complejo económicamente?

Ningún otro Gobierno ha hecho antes una apuesta tan decidida por el emprendimiento innovador como el actual. Entre los presupuestos de 2021, 2022 y 2023 la inversión en emprendimiento innovador asciende a un total de 8.103 millones de euros. Estamos hablando de una cifra que duplica la estimación inicial que hicimos en la Estrategia España Nación Emprendedora, que era de 4.200 millones. 

Estas inversiones sin precedentes son posibles en buena parte gracias a los fondos europeos, una oportunidad histórica para modernizar la economía española. Dos ejemplos incluidos en el Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia son The Break y el fondo NextTech. 

The Break es un programa de atracción del talento de las mujeres que nos va a permitir acoger a más de 830 emprendedoras de toda Europa hasta diciembre de 2023, dinamizando comunidades de emprendimiento distribuidas por toda nuestra geografía. El fondo NextTech es un fondo público-privado de hasta 4.000 millones de euros dirigido a apoyar la escalabilidad de empresas innovadoras, el segundo mayor fondo de este tipo en Europa, solo por detrás de Alemania. 

 

Hoy entró en vigor la esperada Ley de Startups. ¿Qué importancia tiene este hito para el ecosistema emprendedor español?

La Ley de Startups completa un marco normativo extremadamente ambicioso que va a convertir a nuestro país en uno de los mejores lugares del mundo para emprender e invertir. 

Gracias a ella, vamos a poder competir con países de nuestro entorno como Reino Unido, Alemania, Francia o Portugal en igualdad de condiciones, mejorando en muchos casos sus herramientas e incentivos para atraer talento e inversión. Es la norma que necesitábamos para convertir a España en una potencia del emprendimiento innovador. 

 

"Es un gran ejemplo de lo lejos que podemos llegar cuando entendemos la política como acuerdo"

 

Esta ley se ha tramitado y revisado por un año y medio. ¿Qué obstáculos atravesó?

La Ley de Startups ha llevado tiempo por los acontecimientos de los últimos años. Llegamos al Gobierno a partir de una moción de censura y desde el primer momento estuvimos trabajando en ella. En 2018, durante mi etapa como Secretario de Estado para el Avance Digital, lanzamos una consulta pública para que el ecosistema del emprendimiento innovador pudiera hacer sus aportaciones. Era la primera vez que se hacía algo así y el resultado fue extraordinario: 2.000 folios con más de 300 aportaciones que la Secretaría de Estado tuvo que procesar. 

Posteriormente se celebraron dos elecciones generales y, poco después, llegó la pandemia, que nos obligó a centrar los esfuerzos en abordar lo que era una emergencia no solamente nacional, sino mundial. Una vez superada la peor parte de la pandemia, pudimos ponernos a trabajar de nuevo en la Ley de Startups para que saliera adelante en el menor tiempo posible, y así ha sido.

 

¿Cómo fue la colaboración con los organismos pertinentes?

La Ley de Startups es un ejemplo por la ambición con la que fue concebida y por las medidas revolucionarias que introduce, pero también por la forma en que se ha elaborado, abrazando la colaboración. Hemos hablado con todos los agentes del sector y con los diferentes partidos políticos para hacer lo que la derecha siempre había prometido y nunca había cumplido. En ese sentido, es un gran ejemplo de lo lejos que podemos llegar cuando entendemos la política como acuerdo.

 

¿Qué aspecto de la ley crees que es el más innovador o el que generará un mayor cambio para el ecosistema?

La ley es absolutamente revolucionaria en lo que se refiere a la atracción de talento e inversión. En el apartado del talento, la Ley de Startups introduce el mejor régimen de stock options de Europa, una herramienta clave para atraer y retener talento a las empresas emergentes. También hemos extendido los visados para profesionales, emprendedores e inversores y para sus familias, que disfrutarán de una fiscalidad atractiva. Y hemos creado un nuevo visado para nómadas digitales. 

En cuanto a la atracción de inversión, hemos reducido la burocracia para inversores extranjeros. Ya no tendrán que obtener el Número de Identidad Extranjero (NIE), será suficiente con solicitar el Número de Identificación Fiscal (NIF), un trámite que se podrá hacer online y en solo diez días. Además, hemos establecido un tratamiento fiscal específico para las retribuciones obtenidas por una gestión exitosa de los fondos de inversión (lo que se conoce como carried interest) y aprobado nuevas deducciones para business angels

A todo ello hay que añadir una reducción de la tributación inicial de las startups; mayores facilidades para aquellos que quieran emprender sin dejar de trabajar por cuenta ajena; y una apuesta firme por los entornos de pruebas controlados, para no poner frenos a la innovación.

 

"La digitalización es solo una parte. Lo que queremos es que España sea un hub de innovación, haciendo del emprendimiento innovador el rompehielos de un nuevo modelo económico"

 

¿Qué significa para España ser el primer país en tener una normativa de este tipo? ¿Refuerza su búsqueda de transformarse en un hub digital?

La digitalización es solo una parte. Lo que queremos es que España sea un hub de innovación, haciendo del emprendimiento innovador el rompehielos de un nuevo modelo económico que genere más y mejores empleos y que no deje a nadie atrás. 

La Ley de Startups es un paso muy importante en esta dirección, porque nos aporta las herramientas que necesitamos para canalizar el mejor talento y más inversión hacia este sector, acelerando nuestra apuesta por la innovación.

 

Con la entrada en vigor de la nueva ley, pero también con la llegada de una posible recesión económica (o al menos un contexto económico poco favorable), ¿cómo crees que se viene este 2023 para las startups y emprendedores?

La acción decidida del Gobierno está haciendo que España sortee mejor que nuestros vecinos europeos el contexto de incertidumbre internacional. Seguimos creciendo y generando empleo, con la tasa de paro más baja desde 2007, y nuestra inflación es la más baja de la eurozona. Esto no solo es bueno para los ciudadanos, también hace que nuestras empresas y startups sean más competitivas. 

En España contamos con unos emprendedores de primera categoría. Ahora, también, contamos con las herramientas que necesitábamos gracias a la Ley de Startups. Si seguimos aunando esfuerzos como venimos haciendo estos últimos años, en 2023 podemos coger velocidad en la construcción de la España Nación Emprendedora y avanzar mucho más rápido de lo que nunca imaginamos. Tenemos ante nosotros una oportunidad histórica y estoy seguro de que vamos a saber aprovecharla.



Partnerzones

Acelera tu Transformación Digital

Move to S4/HANA

Servicios que marcan la diferencia

Acronis Backup 12 cloud Whitepapers


Revistas Digitales

DealerWorld Digital

IDG Research

Registro:

Eventos: