Tecnología
Mujeres
8M

Inés Bermejo (HP): "Hacer frente al déficit de mujeres en tecnología es mucho más que hacer lo correcto: es una necesidad económica"

La directora general de HP Iberia puso en valor la importancia de los referentes femeninos en la industria y la conciliación en el mundo laboral como gatillantes de una mayor presencia de las mujeres en altos cargos directivos.

Inés Bermejo, directora general de HP Iberia.
Inés Bermejo, directora general de HP Iberia.

Hace 25 años, Inés Bermejo entró como becaria en HP. A lo largo de este período, la licenciada en Administración y Dirección de Empresas por la Universidad de San Pablo CEU y en Derecho por la UNED fue escalando sus responsabilidades dentro de la compañía en las áreas de ventas, finanzas, gestión de categorías e impresión, hasta liderar el negocio de consumibles en EMEA y la división de impresión en el Sur de Europa. En noviembre de 2022, Bermejo fue nombrada directora general de HP Iberia.

 

¿Cómo es ser una mujer líder en el mundo de la tecnología? 

Trabajar en el sector tecnológico es tremendamente emocionante y tiene la ventaja de ser un protagonista activo del impacto que tiene la tecnología en la vida de las personas. Además, pertenecemos a un sector muy vivo, donde cada vez más mujeres ocupan puestos de máxima responsabilidad y dejan su impronta a través del liderazgo que ejercen en grandes corporaciones. Pero la realidad es que aún queda mucho camino por recorrer para las mujeres en el sector tecnológico. De hecho, según un informe reciente elaborado por McKinsey, las mujeres sólo ocupan el 22% de los puestos en empresas tecnológicas europeas. Es una estadística sorprendente en un momento en que la tecnología sustenta gran parte de la innovación y el crecimiento en el mundo actual. Hacer frente a este déficit, es mucho más que hacer lo correcto: es una necesidad económica. El análisis de McKinsey muestra también una brecha de talento tecnológico de entre 1,4 millones y 3,9 millones de personas para 2027 en los países de la UE-27. 

 

¿Cómo fue la evolución de tu carrera profesional? ¿Crees que a las mujeres se les exige más que a los hombres en las mismas posiciones?

Mi carrera profesional comenzó hace 25 años como becaria de HP y no puedo estar más orgullosa de haber entrado en esta compañía que me ha permitido crecer profesionalmente, que apoya el talento de las personas indistintamente de cuál sea su género, raza o religión, y que fomenta programas que ayudan a impulsar las carreras STEM entre los jóvenes, haciendo especialmente foco en las chicas. 

La presencia de las mujeres dentro del tejido profesional español es indiscutible con cifras que han ido aumentado año tras año. Según los últimos datos económicos, hoy hay 9,43 millones de mujeres activas a nivel laboral, la cifra más alta de toda la serie histórica y suponen casi 400.000 más que en 2019. Si bien es cierto que las mujeres encuentran muchas más barreras de entrada a ciertos tipos de puestos como los relativos a las profesiones STEM, motivados por la escasa visibilidad de referentes femeninos. A esto se sumó una problemática que se hizo más visible durante la pandemia y donde las mujeres fueron las que asumieron el papel de cuidadoras, tanto de hijos como familiares, lo que provocó en muchos casos que tuviesen que aparcar su actividad profesional tanto parcial como de forma definitiva. 

 

"La entrada en la mujer en la industria tecnológica está siendo progresiva y sólida, probablemente mucho más que en otros sectores"

 

En tu caso concreto, ¿cuál ha sido tu mayor reto o desafío como mujer insertándose en el mundo de la tecnología y cómo lo fuiste superando?

Quizás el mayor reto fue entrar a trabajar en un sector que en su mayoría estaba dominado por hombres. Ir superando barreras y rodearme de unos compañeros que siempre me ayudaron y me lo pusieron muy fácil. Y desarrollarme profesionalmente en una compañía que siempre ha apostado por las mujeres y que se ha abierto desde sus inicios a la diversidad y a la integración de las personas. Una fórmula de éxito que ha hecho de HP la compañía que es hoy a nivel mundial. 

 

¿Aún existe discriminación y prejuicios en la industria? ¿Alguna vez lo has experimentado de forma personal a lo largo de tu carrera? Si es así, ¿de qué forma?

Siempre existen momentos y situaciones, pero las superas y las olvidas y sigues avanzando. Es verdad que siempre he trabajado en un entorno de respeto mutuo, tanto con mis compañeros, como con resto de la industria. Desde mi experiencia personal, creo que la entrada en la mujer en la industria tecnológica está siendo progresiva y sólida, probablemente mucho más que en otros sectores. Una industria que cada vez reconoce más la importancia de la diversidad en un mundo en constante transformación que necesita de la creatividad y la innovación que aportan las mujeres para avanzar. 

 

En una industria históricamente dominada por el hombre, ¿cómo se abordan los temas como la maternidad y la conciliación? ¿Ha habido un avance en estos ámbitos?

La conciliación y la maternidad son territorios aún por conquistar, y aunque es cierto que en los últimos años hemos conseguido avances, tanto a nivel público como dentro de las empresas, aún queda mucho camino por recorrer. Una responsabilidad que no puede recaer directamente sobre las mujeres, sino que necesita del apoyo gubernamental para que se instauren leyes e iniciativas que hagan posible la conciliación real. Esta es la única manera de que las mujeres puedan progresar en sus trabajos a la vez que son madres.

Desde mi experiencia como madre, mi compromiso con la conciliación real es firme. Se trata de algo que tengo muy presente cada día en mi casa. Me siento con la responsabilidad de ser para ellos un referente que les eduque en la igualdad entre mujeres y que no se sientan limitados a la hora de alcanzar sus sueños por cuestiones de género. Si bien es cierto que durante los últimos años hemos experimentado un gran cambio en comparación con las generaciones anteriores con políticas más flexibles y madres trabajadoras referentes en este ámbito, tenemos que seguir luchando para que la conciliación no sea algo que se quede sobre el papel, sino que sea real y una opción para todas aquellas madres trabajadoras.

Las futuras generaciones tienen por delante una labor muy importante y por eso tenemos que seguir trabajando, para abrirles el camino e inspirarles y que puedan cumplir sus sueños. Es fundamental que las nuevas generaciones que se están formando perciban en su día a día que es posible crear un mundo sin techos de cristal, más justo e igualitario, donde la conciliación sea un hecho y no solo un objetivo.

 

"Es fundamental que las nuevas generaciones que se están formando perciban en su día a día que es posible crear un mundo sin techos de cristal, más justo e igualitario"

 

España se destaca por tener muchas directivas en el sector tecnológico, ¿crees que se trata de un tema cultural, de políticas públicas o de otras razones?

En nuestro país el sector tecnológico en muchas ocasiones ha estado a la cabeza en materia de igualdad, visibilización de perfiles femeninos y promoción de la incorporación de las mujeres a sus empresas. Esto ha ayudado a que en España tengamos a grandes líderes femeninos al frente de algunas de las principales compañías tecnológicas, pudiendo ser fuente de inspiración para muchas mujeres que ya trabajan o se están incorporando al mundo laboral, así como ejemplo para muchos otros países que están trabajando para conseguir este objetivo.

Desde HP, el compromiso y labor con la igualdad es real y se trata de uno de nuestros pilares fundamentales cuando hablamos de nuestro compromiso con la sostenibilidad. Algo que está acompañado directamente con una dirección local en nuestro país que lleva años representada por mujeres líderes y referentes nacionales como Helena Herrero, que recientemente ha pasado a liderar además de la región Sur de Europa, Oriente Medio y África; y con mi caso personal como ahora directora general de HP Iberia. Además, este liderazgo también se traslada al Consejo de Administración en España formado en un 67% por mujeres y el Comité de Dirección conformado por un 45,5% de mujeres.

 

Si tuvieras que nombrar solo uno, ¿cuál sería en tu opinión el principal impedimento de que haya más mujeres líderes en tecnología? ¿Y cuál crees que es la solución para ello?

Los números no mienten y vemos cómo, a pesar de que hay un mayor porcentaje de mujeres matriculadas en la universidad, es escaso el número que se matricula en carreras STEM y un número incluso menor las que acaban dedicándose a alguno de este sector. Según los datos ofrecidos por UGT, las mujeres representan un 56% de la matriculaciones universitarias, pero solo hay un 13% en informática y solo un 0,5% serán expertas de IA en el futuro. Datos aún más alarmantes que muestran el gran trabajo que queda por hacer es que solo un 6% de las empresas españolas tiene paridad en sus puestos tecnológicos, mientras que un 11% tiene menos de un 10% de mujeres especialistas en TIC entre su personal. 

Nos faltan referentes femeninos. Esta es la primera afirmación que hay que considerar cuando hablamos de que hay un menor número de mujeres en tecnología. Ya desde la primera fase de educación hace falta aumentar la labor por visibilizar a todas las mujeres que trabajan en estos sectores para que se entienda que las profesiones no tienen género y que tenemos que trabajar para que ciertos trabajos no solo se asocien a perfiles masculinos.  

 

¿Qué puede hacer la tecnología para disminuir este sesgo?

La tecnología ha tenido y tiene un rol fundamental en la evolución a lo largo de los años como sociedad, es una palanca de cambio en muchos ámbitos incluido cuando hablamos de la igualdad en el ámbito laboral. Ante esta cuarta revolución industrial en la que vivimos, en la que las nuevas tecnologías deben estar alineadas, no debemos olvidar que la tecnología no puede dejar de lado su rol y su papel clave en la lucha contra las intolerancias y las desigualdades. Concretamente, gracias a los nuevos modelos de trabajo híbrido, donde se combina trabajo desde casa y en los lugares de trabajo, ha ayudado a muchas mujeres a conciliar mejor su vida laboral y familiar, y a flexibilizar sus horarios.

Consecuentemente, necesitamos trabajar en reducir la brecha digital para que todo el mundo pueda optar a todas las herramientas tecnológicas para que todos puedan tener acceso a las mismas oportunidades. Desde HP, el año pasado se estableció un nuevo objetivo para acelerar la equidad digital para 150 millones de personas en 2030, y se ha llegado a 4,2 millones de personas en el primer año. La estrategia consiste en la asociación con Aspen Digital para crear un acelerador de equidad digital que apoya a las organizaciones sin ánimo de lucro a ampliar sus enfoques innovadores para ayudar a satisfacer las necesidades de las comunidades afectadas por la brecha digital.



Webinar

Partnerzones

 
Cobertura de nuestros encuentros
 
 
 
 
Lee aquí nuestra revista de canal

DealerWorld Digital

 

 



Servicios que marcan la diferencia

Forma parte de nuestra comunidad

 

¿Te interesan nuestras conferencias?