Entrevistas | Artículos | 26 JUN 2013

José Manuel Desco, "En la nueva era de las TI todo será más sencillo en la gestión y más complejo en la búsqueda de valor"

Tags: Entrevista
Más de una década después del arranque de su camino en España, T-Systems Iberia ha querido mantener su esencia y, pese a la situación del mercado, las cifras del último ejercicio dejan satisfechos a sus responsables. José Manuel Desco, presidente de T-Systems Iberia, nos lo explica en esta entrevista.
Entrevista a José Manuel Desco, T-Systems
M.J. Marzal

Han pasado más de diez años desde el inicio de la andadura en España, ¿cómo definiría hoy a T-Systems?

T-Systems sigue manteniendo intacta su esencia de proveedor de servicios tecnológicos perteneciente a un gran operador de telecomunicaciones como es Deustche Telecom. Seguimos siendo lo que éramos: un proveedor de tecnología end-to-end con una gran capacidad financiera y con un nivel de especialización muy alto. Somos una compañía alemana con un fuerte compromiso de inversión en España.

 

En momentos difíciles como los actuales, ha sido capaz de mantener cifras y aumentar un 18% la cartera de pedidos. ¿Cuál ha sido la clave?

Desde el punto de vista de las cifras hemos conseguido mantenernos y estamos satisfechos con los volúmenes en Iberia. Cierto es que el año pasado tuvimos un fuerte empujón en las cifras con la renovación de nuestro acuerdo con la Generalitat de Catalunya, pero el comportamiento del resto de clientes ha sido bastante positivo. Este año también va a ser bastante duro pero manejamos unas expectativas de mantenernos razonablemente bien. Para T-Systems lo importante es prepararnos para Lo que ya se conoce como una nueva era en la gestión de las TI.

 

¿Ve algún indicador que le permita adelantar cuándo veremos los primeros signos de la recuperación?

Ahora mismo empieza ya a haber signos, según los analistas, de que comienzan a racionalizarse algunas de las variables macroeconómicas que el año pasado estaban realmente negativas, pero nuestro sector está todavía inmerso en una clara atonía inversora, aún así, ya se empieza a percibir algo de incremento en la demanda.

 

¿Cuál es su propuesta de valor?

El hecho de ser una compañía europea y con una vocación fuertemente europea nos da alguna facilidad, por ejemplo, en todo lo relacionado con seguridad y especialmente en lo relacionado con cloud, ya que somos capaces de ofrecer a los clientes que operan en diferentes países un entorno que es no solo compatible sino que es el mismo que utiliza con la legislación española actual. Éste es un factor claramente diferencial.

 

¿Ese compromiso con el mercado español se hace realidad con la apertura en noviembre del nuevo CPD?

Efectivamente, se van a  invertir 16 millones de euros en un nuevo CPD en Cerdanyola, pero también seguimos invirtiendo en los ejes de nuestra estrategia: cloud computing; colaboración, movilidad y seguridad. Al hilo de esto, destacaría que el tener a Deustche Telecom como propietario nos permite generar una sinergia muy interesante, por ejemplo, en materia de movilidad o de colaboración. Nuestro reto es avanzar en el desarrollo de nuevas ofertas para nuestros clientes y seguimos estando muy abiertos en cuanto a modelos de colaboración basados en cualquier escenario donde, por ejemplo, somos capaces de financiar parte de las necesidades de un cliente, o establecer una joint venture… En definitiva, encontrar esa palanca que impacte en el ROI tanto del cliente como del proveedor.

 

En las cifras en España destaca un fuerte liderazgo en Administración y Automoción, ¿en qué otros sectores se espera su crecimiento?

Vamos a seguir trabajando tanto en Administración Pública como en Automoción, pero también es cierto que hemos potenciado todo nuestro equipo comercial porque queremos entrar de forma muy potente en banca y seguros ya que tenemos mucho que ofrecer a este sector, sobre todo en los momentos actuales. También queremos incrementar nuestro posicionamiento en el entorno de las utilities, ya que entendemos que van a seguir siendo grandes consumidores de recursos TIC, pues van a necesitar mucho cloud y mucha colaboración ya que los entornos cada vez están más globalizados. Cabe mencionar también que hay un ámbito, telecomunicaciones, donde tenemos interés, pero también, lógicamente, ciertas restricciones. Y, por último, un sector como media que está en plena transformación y cuyas necesidades TIC van a crecer mucho.

 

Uno de los pilares de su estrategia pasa por cloud. ¿Qué piden los clientes?

Lo que hay que hacer es dividir perfectamente entre lo que es público y lo que es privado, ya que son cosas radicalmente distintas. Básicamente una cloud privada ofrece unos requisitos de seguridad y configuración que nunca podrá ofrecer una cloud pública. Por otro lado, tenemos que convencer al CIO de varias cosas importantes, como, por ejemplo, esa injustificada sensación de pérdida de control, ya que T-Systems es una compañía perfectamente alineada con la regulación y normativa tanto española como europea. Otro de esos puntos clave se centra en la necesidad de que cloud tenga un modelo financiero muy claro, ya que, en última instancia, es un modelo que para nosotros se basa en la capacidad de balancear cargas entre distintos clientes, distintos CPD o distintas instalaciones, y esto tiene que suponer un beneficio claro hacia el cliente, si no, cloud pierde todo el sentido. Para finalizar, cabe comentar que el cloud es un nuevo modelo de servicios que tiene que aprovechar al máximo las capacidades tecnológicas que ofrece. T-Systems es uno de esos proveedores que es capaz de mostrar la gestión de contratos en cloud de gran magnitud. Hay otros que no, y esto es un diferencial importante. En T-Systems hablamos de realidades: llevamos ocho años dando servicios cloud y gestionamos la red de Deustche Telecom en modo cloud.

 

Antes ha comentado la pérdida de control que los CIOS perciben en cloud, ¿también pérdida de poder?

Sí. El perfil del CIO tiene que ir evolucionando y cada vez más serán ejecutivos que sin conocimiento tecnológico gestionen las tecnologías de la organización. Hay que entender que la complejidad que hasta ahora pueden suponer las tecnologías va a ir desapareciendo y todo será cada vez más sencillo desde el punto de vista de la gestión y más compleja desde la búsqueda de  valor.

 

¿Qué cifras manejan para el mercado cloud en España?

Según los informes de diferentes analistas, durante este año el 50% de las grandes empresas españolas tendrán algo en cloud. Lo que indica que estamos en una época de importante desarrollo y 2013 será el año de la auténtica explosión de cloud.

 

¿Sigue siendo la seguridad el principal escollo?

La seguridad es un problema así como la capacidad de transformación de las compañías. Hay que tener en cuenta que la migración a cloud es compleja y las empresas tienen que tener muy claro qué hacen con sus activos. Cloud es una estrategia que va mucho más allá de una concepción tecnológica. Es algo que afecta a toda la estructura de la empresa. Pero también es cierto que en la medida que haya proveedores como T-Systems que sepan explicarle al cliente perfectamente cuál es el camino  de desarrollo y cómo trazarlo, todo será positivo. Creo que en estos momentos la tecnología está disponible, los modelos de servicio no tanto.

 

Ir al cloud con un proveedor que además es outsourcer, ¿aporta ventajas?

Sí, nosotros tenemos un grado de seguridad en la prestación del servicio del 99,95%. Estamos garantizando diseños, proceso y tecnología más avanzada que la que tienen los propios clientes. La seguridad financiera de la compañía y el carácter europeo nos confiere un valor adicional. Somos un proveedor tremendamente fiable, sólido y con una capacidad de inversión altísima y continúa. Pocos proveedores pueden dar la capacidad de cobertura que ofrecemos a nuestros clientes.

 

Uno de los segmentos en los que mayor cuota tiene es la Administración, ¿cuál es su mensaje en este momento?

En un contexto como  el actual, es necesario cambiar las reglas del juego, lo que significa que hay tecnologías que o se implantan de una manera global con una fuerte gestión centralizada o poco va a cambiar la actual situación. Hay que pensar en cómo van a gestionar los activos tecnológicos. Lo que se les pide a  los gestores públicos es visión y capacidad de vencer las resistencias internas. Así, en la Generalitat de Catalunya generamos eficiencias del 20%.

 

¿Cambia mucho el panorama en la empresa privada?

La situación ayuda a que las decisiones de outsourcing sean más sencillas. El 90% de nuestros clientes tienen como prioridad el coste, pero nadie aborda un proyecto de este tipo sin seguridad. Estamos en una segunda etapa del outsourcing y los clientes siguen exigiendo reducción de costes pero con una capacidad de transformación suficiente  para cuando varíen las condiciones.

 

Hablando de cloud a los clientes, ¿preocupa la vuelta atrás a los clientes?

Sí. En el camino a cloud hay dificultad para la vuelta atrás, pero también es un camino en el que si se hace bien y con inteligencia es fácil cambiar de proveedor. Y eso es un acicate para la industria. Nuestro objetivo es que el cliente esté toda la vida con nosotros, pero libremente, no canibalizándolo. De hecho, uno de los valores de T-Systems es la neutralidad tecnológica.

 

¿Qué representa para lo relacionado con redes sociales?

Para nosotros es un elemento esencial desde el punto de vista de integración con SI y saber lo que está ocurriendo con muchos factores críticos. Existe una cantidad ingente de información que puede representar oportunidades claras pero que no se analiza y se pierde. Ahora ya no se invierte en novedades tecnológicas sino en capacidades, lo que supone que se está apostando por la innovación desde el punto de vista de la aplicación.



Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios