Entrevista
ENTREVISTAS
Empresa
Mujeres
8M

Julia Bernal (Red Hat): "A las mujeres no se nos prepara tanto para ser valientes y asumir riesgos"

Para la country manager de Red Hat en España y Portugal, una de las causas de que haya tan pocas mujeres en la industria tecnológica es "la falta de información", que se traduce en una caricaturización del informático en un perfil poco atractivo para las jóvenes que están eligiendo sus carreras.

Julia Bernal, country manager para España y Portugal de Red Hat.
Julia Bernal, country manager para España y Portugal de Red Hat.

Julia Bernal, licenciada en Ingeniería Informática por la Universidad Politécnica de Madrid, es hace casi siete años country manager de Red Hat para España y Portugal. Su destacada trayectoria de 25 años en el sector tecnológico justifican sobradamente su actual puesto. Comenzó como trainee en HPE, donde llegó a ser consultora de industria para el sector financiero, trabajó nueve años en Sun Microsystems hasta ser directora global de cuentas para BBVA y luego aterrizó en Oracle, empresa en la que estuvo por siete años. Allí fue directora senior de Ventas de Business Analytics antes de llegar a Red Hat, primero como responsable senior de Ventas y luego como country manager para España y Portugal.

 

¿Cómo es ser una mujer líder en el mundo de la tecnología?

La realidad es que, a la hora de liderar un equipo, un negocio, un país, una región, no hay paridad de género. En España, a día de hoy, solo el 36% de los puestos directivos están ocupados por mujeres, dos puntos por encima de la media de Europa. El mundo de la tecnología no es una excepción. Claramente estamos en minoría. Es algo que debemos cambiar por el bien de todos. Los datos están ahí y no se pueden obviar. Muchas empresas implementan planes para ir corrigiendo esta situación. En mi experiencia personal, solo puedo aconsejar a otras mujeres a aceptar este reto, si se lo plantean, e ir a por ello. 

Trabajar en el sector tecnológico es apasionante y es una gran pena que no haya paridad. Es un sector que te permite estar en contacto con la innovación y especialmente ahora que vivimos un momento de transformación increíble. Esta profesión te ayuda a entender y contribuir a la gran transformación que se está produciendo en todas las industrias y en todos los ámbitos. Imaginad todo lo que está sucediendo en el ámbito de la inteligencia artificial, la nube, los avances con 5G, la ciberseguridad, etc. Te permite conocer y contribuir cómo la tecnología puede ayudar a todas las industrias. Es una profesión que además te exige estar muy al día y cada cierto tiempo tienes que renovar tus conocimientos casi por completo. 

 

"Creo que el sector tecnológico es especialmente sensible a la preparación y al talento"

 

¿Cómo fue la evolución de tu carrera profesional? ¿Crees que a las mujeres se les exige más que a los hombres en las mismas posiciones?

Uno de los momentos más apasionantes en la vida es cuando eres muy joven y tienes que tomar decisiones importantes, como qué carrera estudiar. Yo recuerdo ese momento con gran cariño y siempre agradeceré el arrope familiar que tuve por parte de mis padres y mi hermano a la hora de tomar la decisión y lanzarme a estudiar una carrera innovadora y que se visualizaba con mucho futuro, pero que no era muy conocida en aquel momento. Me movió la pura curiosidad y mi deseo por estar cerca de la innovación, que yo percibía en aquel momento como algo emocionante, y que más tarde se hizo una realidad. 

Desde el primer día de carrera, cuando entré a la Universidad Politécnica de Madrid, que recuerdo como si fuese ayer, hasta hoy, no me he aburrido ni un solo día. Se trata de una profesión con la que siempre estás aprendiendo cosas nuevas, que te permite vivir una evolución constante. A día de hoy son más de 25 años de experiencia y he ocupado distintos puestos a lo largo de los mismos. He tenido la oportunidad de trabajar en grandes compañías, que siempre han marcado el paso en tecnología, cosa de la que me siento muy orgullosa por la gran experiencia que me han aportado. Ejemplos como Compaq, Digital Equipment, HP, Sun Microsystems, Oracle y ahora en Red Hat desde hace 7 años. Mi trayectoria ha sido muy completa pasando por puestos técnicos como programadora o analista hasta llegar a puestos ejecutivos, que es donde me he situado en los últimos años. Todos me han aportado grandes experiencias y permitido ser parte de la toma de decisiones en distintos ámbitos, pudiendo aplicar las habilidades y conocimientos que he ido desarrollando a lo largo de mi carrera. En definitiva, esta trayectoria es la que me ha modelado como profesional y me ha hecho crecer también como persona.

En base a mi experiencia, creo que a día de hoy no estamos en un sector en el que se nos exija más. Afortunadamente la conciliación laboral y la igualdad a la hora de afrontar la maternidad ha evolucionado bastante positivamente. Sin embargo, sigo creyendo que la educación influye en nosotras y no se nos prepara tanto para ser valientes y asumir riesgos, algo más natural en ellos. Y hay momentos clave en la carrera profesional que hay que dar un paso adelante y afrontar nuevos retos o buscarlos proactivamente, aunque no estés 100% preparada, o aunque salga mal. Es algo que habitualmente nuestros compañeros hacen de forma más natural con más frecuencia y les ayuda a llegar más lejos en el mundo de la empresa. 

 

En tu caso concreto, ¿cuál ha sido tu mayor reto o desafío como mujer insertándose en el mundo de la tecnología y cómo lo fuiste superando?

Mi inserción en el mundo de la tecnología ha sido muy natural. Estudié la carrera de Informática en la Universidad Politécnica. En las aulas, todos éramos iguales y lo único que se tenía en cuenta era nuestra capacidad para superar los exámenes. Al terminar la carrera tenía ofertas laborales de tres de las empresas más importantes del sector tecnológico. Creo que el sector tecnológico es especialmente sensible a la preparación y al talento. 

Mi mayor reto ha sido liderar como CEO de una compañía como Red Hat, no por el hecho de ser mujer, si no por lo que ha supuesto como desarrollo profesional y personal. Me enfrentaba a un reto diferente de liderar una compañía, algo que antes no había hecho. Además el reto de entender la tecnología que estaba definiendo el mercado en un  momento de transformación increíble. Una compañía además con una cultura muy diferente, donde se valora y se aprecia la diversidad, en la que las jerarquías no cuentan si no te ganas el respeto del equipo. Una compañía en la que la meritocracia y la inclusión son un hecho que se vive y se respira cada día.

 

"Se da muy poca visibilidad al papel de los informáticos, y cuando se hace es con muy poco acierto, caricaturizando el rol y en base a estereotipos muy poco atractivos socialmente hablando"

 

Si tuvieras que nombrar solo uno, ¿cuál sería en tu opinión el principal impedimento de que haya más mujeres líderes en tecnología? ¿Y cuál crees que es la solución para ello? 

Como decía el poeta romano Publio Ovidio Nasón, ‘no se desea lo que no se conoce’. El impedimento es la falta de información. Francamente, se da muy poca visibilidad al papel de los informáticos y tecnólogos, y cuando se hace, a menudo se hace con muy poco acierto, caricaturizando el rol y en base a estereotipos muy poco atractivos socialmente hablando. La estadística nos indica que la presencia de la mujer en actividades relacionadas con las TIC es francamente poco significativa y cada vez cuesta más encontrar talento femenino. Tenemos que incentivar la presencia femenina en estas ramas del conocimiento de forma que puedan incorporarse en un futuro en carreras universitarias relacionadas con las tecnologías, para finalmente poder desarrollar su carrera profesional en organizaciones que requieran cualificación específica en las áreas STEM.

 

¿Qué puede hacer la tecnología para disminuir este sesgo?

Tenemos que dar a conocer más experiencias exitosas de mujeres en organizaciones que prestan servicios alrededor de las TIC simplemente para que estas historias puedan encender el deseo en otras mujeres y en esas niñas que aún no han decidido su carrera profesional.

Desde Red Hat hemos promovido laboratorios Co.Lab para poner en contacto la tecnología con niñas a edades tempranas y hemos tenido una fantástica acogida por parte de ellas, al final de los laboratorios resulta que les encanta la tecnología y muchas dicen que van a estudiar ingeniería informática.



TE PUEDE INTERESAR...

Contenido Patrocinado

Otros especiales

Revistas Digitales

DealerWorld Digital

 



Registro:

Eventos: